Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Jueves 28/09/2023  

Cádiz

Los locales de ocio se alían contra la violencia machista en el Carnaval

Los establecimientos adheridos a la campaña municipal “No es No” reciben pautas para atender a la víctima y actuar contra los agresores

Andaluc�a Informaci�n
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Presentación de la campaña 'No es No' contra la violencia machista. -
  • Según la gravedad, el protocolo recomienda llamar a la Policía y retener al presunto agresor

Con el firme propósito de conseguir un Carnaval libre de violencias machistas, el Ayuntamiento de Cádiz y la Fundación Municipal de la Mujer ha puesto en marcha una nueva campaña “No es No”, con el reparto de 400 carteles, 20.000 tarjetones, tres lonas grandes, 700 cintas para identificar a los taxis colaboradoes, 10.000 chapas, 150.000 servilletas de papel, 180 brazaletes, 1.000 vasos y 1.000 mochilas con información sobre dónde acudir en caso de vivir algún abuso. Además, se ha facilitado a los establecimientos de ocio un protocolo específico de actuación.

Estos adquieren el compromiso de evitar cualquier tipo de criterio sexista o discriminatorio tanto en el control y acceso a los locales, como en las actividades que se lleven a cabo en los mismos y en mostrar su rechazo a las actitudes y agresiones sexistas.

En el caso de que se registre algún episodio violento, el protocolo ofrece pautas para actuar ante la persona agresora. Entre otras, pide recriminar la conducta, avisando de que no se va a permitir. Si persiste, es preciso invitar a abandonar el establecimiento e incluso obligarle a hacerlo. Según la gravedad de lo sucedido, Ayuntamiento y Fundación Municipal de la Mujer plantea llamar a la Policía y tratar de identificar y/o retener al agresor y a cuantas personas hayan sido testigos.

El documento define como agresión sexista piropos, comentarios, chistes, burlas y bromas, hacer fotografías, acercamiento físico excesivo, contacto físico deliberado y no aceptado o tocamientos que generan incomodidad y molestan a la persona sobre la que se ejerce o que se realizan sobre personas que se encuentren en un estado en el que no son conscientes de lo que ocurre. Si se detectan estas situaciones, el protocolo señala que hay que acercarse a la persona que sufre la agerssión para preguntar cómo se encuentra y ofrecer ayuda. En el supuesto de que sea alguien quien la solicite, el protocolo pide al personal que crea “lo que diga, no importa su estado ni si parece creíble o no su relato, no la dejes sola, crea un espacio de seguridad, pregúntale qué quiere hacer y respeta su decisión, ayúdala a contactar con alguien que le pueda acompañar y ofrécele a llamar al teléfono de atención (900 21 21 30) donde puede hablar con profesionales”.

No obstante, si se encuentran ante una agresión sexual, y dado que se trata de un delito, “hay que informar a la Policía y actuar como ante cualquier otro tipo de delito”. Igualmente, se debe tratar de identificar y/o retener al agresor y a las personas que hayan sido testigos”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN