El tiempo en: Sevilla
Sábado 20/04/2024
 

Andalucía

Los jornaleros del SAT denuncian el trato policial tras las protestas del domingo

En libertad pero acusados de desórdenes públicos, atentado a la autoridad y lesiones, los diez jornaleros detenidos el domingo anuncian que denunciarán al Subdelegado del Gobierno y a la Policía por el trato recibido.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Diego Cañamero observa las contusiones de uno de los jornaleros. -
  • Cañamero niega que haya nueve agentes heridos, como ha denunciado la Policía
La detención de los diez jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), con su líder incluido, Diego Cañamero, tras los actos de protesta del domingo terminaron ayer con la puesta en libertad con cargos de todos tras declarar ante el juez, acusados de atentado a la autoridad, desórdenes públicos y lesiones, y con el anuncio por parte de los protagonistas de que presentarán una denuncia por violencia y trato vejatorio contra el delegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, y contra la propia Policía.

Tras permanecer la madrugada del lunes en Comisaría y declarar ante la Policía, los diez detenidos fueron puestos a disposición judicial alrededor de las 13.00 horas, momento en el que los 600 miembros del SAT que protestaban ante la sede de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla por el arresto de sus compañeros trasladaban hasta los juzgados hispalenses sus movilizaciones hasta que a primeras horas de la tarde recibían a los liberados para volver a sus pueblos de origen.

El titular del juzgado de guardia decidía poner en libertad con cargos, acusados de atentado a la autoridad, desórdenes públicos y lesiones, a los diez detenidos por participar el domingo en la ocupación de la sede de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), así como el intento de corte de la ronda de circulación SE-30 de Sevilla -que el SAT niega- y las vías del AVE, ocupación que evitó la Policía Nacional.

Según difundía la Policía Nacional en un comunicado, nueve agentes resultaron heridos y contusionados al recibir golpes en la cabeza y otras partes del cuerpo durante estas protestas, denunciando que además utilizaron palos, piedras de hasta tres kilos de peso y tornillos en sus enfrentamientos con la Policía.

Según la Policía, en el intento de corte de la SE-30, los manifestantes comenzaron a agredir a los agentes con los palos de las banderas que portaban, empujones y patadas, y lanzaron tornillos y "piedras de hasta 3 kilos de peso" que impactaron en la cabeza de algunos policías, dos de los cuales fueron ingresados tras perder el conocimiento. También fue agredido otro agente en la sede de la RTVA, mientras que los manifestantes recibieron con palos y lanzando botellas a los policías cuando evitaban el corte de las vías AVE, cuyo servicio fue interrumpido.

Frente a esta versión, Diego Cañamero criticó la que considera "violenta" actuación de los agentes y el "maltrato" del que fueron objeto, y cifró en 40 las personas afiliadas del SAT "contusionadas y heridas" por la intervención policial, por lo que anunció que presentarán una denuncia judicial contra el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, y la Policía.

Trato vejatorio, de humillación y tortura

En declaraciones a Efe, el dirigente jornalero denunció además que la Policía ha dado a los arrestados -nueve hombres y una mujer- un "trato vejatorio, de humillación y tortura", pues "pegarle a gente dentro de un coche después de estar ya detenido, no me ha pasado a mí ni en tiempos de Franco", aseveró.

También denunció que a él no le dieron agua en toda la noche pese a llamar a los agentes.

Afirmó que "es mentira" que haya nueve agentes heridos porque “nuestra gente sólo lleva bocadillos y agua, que no hacen daño, y lo que sí hace daño son los escudos, las porras y los cascos que tienen ellos; eso es una estrategia de la Policía, que cada vez que hay una contienda hace esas acusaciones para justificarse, pero es mentira", argumentó el líder del SAT.

Según Cañamero, los policías "venían preparados, llegaron pegando palos, no ha habido diálogo ni nada", y sostuvo que en la rotonda junto al Puente del Centenario "sólo fue bajarnos de dos autobuses y empezaron a pegarnos sin consideración ninguna", pese a que estaban a un kilómetro del puente y no tenían "la intención de cortar la SE-30", sino hacer "un simulacro".

De hecho, tanto el coordinador regional de IU, Diego Valderas, como el nacional, Cayo Lara, rechazaron ayer la “represión” policial que han sufrido los jornaleros y pidieron la dimisión del subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, al tiempo que anunciaban que pedirán en el Congreso de los Diputados una comparecencia del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que informe de los hechos.

Frente a esta postura, la Federación Andaluza de Asociaciones de la Prensa (FAAP) rechazó ayer “de plano” y “sin paliativos de clase alguna la muy lamentable actuación” de los jornaleros del SAT que, “con su máximo representante al frente”, el parlamentario andaluz por IU-CA Juan Manuel Sánchez Gordillo, “irrumpieron e invadieron” la sede de la RTVA y ocuparon un plató de informativos “para intentar que se les hiciera una entrevista en directo”.

El SAT reivindica que los trabajadores agrarios cobren también ayudas como los 420 euros mensuales que el Gobierno central ha aprobado para los parados que hayan agotado la prestación por desempleo y financiación para que los Ayuntamientos puedan hacer frente a la crisis económica, entre otras medidas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN