Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Viernes 02/12/2022  

Arcos

Una familia sufre la agresión de dos chicas en plena Feria de Arcos

Las víctimas acudieron al centro de salud para ser atendidas de los daños y han interpuesto una denuncia contra las presuntas agresoras

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Joaquín Vega, con las señales aún en su rostro por la agresión recibida, narra a ‘Viva Arcos’ el mal trago por el que pasó en plena feria.

Tarde de domingo, último día de la Feria San Miguel. Cuando teóricamente toda la ciudad disfrutaba de los últimos compases de su gran feria, una familia de Arcos sufrió una brutal agresión de manos de dos chicas.

Según denuncia el vecino arcense Joaquín Vega Albertos, de 55 años de edad, se encontraba junto a su esposa, hija y hermano en una conocida caseta del recinto cuando dos chicas se les colaron para entrar en el servicio de caballeros.  Él las advirtió diciéndole que no les tocaba, que había que hacer cola como todo el mundo..., pero no hicieron caso e incluso una de las presuntas agresoras hizo un feo gesto (una peineta) a la víctima. Una de las presuntas agresoras agarró a la hija de Joaquín por el cuello, mientras que él y su hermano fueron arañados e incluso golpeados en el pecho. Joaquín narra a este periódico que se sintió indefenso porque no podía ni debía responder al ataque, sobre todo al tratarse de  mujeres.

La víctima y su familia se dirigieron al centro de salud donde se les atendieron de los daños ocasionados y donde se levantó un parte que han utilizado para interponer la correspondiente denuncia por estos hechos.

A día de hoy, visiblemente angustiado por lo ocurrido, Joaquín Vega narra a este semanario que se siente indefenso y, todavía, muy nervioso, sobre todo por el mal rato pasado, del que aún no se ha recuperado. Antes, trasladaron lo ocurrido a la Guardia Civil, que recomendó denunciaran los hechos.

Tal fue la violencia de la agresión -hay testigos- que ni siquiera el portero de la caseta pudo literalmente con las presuntas agresoras, que mostraron una fuerza inusitada, posiblemente consecuencia de la ingesta de drogas o alcohol.

Joaquín cuenta a este medio que él es una persona conocida en Arcos -trabaja en el parking del Paseo- y que nunca en su vida se ha visto en una de éstas, por lo que no da crédito a lo que le sucedió cuando intentaba disfrutar de la feria junto a su familia.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN