El tiempo en: Sevilla
16/06/2024
 

Andalucía

Piterman, en rebeldía al no presentarse al juicio contra él por la gestión en el Alavés

La defensa ha asegurado que el expresidente del Alavés tiene la intención de comparecer en el futuro

  • Juzgados. -

La Audiencia Provincial de Álava ha declarado en rebeldía al expresidente del Deportivo Alavés Dmitry Piterman, después de que este lunes no se haya presentado en la primera sesión del juicio en el que se enfrenta a una posible condena de entre siete y nueve años de cárcel acusado de un delito de apropiación indebida y tres de falsedad contable relacionados con un presunto desfalco de más de tres millones de euros de las arcas del club de fútbol de Vitoria-Gasteiz.

La defensa de Piterman, presidente del Alavés entre 2004 y 2007, ha reiterado este lunes su petición de que la vista oral, en la que se enjuician hechos relacionados con la presunta apropiación indebida de más de tres millones de euros de los fondos del club vitoriano, sea aplazada por una supuesta intervención médica a la que Piterman debía someterse este mismo lunes.

Esta solicitud --que ya había sido rechazada la semana pasada antes del inicio de la vista-- ha vuelto a ser denegada por el tribunal, que, de esta forma, ha atendido a la petición de la Fiscalía y de la acusación particular, ejercida por la actual dirección del Deportivo Alavés, contrarias al aplazamiento del juicio.

NO HAY "URGENCIA"

El tribunal de la Audiencia alavesa, que ha anunciado que emitirá un auto decretando y motivando la declaración de rebeldía respecto a Piterman, ha explicado que la petición de que el juicio sea suspendido "no está justificada", dado que la intervención a la que aparentemente debe someterse el expresidente del Alavés no es una operación "de urgencia", sino "programada".

A su vez, ha destacado que en la documentación que la defensa ha aportado "no se ilustra" cuál es la dolencia que padece el acusado. El tribunal, de esta forma, ha declarado en rebeldía a Piterman y ha decretado que a partir de ahora continúe el juicio contra el expresidente del Alavés, José Nereo, para el que la Fiscalía también pide siete años de prisión.

No obstante, las acusaciones y la defensa del ex 'número dos' del Deportivo Alavés han pedido que el inicio del juicio se suspenda hasta este próximo martes, con el fin de continuar con las conversaciones iniciadas entre ambas partes, destinadas --previsiblemente-- a tratar de alcanzar un acuerdo. La petición ha sido atendida por el presidente del tribunal, que ha fijado que la vista se reanude mañana a partir de las 9.30 horas.

El abogado de Piterman ha explicado, al inicio de la vista, que el acusado no ha podido comparecer ante el tribunal porque este mismo lunes tiene programada una sesión preoperatoria en California (EEUU), donde reside, para una intervención quirúrgica a la que deberá someterse este próximo martes.

"PLENAMENTE JUSTIFICADA"

El letrado, que ha asegurado que el exmandatario del Alavés "siempre ha estado a disposición" de la Justicia española, "no tiene ninguna intención de no comparecer" ante la Audiencia Alavesa. De esa forma, y al considerar que la ausencia de su representado está "plenamente justificada", ha pedido que el juicio sea aplazado y que se cité a Piterman a partir del 17 de abril, dado que ese es el día para el que tiene fijada "la última revisión médica relacionada con la intervención quirúrgica" a la que ha de someterse este próximo martes.

El abogado de Nereo se ha adherido a la solicitud de la defensa de Piterman, y ha argumentado que para el ejercicio del derecho de defensa del exvicepresidente del Alavés sería "interesante" poder contar con la presencia del otro acusado durante el juicio, con el fin de "someter a contradicción" determinadas cuestiones.

Además, ha indicado que dado que lo que se está enjuiciando son unos hechos ocurridos "hace casi veinte años", prolongar el procedimientos unas semanas más no generaría "una merma superior" a la que se ha producido a los intereses de los acusados que "la que ya se ha producido".

El fiscal, por el contrario, ha mostrado su rechazo a la suspensión de la vista. Entre otros argumentos, ha explicado que la información aportada por la defensa de Piterman no hace referencia a cuál es la intervención "concreta" a la que debe someterse el acusado, ni a los plazos relacionados con la misma.

"DILATAR EL PROCEDIMIENTO"

Además, ha rechazado que --tal y como afirma la defensa-- Dmitri Piterman haya estado siempre "a disposición de la Justicia española". En este sentido, ha subrayado que a lo largo de la instrucción se ha podido comprobar que ha resultado "complicado" llevar a cabo determinadas actuaciones respecto al expresidente del Alavés. La Fiscalía entiende, por todo ello, que la petición de un aplazamiento del juicio responde al objetivo de "continuar dilatando el procedimiento".

Desde la acusación particular, se ha recordado que para que una enfermedad pueda ser causa justificada de ausencia en un juicio es necesario que esta resulte "repentina", algo que no es el caso. Además, ha destacado que "no se sabe" quién firma la documentación aportada por Piterman, puesto que en los escritos solo aparece el logotipo de una clínica "totalmente desconocida", sin que aparezca la firma de una persona que "asuma la responsabilidad" de lo que se indica en los documentos.

Asimismo, ha subrayado que con la información aportada, ha resultado "imposible" que un médico forense se desplace al centro médico en el que, al parecer, va a llevarse a cabo la operación para "verificar lo que pasa". A su vez, y al igual que la Fiscalía, ha afirmado que no se han aportado detalles sobre la enfermedad de Piterman.

"NO PARECE CASUALIDAD"

Por otra parte, ha recordado que los causados fueron citados para el juicio en octubre del pasado año, y ha considerado que "no parece mera casualidad" que la intervención quirúrgica a la que alude la defensa haya sido programada "precisamente" para este momento. Por todo ello, ha pedido que Piterman sea declarado en rebeldía y que se declare una orden internacional de detención contra él.

Una vez escuchados los argumentos de las partes, el presidente del tribunal ha declarado en rebeldía a Piterman y ha decretado que continúe el juicio únicamente contra Nereo, al considerar que hay elementos que pueden "deslindarse" en los hechos por los que se juzga a uno y otro acusado.

Estos argumentos han sido rebatidos por la defensa de Piterman, que ha reprochado al Tribunal que la petición de suspender el juicio fue presentada el 26 de marzo, y que en aquel momento "no se puso en tela de juicio" la documentación aportada. "Podían haber puesto de manifiesto esos problemas hace 15 días y, así, esta parte los habría podido solventar", ha afirmado.

En este sentido, ha denunciado que la actuación del tribunal deja en una situación de "clara indefensión" a su representado, del que ha reiterado que "en todo momento" a estado a disposición de la Justicia y que no tiene intención de recurrir a "maniobras dilatorias". En la misma línea, ha subrayado que "no existe el menor riesgo" de que Piterman intente "abstraerse a la acción de la Justicia".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN