El tiempo en: Sevilla
Martes 28/05/2024  

Andalucía

Exclusiva

Los ‘whatsapps’ que demuestran la traición de Riquelme a Urbas por Abengoa

La querella recoge la insistencia del presidente de Cox Energy por obtener información "confidencial"

  • Sede de Abengoa. -
  • "En manos de un competidor, es información muy valiosa", advirtió Urbas
  • Los documentos solicitados eran "el resultado de meses de esfuerzos"
  • Cox Energy presentó su oferta al poco tiempo de obtener los datos

La querella presentada por Urbas Grupo Financiero en la que denuncia el uso por parte de Cox Energy de "información confidencial" y "secretos de empresa" para finalmente hacerse con el control de Abengoa adquiere una nueva dimensión a la luz de unas conversaciones por WhatsApp entre Enrique Riquelme, presidente de Cox Energy, y Pablo Cobo, director general de Urbas.

Estos mensajes, a los que ha tenido acceso de forma exclusiva ANDALUCÍA INFORMACIÓN y que forman parte de la denuncia presentada en un juzgado de Madrid, evidencian la insistencia de Riquelme por obtener información confidencial sobre la adquisición de Abengoa, lo que podría constituir una violación del acuerdo de confidencialidad firmado previamente entre ambas partes durante el estudio de una posible fusión o aquisición de ambas empresas. Algunos de los mensajes que se intercambiaron entre Riquelme y Cobo se reproducen a continuación:

[15/12/22, 16:01:31] Enrique Riquelme: Quiero hablar contigo a ver cómo puedo ayudarte para que cierres Abengoa

[15/12/22, 16:01:37] Enrique Riquelme: Creo que puedo ayudarte

[15/12/22, 17:08:02] Pablo Cobo: ¿Buenas Andas por Madrid?
Te llamo a última hora de la tarde

[15/12/22, 17:25:37] Enrique Riquelme: Ok [15/12/22, 17:25:38] Enrique Riquelme Personal: Si [16/12/22, 14:10:01] Enrique Riquelme Personal: ¿Estas?

[18/12/22, 3:51:48] Enrique Riquelme: ¿Qué tal? Llámame cuando puedas en la mañana.
Tema Abengoa.

[18/12/22, 9:41:50] Pablo Cobo: Buenos días, señor

[18/12/22, 9:42:08] Pablo Cobo: Yo estoy operativo, hablamos cuando puedas

[18/12/22, 11:27:32] Enrique Riquelme Personal: ¿Como estas?

[18/12/22, 11:27:41] Enrique Riquelme: ¿Bajas por Madrid?

[18/12/22, 14:10:20] Enrique Riquelme: Llamada perdida

- A continuación, a las 17:56 horas, Pablo Cobo envía un archivo PDF de Urbas con la presentación de los estados financieros. Riquelme insiste con Abengoa -

[18/12/22, 17:59:00] Enrique Riquelme: ¿Y lo de Abengoa lo tienes? [18/12/22, 17:59:44] Pablo Cobo: Aquí tienes lo de Abengoa

[18/12/22, 17:59:52] Enrique Riquelme: Ah ok

[18/12/22, 17:59:56] Pablo Cobo: Punto 3

[18/12/22, 18:00:14] Pablo Cobo: Y la necesidad de financiación solicitada

[18/12/22, 18:00:21] Enrique Riquelme: Ok

Esta conversación, según la querella, evidencia que Riquelme obtuvo información "confidencial" de Urbas. Un poco después, Cox presentó su propia oferta por Abengoa.

Así, según se puede leer en el documento de la denuncia, "a la luz de lo sucedido, llama poderosamente la atención que el querellado Sr. Enrique Riquelme se ofrezca a ayudar a Urbas con su oferta en el concurso de Abengoa. Presentar a continuación una oferta paralela no parece la mejor ayuda" y destaca cómo "en la conversación puede apreciarse el empeño del Sr. Riquelme en todo lo relativo a Abengoa". La información secreta y confidencial de mayor relevancia consta principalmente del documento denominado “Urbas presentación para EEFF”, "preparado concienzudamente durante meses por las consultoras Alantra y McKinsey & Company para negociar la financiación que soportaría la oferta presentada Urbas por Abenewco".

USO DE LA INFORMACIÓN

Puesto que toda financiación bancaria ha de pasar por el correspondiente análisis de riesgos, el documento contenía de forma exhaustiva toda la información preparada por Urbas para la 'Due Diligence' (proceso de investigación y evaluación exhaustiva que se lleva a cabo antes de una transacción comercial importante, como una fusión, adquisición, alianza estratégica o inversión en una empresa) de las entidades bancarias que habrían de soportar la oferta efectuada por Abenewco, "todo absolutamente reservado, secreto y confidencial", se afirma en la querella.

Estos documentos incluían las condiciones de los préstamos con las entidades bancarias que financiarían la operación, los pasivos asumidos por Urbas, la estructura de todo el pasivo, posiciones concretas de avales, plan de negocio concreto para Abenewco a cinco años e hipótesis consideradas por Urbas para su materialización. "Era el resultado de meses de esfuerzos de Urbas y sus asesores y el fundamento de la oferta que se había presentado. En manos de un competidor, es información reservada muy valiosa que no se hubiera suministrado sin la firma del pacto de confidencialidad", destaca Urbas en su argumentación. "Hasta tal punto es así, que toda esa información supera a la presentada en la propia oferta de Urbas por Abenewco. Son los detalles de los planes empresariales y financieros con los que se pretende soportar la oferta realizada. No son públicos y, de hecho, determinan los límites de la posibilidad de mejora de la oferta", añade.

Por otro lado, el documento al que accedió Cox Energy refería una serie de proyectos cuya inclusión estaba prevista por Urbas de cara a la fase de mejoras, una información que "era totalmente confidencial", y "que la oferta paralela de Cox Energy" incluyó, "obviamente prevaliéndose de la información confidencial". Toda esta información, según explica Urbas, "les ayudará de forma considerable de cara a la fase de mejoras, en la que la Administración Concursal ha solicitado la inclusión de mucho más detalle".

NUDO Y DESENLACE

Así, tras haber remitido a Cox Energy la información confidencial suministrada "con el exclusivo objetivo previsto en el Acuerdo de Confidencialidad -valorar una posible operación societaria-, Urbas tuvo conocimiento de que los representantes de Cox Energy, con evidente mala fe, se habían puesto, en paralelo, directamente en contacto con los representantes de Grupo Abengoa y con su administración concursal, para obtener información sobre los proyectos y las actividades económicas del Grupo Abengoa y con el procedimiento de presentación de ofertas para la adquisición de unidades productivas".

Como se reseñó con anterioridad, Cox Energy estaba estaba siendo asesorada activamente por Arcano Asesores Financieros SL, que interviene regularmente en el mercado de la gestión alternativa de activos y de la banca de inversión. A continuación, Cox Energy "procedió a presentar una oferta por Abenewco. La querella afirma que "la oferta se ha efectuado en contemplación y abuso de la información confidencial suministrada por Urbas", que fue "preparada prevaliéndose de la información confidencial y reservada que habían obtenido los querellados para otra finalidad en las oficinas de Madrid de Cox Energy y de su supuesta asesora en la operación".

La reacción de Urbas ante tal hecho fue inmediata. La denuncia aporta las ofertas de ambas empresas junto a los diversos requerimientos envidos por Urbas a Cox Energy y a Arcano, "sus supuestos asesores en el uso ilícito de la información reservada instándoles a renunciar al uso fraudulento de la información confidencial. "Fueron desatendidos, como demuestran las respuestas acompañadas" documentalmente en la querella.

"Esta actuación de Cox Energy es evidentemente fraudulenta, porque no se ha utilizado la información suministrada para la finalidad prevista en el acuerdo de confidencialidad", es decir, "valorar posibles colaboraciones laborales o empresariales, incluyendo posibles adquisiciones o integraciones de activos", sino para participar, "con el asesoramiento de Arcano, en el proceso de adjudicación de las unidades productivas del Grupo Abengoa, aprovechando en beneficio propio los secretos empresariales de Urbas y perjudicando la oferta presentada por ésta en el procedimiento competitivo abierto por el Juzgado de lo Mercantil antes identificado".

URBAS ERA LA OFERTA PREFERIDA POR LOS TRABAJADORES

Finalmente, fue Cox Energy quien se hizo con los activos de Abengoa. El Juzgado Mercantil de Sevilla adjudicó a la empresa Enrique Riquelme lo que quedaba de la multinacional andaluza. La oferta de Urbas, una empresa del sector inmobiliario y cuya oferta era la preferida por los trabajadores, comprendía el abono de 2,92 millones de euros, con la posibilidad de incrementarlo hasta 500.000 euros en caso de resolución favorable de un pleito de una sociedad. Urbas se comprometía al mantenimiento de la actividad y del total del empleo (11.354 trabajadores, de los que 2.572 dependen de la resolución del pleito).

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN