El tiempo en: Sevilla
Lunes 27/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Córdoba

Moreno: Si no llueve la Junta va a "limitar" el uso del agua en las cuencas mediterráneas

El presidente andaluz dice que la sequía está "desacelerando" al sector agrario y pide al Gobierno central que invierta en infraestructuras

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Juanma Moreno. -

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha advertido este miércoles en Córdoba que, "si no lloviese" de aquí al próximo mes de septiembre, la Administración autonómica, en las cuencas mediterráneas, que son en las que es "competente" y que abarcan "el 27% del territorio andaluz", tendría que tomar "la decisión" de aplicar "limitaciones" en el uso del agua, para el "riego, el baldeo de calles, el llenado de piscinas y el riego de jardines", es decir, "empezaríamos a tomar decisiones más drásticas".

En cualquier caso y en declaraciones a los periodistas en Córdoba, donde Moreno ha visitado junto al alcalde de la ciudad, José María Bellido, algunos patios en el casco histórico que ya reciben la visita de turistas, ha dicho esperar que "eso no ocurra", aclarando que "el consumo humano en las grandes ciudades está garantizado al menos un año o año y medio, pero es verdad que el consumo en el ámbito agrícola y ganadero está siendo muy complicado".

En consecuencia, "vamos a esperar, a ver si hay suerte" y que "en la segunda quincena de mayo hubiese algún tipo de precipitaciones" y si "finalizado el mes de septiembre no hemos tenido ninguna precipitación en el ámbito de nuestras responsabilidades, que son las cuencas mediterráneas, empezaríamos a tomar decisiones y, evidentemente, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Gobierno de España, pues también tendría que tomar sus decisiones".

"Hasta ahora --ha lamentado-- solo ha hecho un decreto de sequía con un importe ridículo, porque son 9,7 millones para una comunidad como la nuestra, y lo que esperamos es que se tomen decisiones importantes en términos cuantitativos", teniendo en cuenta cuestiones como que "en construir una desaladora se tarda cinco años, o sea, que las obras hídricas son costosas y muy largas en el tiempo" de modo que "cuanto antes empecemos, antes podremos poner un parche en esta herida complicada que tenemos con el agua".

EFECTOS ECONÓMICOS

Junto a ello, Juanma Moreno ha reconocido que "la sequía sí que es verdad que nos está generando problemas en términos económicos", ya que "está desacelerando una parte de nuestra economía, sobre todo el sector primario, el sector agroindustrial, la ganadería y la agricultura".

A este respecto, el presidente de la Junta de Andalucía ha afirmado que se trata de "una sequía tremendamente intensa", pues "llevamos cuatro años muy malos, pero este año está siendo francamente malo, con temperaturas altísimas, de 12 a 13 grados por encima de lo que supuestamente es normal, y después con precipitaciones prácticamente cero, como hemos visto en meses tradicionalmente lluviosos, como ha sido abril".

"Por tanto --ha concluido-- ahora lo que toca, por parte de todas las administraciones, puesto que no podemos hacer que llueva, es hacer todo lo que podamos", resaltando que el Gobierno andaluz ha sacado ya "tres decretos de sequía" y destinado "300 millones de euros a obras de urgencia" y lo que ahora pide Moreno es que "el resto de administraciones y de manera muy especial el competente mayoritariamente en nuestra tierra, que es el Gobierno de la Nación, pues invierta de manera decidida, de manera determinante en infraestructuras hídricas".

Esa sería la vía, según ha argumentado, "para que cuanto antes podamos, al menos de urgencia, solucionar problemas que estamos teniendo en el Norte de la provincia de Córdoba" o en "otras comarcas de Andalucía, donde no hay un agua apta para el consumo y, sobre todo y de manera especial, problemas para nuestros agricultores y ganaderos, que están pasando probablemente la peor situación de las últimas décadas".

De modo que "todos debemos de meter el hombro", y "empujar a la misma dirección", con el fin de "hacer un enorme esfuerzo para intentar que esa gran industria, que la industria agroalimentaria, no se pare, porque si se para tendrá consecuencias en el empleo, tendrá consecuencias en la economía, no ya de Andalucía, sino de España, porque Andalucía es la primera potencia agrícola, porque Andalucía es la tercera economía de España y si Andalucía tiene un pinchazo, España tiene un pinchazo. Así que espero que todo el mundo entienda ese mensaje y que todo el mundo ponga los recursos, materiales, humanos y económicos necesarios para sortear esta situación".
 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN