Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Jueves 16/09/2021

Desde el Baluarte

Reunión casi virtual

Hoy dudaba sobre la temática de esta columna de opinión que les escribo cada semana en este medio de comunicación

Publicado: 16/06/2021 ·
10:59
· Actualizado: 16/06/2021 · 11:00
  • Sánchez y Biden.
Autor

Miguel Ángel Ruiz Anillo

Miguel Ángel Ruiz Anillo es asesor jurídico y colaborador social en diferentes proyectos con una dilatada experiencia

Desde el Baluarte

Desde el Baluarte el autor pasa revista a la actualidad social vista desde su construcción más justa

VISITAR BLOG

Hoy dudaba sobre la temática de esta columna de opinión que les escribo cada semana en este medio de comunicación. Hay veces en las que me cuesta encontrar el asunto sobre el que les manifiesto mi reflexión personal pero, en esta ocasión, tenía varios temas en cartera: no sabía si escribirles de la Selección Nacional de Fútbol o de las manifestaciones de Colón y en toda España del pasado fin de semana. Pero, en las últimas horas, como se suele decir, por aclamación popular, se ha ganado este lugar la presunta reunión de Pedro Sánchez con el Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

Digo presunta porque lo que ha sucedido en la cumbre de la OTAN ha sido de todo menos reunión. No sé a ustedes pero a mí me ha recordado a esa época de Facultad en la que los alumnos esperaban por los pasillos al profesor de turno para hacerle una determinada pregunta sin tener que pedir una tutoría.

Miren, un país como España no puede hacer el ridículo internacional que está haciendo. Empezando con Marruecos y terminando con la esfera latinoamericana donde siempre hemos tenido gran influencia. Produce sonrojo ver como a lo largo de los años hemos perdido peso en el mundo, sobre todo en el seno de la Unión Europea donde hemos pasado a ser un país meramente testimonial sin ningún tipo de decisión importante. Nos hemos diluido con el azucarillo en el café.

Lo peor de esto ha sido la rueda de prensa que ha dado Sánchez tras la cumbre. No se puede mentir más en tan poco tiempo. No hablaron de ninguno de los temas que dijo. No hubo tiempo material. Ese es, desgraciadamente, el Presidente del Gobierno de España.

Esto no es nuevo. Tampoco hay que achacarle todo a Pedro Sánchez. Con él es cierto que todo es más esperpéntico pero esto comenzó con el Presidente Zapatero cuando, siendo candidato y líder de la oposición en España, se quedó sentado al paso de la bandera norteamericana.

Esto, no les quepa la menor duda, no lo perdona un ciudadano de este país ni de coña. El amor a sus símbolos, a su bandera y a su himno que tiene un estadounidense no es entendible en nuestro país de quema de banderas y de deterioro de la convivencia con riesgo de ruptura en buena parte del país.

Ya lo vengo diciendo desde hace tiempo. España debe intensificar su presencia internacional y debe tener peso en las decisiones importantes. Hemos perdido la oportunidad con la salida del Reino Unido de la Unión Europea y, ahora, con un Gobierno en el que está la extrema izquierda que Europa y buena parte de los países occidentales rechazan, es tremendamente complicado acometer esa limpia de nuestra imagen.

Mientras tanto, Sánchez que siga esperando entre pasillos su oportunidad de tener la foto fácil con quien realmente manda en el mundo y ni siquiera tiene el interés de conocer al Presidente de nuestro país.

COMENTARIOS