El tiempo en: Sevilla
Jueves 20/06/2024  

Almería

La Fiscalía pide 9 años de cárcel para Abdel Bary, el rapero acusado de yihadismo

Un rapero británico de origen egipcio arrestado en 2020 en Almería acusado de formar parte de una cédula yihadista

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Entrada a la Audiencia Nacional. -

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide 9 años de prisión para Abdelmajed Abdel Bary, alias L. Jinny, un rapero británico de origen egipcio arrestado en 2020 en Almería acusado de formar parte de una cédula yihadista dedicada a las estafas bancarias en Internet para "financiar sus actividades terroristas".

Según recoge el escrito de la acusación al que ha tenido acceso EFE, Abdel Bary, que se encuentra en prisión provisional desde su detención, se trasladó en agosto de 2013 desde el Reino Unido a Siria para combatir a favor del Estado Islámico, al que reconoció pertenecer en diversas ocasiones en sus redes sociales.

En 2015 viajó a Turquía y en 2020 se marchó a Argelia. Durante estos años, Abdel Bary creó "una estructura criminal con vocación de permanencia en el tiempo" con el fin de cometer estafas bancarias mediante el sistema conocido como "carding", que consiste en acceder a tarjetas bancarias de forma ilegal para realizar pequeñas compras.

Para este cometido se alió con otros dos hombres detenidos junto a él en 2020, Abderrezak Seddiki y Kossaila Chollouah, para los que la Fiscalía pide 8 y 7 años de cárcel, respectivamente.

El rapero lideraba el grupo y se dedicaba a adquirir en la "Darkweb", la "internet oscura", datos financieros robados previamente por proveedores de tarjetas clonadas o robadas, a quienes pagaba con monedas virtuales como el Bitcoin.

Luego, gracias a "contactos y testaferros" de los terroristas, Chollouah "lograba convertir el dinero estafado y convertido en criptomonedas por Abdel Bary y Seddiki en dinero nuevamente utilizable (como el dólar, la lira, el yen o el euro)".

La Comisaría General de Información de la Policía Nacional tuvo conocimiento de que los tres acusados pretendían entrar en España ilegalmente, algo que lograron en la noche del 13 al 14 de abril de 2020 a bordo de una embarcación procedentes de Argelia que atracó en algún punto del Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería.

La Policía descubrió que los tres acusados se hallaban en un piso de alquiler turístico situado en el número 20 de la calle Cádiz de la capital almeriense, y el 20 de abril los detuvieron en ese mismo domicilio.

La fecha del juicio de los tres presuntos yihadistas todavía no ha sido fijada por el tribunal.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN