Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Viernes 30/09/2022  

Cádiz

Sindicatos y patronal retoman el diálogo tras otra batalla campal en Cádiz

Tras varias horas de reunión en la Consejería de Empleo, se desconoce si los portavoces sindicales han alcanzado un acuerdo con FEMCA

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�n
  • Continúa la reunión en Sevilla para intentar poner fin a este conflicto laboral

La Consejería de Empleo concertó este miércoles una reunión con los sindicatos de UGT y CCOO, y la Federación de Empresarios del Metal de Cádiz (Femca) para poner fin a un conflicto laboral que ha provocado la paralización de uno de los sectores que más empleo genera de la provincia: el metal. Sin embargo, a las 23:45h de este miércoles, ni sindicatos ni patronal habían alcanzado un acuerdo que evite dar por finalizado el conflicto.

Los sindicatos llegaron al encuentro “con ánimo de negociar” y “con toda la voluntad del mundo”. En principio, según indicaron, la clave puede estar en el IPC, ya que, según manifestaron, “si se salva el escollo del IPC no hay problemas”. “Cerramos el año 2021 con el IPC y con la garantía de pago para la empresa si no tiene liquidez de que se haga a lo largo de 2022, y para principio del año que viene establecer un calendario de negociación en el cual se vean las propuesta de la patronal y de sindicatos y negociar un convenio justo y digno”, según la postura que mantiene UGT FICA, explicó su secretario general en Cádiz, Antonio Montoro.

El secretario general de Femca, José Muñoz, aseguró que “las pretensiones que ellos han trasladado se escapan del cálculo de las empresas y de sus previsiones”. En este sentido, explicó que “supondría ir creando unas pérdidas a recuperar en 2022 con unas subidas importantes, de un 5,4”, y las empresas entienden que en un escenario en el que todavía estamos con miedo por una sexta ola, que no han trabajado desde el 14 de marzo de 2020 y que 2021 no ha sido de recuperación porque siguen en ERTE, ese esfuerzo no lo pueden hacer”. En cualquier caso, avanzó que “puede haber margen para ir acercando posturas” para que haya convenio y se desconvoque la huelga, que hoy vivirá su tercer día.  

 

Un día complicado

Respecto al segundo día de huelga laboral en este sector, Cádiz volvió a amanecer entre fogatas y barricadas. La jornada comenzó con un detenido en la ciudad justo al inicio de los piquetes en las factorías de la Bahía de Cádiz. Los agentes de Policía Nacional interceptaron a un individuo que portaba materiales incendiarios, por lo que procedieron a su detención tras resistirse.

Los accesos a grandes empresas como Navantia, Alestis permanecieron cortados por los piquetes informativos en una huelga que, según los sindicatos fue secundada al 95%, mientras que la patronal hablaron nuevamente de un seguimiento del 15%.

En la factoría de Navantia Puerto Real, los empleados organizaron piquetes para evitar la entrada a la empresa. Eso sí, se respiró un ambiente más calmado que en la avenida de Astilleros, en la capital gaditana, donde se vivieron los momentos más complicados de la jornada.

A primera hora de la mañana, los manifestantes incendiaron un vehículo supuestamente abandonado (de la Policía, camuflado, según CTM), junto a las barricadas del acceso a Navantia Cádiz.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos antidisturbios de la Policía Nacional con afán de controlar la situación que, poco a poco, fue yéndose de las manos.

Los manifestantes comenzaron a lanzar piedras y objetos contundentes contra los agentes, en lo que se convirtió de nuevo en una batalla junto a las instalaciones de Renfe.

Acto seguido, procedieron a cortar las vías del tren con vallas y escombros para interrumpir el tráfico ferroviario en el interior de la capital. El momento más tenso tuvo lugar entre la gasolinera de esta avenida y las vías del tren, que cortaron, donde los manifestantes prendieron fuego a una caseta de obras. Las llamas alcanzaron varios metros de altura y los trabajadores del Consorcio de Bomberos de Cádiz tuvieron que hacer acto de presencia para la valorar la situación. En ese mismo instante, los individuos involucrados en este incendio comenzaron a increpar y lanzar piedras a los medios de comunicación que, obviamente, solo estaban haciendo su trabajo.

Tras una primera valoración, un bombero comentó a los medios que el incendio estaba controlado y que “habían sentido preocupación” al ver lo cerca que se encontraba una grúa de esta obra colindante a las vías del tren. Los agentes de la Policía Nacional se prepararon para intervenir pero, finalmente, los manifestantes decidieron dar por concluida la fase de actos violentos que mantuvo expectantes a numerosos vecinos y curiosos desde el mirador de la avenida Bahía Blanca.

Muchos trabajadores se han posicionado en contra de estos actos vandálicos. Eduardo Caro, empleado de Navantia, consideró que “esta imagen que se está dando no es de los trabajadores”, a lo que añade que “ninguno está de acuerdo con este vandalismo”. El trabajador afectado por este conflicto laboral explicó que “hay radicales que aprovechan esta situación para estropear una manifestación pacífica, que es lo que queremos”. A pesar de la dureza de estas acciones, no se produjeron cargas policiales durante la jornada de ayer, que puso de manifiesto el tremendo enfado de los trabajadores de este sector.

TE RECOMENDAMOS