Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Sábado 20/08/2022
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Matrícula de deshonor

‘Me pone’ la democracia directa

El Ayuntamiento se encuentra en una situación muy complicada en la que decidan lo que decidan, finalmente, no lloverá a gusto de todos, pero nos mojará a todos

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Todo un revuelo se ha formado en las redes sociales después de que este mismo medio informara hace unos días de una propuesta del Ayuntamiento en la que pretende sacar 500.000 euros del fondo de contingencia, partida centrada en gastos imprevistos y sociales, y que no todos los ciudadanos están dispuestos a aceptar, manifestando su rechazo, en todas las formas posibles, dadas las necesidades actuales por las que está pasando la ciudad. Desde que comenzase la crisis en nuestro Decano, han sido los recursos particulares y privados los que han sostenido en cierta medida al equipo, con decisiones propias; trabajo encomiable de cientos de voluntarios y organizaciones que a golpe de creatividad y amor al Recre supieron afrontar las adversidades, pero a pesar de que superasen las expectativas iniciales, no han sido suficientes los recursos obtenidos para librar al Abuelo de la salvación y, ahora, el Ayuntamiento apuesta por aportar esta cuantía, que divide claramente en opiniones a los onubenses. Una de las propuestas emitidas en las redes pasa por plantear un referéndum dado que dicha situación afecta al interés general. Yo soy de los que mantiene una postura de decisión colectiva, por someter a juicio público esta decisión, de la que se tiene un mal concepto, hecho que no comprendo. ‘Me pone’ la democracia directa, sin que ésta implique bajo ningún concepto “pérdida de poder” o aparente miedo a tomar decisiones, es más, no entiendo cómo esta democracia participativa no tiene más relevancia en casos de este tipo y se fomente con mayor frecuencia. Es prioritario en estos casos que el pueblo se manifieste, que se escuche su voz y se tomen decisiones desde esta perspectiva, en la que la división ciudadana es latente. Pero para ello, se deben tener en cuenta todos los datos, como por ejemplo, saber en qué medida el Recre, al ser BIC, está sujeto a protección por parte del Ayuntamiento. O qué responsabilidad tiene el Consistorio a día de hoy como accionista mayoritario del club, en lo concerniente a la gestión, hasta un hipotético traspaso de dichas acciones. Sea lo que fuere, el Ayuntamiento se encuentra en una situación muy complicada en la que decidan lo que decidan, finalmente, no lloverá a gusto de todos, pero sí nos mojará a todos.

TE RECOMENDAMOS