El tiempo en: Sevilla
Jueves 23/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

La Asamblea Ciclista Bahía de Cádiz rechaza un carril bici por el segundo puente

Desde La Zancada sí apuestan por esta vía siempre que no suponga descartar el tranvía ni abandonar el paso de bicis por el Carranza

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Imagen aérea del segundo puente. -

La habilitación de una vía ciclista y peatonal por los dos puentes que unen los municipios de Cádiz y Puerto Real fue uno de los asuntos que se abordó la pasada semana en el Pleno municipal. No es la primera vez que se eleva esta petición a una sesión plenaria, ni tampoco la primera que se dice que el Gobierno estudia la posibilidad de que las bicis circulen por alguno de las dos plataformas, como hizo el grupo municipal socialista este último jueves. Ya el 13 de noviembre de 2022, VIVA CÁDIZ informaba de que ‘El Gobierno estudia permitir las bicis en alguno de los dos puentes de Cádiz’, como respuesta parlamentaria a la pregunta formulada por el diputado nacional de Unidas Podemos por la provincia de Cádiz José Luis Bueno.

En el Pleno del pasado día 28 de septiembre, Adelante Izquierda Gaditana reivindicó que el paso peatonal y ciclista debía implantarse no sólo en el puente José León de Carranza, sino también en el puente de la Constitución de 1812.

Una reivindicación que ha “sorprendido” a la Asamblea Ciclista Bahía Gaditana, puesto que “no hemos sido consultados” por el grupo municipal antes de proponerla. Y es que este colectivo se muestra contrario a que las bicicletas crucen el segundo puente por una cuestión de “seguridad”, como subraya uno de sus representantes, Fernando Ruiz López.

El puente de la Constitución de 1812 no es inclusivo. Subir esa pendiente se puede comparar a subir ocho veces, de manera continuada, la Cuesta de las Calesas. Pero realmente el peligro está en la bajada debido a la velocidad que puede coger una bicicleta en ese descenso. Estamos hablando de un peligro real para todos los usuarios de bicis, porque se permitiría el paso a todas, y estamos hablando no sólo de ciclistas de carretera, sino también de niños. Además, las bicis no pasan la ITV, y no todas están en buen estado ni tienen a punto los frenos”. “Así que por una cuestión de seguridad -insiste Ruiz López- se debe excluir la opción de habilitar el carril bici por el puente nuevo”. Y en el caso de que se autorizase, “que quien lo haga corra con la responsabilidad de lo que pueda ocurrir”.

En cambio, la Asamblea Ciclista Bahía de Cádiz sí viene reclamando, desde hace años, que ciclistas y peatones puedan transitar por el puente Carranza, “que sí es inclusivo”, con una pendiente “amable” y “apta” para todos los usuarios de bicicletas.

Por su parte, desde la Asociación gaditana de peatones La Zancada sí están a favor del carril bici y peatonal por ambos puentes, porque “todo viario urbano e interurbano debe tener una alternativa para ciclistas y viandantes”, apunta en nombre de la entidad Antonio Luna, que acto seguido lamenta que el segundo puente naciera ya “obsoleto”. “Que se hiciera una inversión de ese calibre, de más de 500 millones de euros, y que no se contemplara la movilidad peatonal y ciclista cuando los criterios de movilidad eran ya otros” lo considera un gran y grave error.

Ahora bien, La Zancada apunta que la habilitación de la vía peatonal y ciclista por el puente diseñado por el ingeniero Javier Manterola no debe ser excluyente. “El Gobierno sólo tendría que autorizar el paso de personas y bicis por esa infraestructura porque el carril ya está creado, el que se ha reservado para el tranvía. Ahora bien, esta aprobación no debe suponer el abandono del proyecto del tranvía”. Y añade Luna: “Desde el Consorcio de Transportes Bahía de Cádiz nos han dicho que es compatible el uso de ese carril para el tranvía y para ciclistas y peatones. Si es así, perfecto”.

E igualmente, señala que no se conforman sólo con un carril bici y peatonal por el segundo puente, también debe tenerlo el puente Carranza, que sí requiere de una intervención -y un coste- para implantarlo. “No nos gustaría que la habilitación del paso por el puente nuevo, supusiera descartar la nueva vía por el puente Carranza, que es mucho más amigable y cómodo para circular con la bici”.

Por último, Antonio Luna lamenta que se sigan haciendo “inversiones escandalosas para el uso del coche privado” y no se esté invirtiendo con la misma generosidad en el transporte público ni en proyectos de movilidad sostenible. “Seguimos con un transporte público sólo para gente que no tiene otra alternativa”. “Hace falta -subraya- poner trabas al coche, porque si no, nunca vamos a poder hablar de una verdadera movilidad sostenible”.

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN