El tiempo en: Sevilla
19/05/2024
 

Andalucía

El reciente terremoto de Japón ha dejado impracticables al menos 15 puertos

Los pescadores locales están desesperados porque sus navíos no pueden zarpar, informó este miércoles la cadena pública nipona NHK

  • Terremoto de Japón. -

El fuerte terremoto de Año Nuevo en el centro de Japón ha dejado impracticables al menos 15 puertos debido a los cambios en el relieve de la zona, que ha provocado la prolongación de la extensión de las costas.

Uno de los puntos que ha sufrido la transformación más extrema es la damnificada ciudad de Wajima, cuya superficie le ha ganado más de 200 metros al mar debido a la elevación del terreno en la península de Noto, dejando varados numerosos barcos en sus puertos.

Los pescadores locales están desesperados porque sus navíos no pueden zarpar, informó este miércoles la cadena pública nipona NHK.

En el puerto de Kuroshima, en Wajima, la elevación del terreno ha dejado al descubierto una amplia zona del fondo del océano, con la consiguiente muerte de peces y estrellas de mar que allí habitaban, impidiendo que los pescadores salgan a faenar.

Naganori Takashima, de 80 años, cuya casa se vio afectada por el temblor y el tsunami posterior, relató a NHK que solía salir a pescar unos 100 días al año para capturar jurel, oreja de mar y otras especies típicas de la zona, pero no cree que pueda hacerlo en una temporada.

Takashima, que es una de las en torno a 16.000 personas que seguían evacuadas a día de hoy en la región, cuenta que se acercó a ver de primera mano los daños y se mostró "desesperado porque no es una situación que pueda resolver" por sí, y preocupado porque el área "pierda su vitalidad" a raíz del desastre y sus estragos.

Dos semanas después del terremoto del pasado 1 de enero se habían constatado daños de diversa índole en 58 puertos, según datos de la prefectura de Ishikawa, la más afectada y donde está Wajima.

El temblor de magnitud 7,6, que alcanzó el nivel máximo de 7 en la escala sísmica japonesa (centrada en medir la agitación en la superficie y su potencial destructivo), ha dejado al menos 232 fallecidos, 21 desaparecidos y más de un millar de heridos.

Más de 20.000 viviendas han sido completamente destruidas y otros miles han resultado dañadas, y este miércoles los cortes de energía se mantenían en unas 7.800 residencias y los de agua en más de 50.000. Las autoridades han advertido de que los cortes de este suministro podrían prolongarse hasta dos meses en algunas zonas.

El Comité de Investigación de Terremotos del Gobierno japonés ha estado analizando el temblor y ha advertido de que una de las fallas involucradas apenas se ha movido, por lo que podría producirse un seísmo similar o de mayor magnitud en el futuro.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN