Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Viernes 02/12/2022  

Andalucía

Un dirigente de Podemos vincula el mal resultado del 19J a la "confusión" de la marca

Javier García achaca los resultados de 'Por Andalucía' a la "enorme confusión que supuso aunar la candidatura de seis fuerzas políticas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Javier García, secretario de Comunicación de Podemos Andalucía.

El secretario de Comunicación y miembro del Consejo de Coordinación de Podemos Andalucía, Javier García, ha vinculado los "malos" resultados cosechados por la coalición 'Por Andalucía' en las elecciones del pasado 19 de junio --en las que se tuvo que conformar con cinco escaños-- con la "enorme confusión" que, en su opinión, supuso la marca electoral creada para aunar la candidatura de seis fuerzas políticas; en concreto, IU, Más País Andalucía, Iniciativa del Pueblo Andaluz, Verdes Equo, Alianza Verde y la propia Podemos.

Así lo sostiene el secretario de Comunicación de Podemos Andalucía, Javier García, en un artículo publicado tras los comicios del 19J en su blog personal, consultado por Europa Press, titulado 'Elecciones andaluzas: un balance', en el que tacha de "malos, sin paliativos" los resultados logrados por la coalición 'Por Andalucía', en la que concurrió el partido morado con candidatos que, no obstante, tuvieron que inscribirse como independientes en las listas, toda vez que su inclusión en el registro de la Junta Electoral se produjo unos minutos después del fin del plazo establecido.

Javier García pone de relieve al respecto que quienes en 2018 concurrieron a las elecciones andaluzas bajo la marca 'Adelante Andalucía' --Podemos, IU y fuerzas andalucistas--, al presentarse divididos en dos opciones a estos últimos comicios --bajo las marcas de 'Por Andalucía' y Adelante Andalucía, encabezada por la excoordinadora de Podemos Andalucía y líder anticapitalista, Teresa Rodríguez-- han perdido, "en conjunto, diez escaños, pagando el precio de la fragmentación", pasando de los 17 parlamentarios conseguidos por dicha confluencia hace tres años y medio a los siete que, en total, han sumado las dos marcas citadas el pasado 19 de junio.

El representante de Podemos Andalucía sostiene en su artículo que "se necesita un riguroso y profundo análisis de lo ocurrido" con 'Por Andalucía "para armar políticamente, detectar los errores cometidos y perfilar el siguiente ciclo político con acierto".

Al respecto, sostiene que, "a un mes de las elecciones, Por Andalucía presentaba serios problemas de identificación de la marca y de los actores que componían la coalición, un desconocimiento enorme de la candidata --Inmaculada Nieto (IU)-- y una confusión evidente con otras alternativas electorales de nombre parecido".

"PÉRDIDA DE VOTOS"

"Es necesario incidir una y otra vez en que la nueva marca electoral anunciada un mes antes de la cita electoral ha supuesto una increíble pérdida de votos, pues ha generado una enorme confusión", manifiesta en este artículo el secretario de Comunicación del partido morado, que subraya en esa línea que "la marca nueva no se identificaba con Podemos o con Unidas Podemos, que reunía el principal monto electoral de la coalición Por Andalucía".

Para Javier García, "había alternativas electoralmente más sensatas que acudir con un nombre nuevo que confunde deliberadamente al electorado, como se vio en miles de mesas electorales el pasado 19 de junio".

Además, opina que "el mensaje central de la posibilidad de un gobierno progresista en Andalucía no casaba con la realidad, con los datos de las encuestas ni con la percepción social de que la suma fuera posible", y "se contradecía el inicial error" por parte de la candidata de Por Andalucía de "dar a entender que en un momento dado se hubiera podido valorar una abstención" a la investidura de Juanma Moreno "para que no gobernara con Vox".

"Pese a la oportuna corrección", continúa el representante de Podemos, esa posibilidad de abstención "fue un elemento constante de la primera parte de la campaña, que tuvo recorrido mediático hasta el final de la campaña", y al respecto critica que "la aceptación de este marco perdedor traslada al PP como un mal menor, frente a Vox, cuando son expresiones de un mismo proyecto" y "no hay PP bueno".

El secretario de Comunicación del partido morado en Andalucía advierte de que "Podemos prácticamente ha estado invisibilizado y limitado en su proyección pública, lo cual no ha ayudado, precisamente, a la identificación de la nueva marca electoral con Podemos y a impedir la confusión reinante".

"Indudablemente, todo esto ha afectado al resultado, a lo que hay que sumar la fragmentación política", incide en su análisis Javier García, quien señala que, en las pasadas elecciones, "el PSOE recibió en torno a un 15% de los que apoyaron a Adelante Andalucía en 2018", y "el resto del electorado de Adelante Andalucía en 2018 se lo han repartido la mitad 'Por Andalucía' y una cuarta parte la nueva Adelante Andalucía, controlada por Anticapitalistas".

"Al indudable error de inventarse una marca nueva que además se confundía en el nombre con otra ya existente, se le ha sumado los errores de la campaña y la absoluta irresponsabilidad tras el fiasco del registro de la marca, con más de una semana con cruce de acusaciones, lo que debilitó la puesta en escena de una coalición de seis partidos", abunda Javier García.

En su análisis, agrega que "el entusiasmo se contagia de manera capilar, y 'Por Andalucía' disponía del suficiente potencial humano y militante para ir insuflando progresivamente en las diferentes capas de la sociedad esa ilusión por la unidad". "Sin embargo, ni la propia militancia de los diferentes actores estuvo altamente motivada para ello", opina.

"LECCIONES" PARA EL FUTURO

Finalmente, como "lecciones" de cara al "futuro", el secretario de Comunicación de Podemos Andalucía apuesta por "poner en valor" tres elementos, que pasan, en primer lugar, por que "las cuestiones importantes no se dejan para la última hora, porque necesitan preparación y planificación previa".

"No se puede cambiar de marca cada elección", algo que, "aparte de dar una impresión poco seria, genera confusión e incertidumbre", sostiene Javier García, quien también opina que "una marca y un candidato nuevos necesita, al menos, un año para un posicionamiento eficaz".

Además, asevera que "las confluencias no se pueden imponer", y "deben basarse en criterios de amplio consenso", y al hilo manifiesta que "el mecanismo de las primarias para la elección de la candidatura debe ser un principio compartido".

Finalmente, el secretario de Comunicación concluye que "las principales bazas electorales de una confluencia, como es el caso de Podemos, no pueden desaparecer ni del nombre ni de la papeleta de voto".

En esa línea se ha pronunciado esta misma semana Podemos Andalucía en un comunicado tras una reunión de su Consejo Ciudadano, máximo órgano de decisión entre asambleas, en la que anunciaba la celebración de una conferencia política de ámbito autonómico y en "clave municipalista" a vuelta de este verano donde el partido decidirá "la estrategia, el programa marco y las alianzas" ante las elecciones municipales de 2023, unos comicios ante los que, en todo caso, el partido morado ha avanzado que "no contempla que en la marca electoral" de posibles confluencias en las que se integre "no aparezca Podemos", así como exigirá que en la creación de las mismas se celebren "primarias vinculantes".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN