El tiempo en: Sevilla
Miércoles 19/06/2024  

Andalucía

Un médico español, "héroe" por salvar la vida de una mujer en un aeropuerto de China

Eduard Quintana, médico del hospital Clinic de Barcelona, practicó reanimación cardiopulmonar a la señora, que se mantuvo con vida hasta que llegó urgencias

  • China. -

Un cirujano cardiovascular español es visto como un héroe por millones de internautas chinos porque salvó la vida de una mujer a la que reanimó cuando sufrió un paro cardíaco y porque además antes había trabajado como especialista con los médicos chinos que operaron después a la paciente.

La historia, difundida ahora por medios locales, se remonta a febrero pasado, cuando una mujer de 53 años apellidada Chen tuvo un infarto en el aeropuerto internacional de Wuhan (provincia de Hubei, centro).

El español Eduard Quintana, médico del hospital Clinic de Barcelona, se encontraba en el lugar a punto de abordar un vuelo de regreso a España y practicó reanimación cardiopulmonar a la señora, que se mantuvo con vida hasta que llegó un equipo de urgencias.

Chen supo entonces que padecía una cardiopatía que requeriría de cirugía a corazón abierto.

El segundo “milagro” llegó cuando se supo que Quintana había estado una temporada en China precisamente trabajando en este tipo de cirugía junto a una de las mejores unidades de cardiología del gigante asiático, especializada en cardiomiopatías hipertróficas obstructivas.

El médico español, citado por el medio Jiupai News, afirmó que esperaba que lo ocurrido sirviera para mostrar la importancia de la preparación en técnicas de reanimación cardiopulmonar, algo que menos del 1 % de la población china sabe cómo practicar, según el diario hongkonés South China Morning Post. China cuenta con más de 1.400 millones de habitantes.

Además, Quintana envió sus buenos deseos a Chen a través del doctor Wei Xiang, “padre” de la técnica quirúrgica que necesitaba la mujer y líder del equipo de cirujanos que la operó el pasado 11 de marzo en el Hospital Tongji de Wuhan.

La operación se trató de una cirugía poco invasiva denominada miectomía transapical cardíaca con la que los médicos extirparon tejido dañado del corazón de Chen a través de una incisión de 5 centímetros.

“El destino me ha salvado la vida”, aseguró la paciente, que se recupera bien de la operación y ha enviado regalos de agradecimiento a Quintana y al equipo médico chino que la atendió. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN