El tiempo en: Sevilla
03/03/2024  

El Puerto

'La Arboleda Perdida' se cae a pedazos y la concejala responde que "no puede hacer nada"

Alumnos y profesores exigen una solución "al estado de abandono" que sufre el centro y la concejala de Educación afirma que "está atada de pies y manos"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Llevan seis meses sin servicio de portería y años sin mantenimiento en el edificio que, a día de hoy, se encuentra sin luz en varias aulas y se cae literalmente a pedazos. Goteras, humedades y hongos decoran las paredes que se desconchan sobre las cabezas de los alumnos de informática del Centro Público de Personas Adultas La Arboleda Perdida que esta mañana junto al profesorado se han concentrado frente a las puertas del Ayuntamiento de El Puerto, encargado del mantenimiento y su personal,  para exigir una solución que acabe con “el estado de abandono”, que no sufren solo ellos "sino la mayoría de centros educativos del municipio" tal y como denuncia Marea Verde y CCOO. "Tenemos que hacer piña, este no es un problema únicamente de este centro, hay muchas carencias, que vienen de años atrás, en otras escuelas públicas. No se apuesta por la educación pública", añadían. 

Cabe recordar que hace semanas, una profesora del CEIP Sagrado Corazón de Jesús mandaba a este medio la siguiente carta al director, en la que explicaba que cómo cada día tenía que elegir entre encender la calefacción o la pizarra eléctrica para que no saltasen los plomos. Una cuestión que según la concejala de educación, Lola Campos, es "meramente política" tal y como le ha asegurado al director en funciones del CEPER La Arboleda Perdida que cumple a principios del año que viene 40 años, Manuel Marín, a quien le ha hecho saber que "está atada de pies y manos" con las elecciones a la vuelta de la esquina y  que "no puede hacer nada".

"Siempre hemos tenido broncas y trabas con los todos los Ayuntamientos que han pasado, a los que les cuesta entender que haya un servicio como éste que no puedan doblegar", apuntaba Juan Luis Rincón, antiguo profesor del centro y miembro de Marea Verde, tras asegurar que en los comienzos incluso se encerraron junto a los alumnos y sus pupitres en la calle anteriormente conocida como Cantarería porque "no querían que esta educación de personas funcionara" con el fin de animar a los alumnos del centro, con más de 1.000 alumnos;  "los auténticos dagnificados de este problema" que acudían en masa esta mañana a la manifestación, pancarta en mano, con mensajes como "todo el curso sin porteros", "el colegio La Arboleda existe", "elementos de fachada en peligro", "el agua chorrea por las paredes" o "los hongos nos invaden". Personas que como Chispas han querido aprender a leer y escribir para informarse mejor, "que en su juventud no pudieron estudiar", explicaba la conocida docente Coca García Junquero, promotora de la manifestación, poniendo énfasis en que "tan importante son los mayores como los niños", quienes también sufren la falta de dotación e infraestructura en sus aulas. 

Tras la reunión mantenida con la concejala de educación, que accedía a recibir al director del centro, alumnos y profesores con el apoyo de Marea Verde y el sindicato de CCOO, plantean celebrar otra manifestación desde el centro al consistorio donde les atienda el alcalde, Germán Beardo, Asimismo, redactarán un escrito y se personarán en Cádiz o Sevilla, porque "no podemos abandonar la educación". "Aquí se pasan la pelota unos a otros", explicaba Marín. 

Desde Marea Verde, exigen que "se cumplan los compromisos con la Educación Pública y que los esfuerzos municipales se centren en la dignificación de los centros de titularidad pública". 

"A pesar de la situación que estamos viviendo y aunque el centro se nos caiga, los alumnos y los profesores seguiremos en pie luchando por una educación libre y de calidad. Vampos a seguir dando la lata hasta que nos den lo que nos merecemos",  concluía la Jefa de Estudios del centro, Paz. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN