El tiempo en: Sevilla
Lunes 26/02/2024  

Galicia

Rueda dice que los empresarios "no son enemigos de nadie" ni la banca "objetivo" a atacar

"La población necesita servicios financieros y en eso la banca y las empresas nos están ayudando", ha expresado Rueda

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Alfonso Rueda. -

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha señalado este jueves que los empresarios "no son los enemigos de nadie", sino más bien "aliados", y que la banca no es un "objetivo" al que atacar "demagógicamente" cuando ya no se saben resolver los problemas.

Así lo ha expresado Rueda, que ha inaugurado la jornada "Diálogos con el sector bancario. Por el progreso económico y social", un evento que se ha celebrado en la sede de Abanca de Santiago de Compostela, en el marco de la reunión informal de ministros de Economía y Finanzas (Ecofin), que tendrá lugar en la capital gallega entre el viernes y el sábado.

En su discurso, Rueda ha afirmado que "el progreso económico y el social van unidos" y que "no va a haber nunca progreso social si la economía no funciona".

En este sentido, ha agradecido el papel de la banca en la sociedad y ha señalado que la Administración pública atiende junto con el sector bancario en Galicia problemas relacionados con el envejecimiento de la población y una gran dispersión poblacional.

"La población necesita servicios financieros y en eso la banca y las empresas nos están ayudando", ha expresado Rueda.

Según ha declarado, la administración en sí misma "no crea riqueza", puesto que son los empresarios los que lo hacen y la misión del sector público consiste en que se generen "los entornos para que esas empresas puedan crecer".

"Nosotros estamos para ayudarles. Los empresarios no son los enemigos de nadie, todo lo contrario, tienen que ser aliados", ha reiterado.

También se ha referido el presidente de la Xunta a la "inestabilidad política" que vivimos en España y al "cambio de ciclo" que se está dando con los cambios de los distintos gobiernos de las comunidades autónomas.

"Estamos inmersos en una inestabilidad política que esperemos que acabe cuanto antes", ha afirmado Rueda, que considera que desde la Xunta perciben que esto afecta a las relaciones con otras administraciones, especialmente con el Gobierno central.

Sin embargo, Rueda ha transmitido un mensaje de optimismo "basado en hechos reales" desde Galicia, una comunidad "emprendedora y potente" que "quiere seguir creciendo".

Ha señalado que la receta del Gobierno gallego gira en torno a tres ejes: estabilidad, confianza y garantías.

"Intentamos seguir siendo esa isla de estabilidad al hacer cosas tan aburridas como aprobar un presupuesto en tiempo y forma, intentar compensar los ingresos con los gastos, así como no presupuestar como gasto aquello que no se va a generar como ingreso", ha presumido Rueda.

Sin embargo, ha advertido que estamos ante un año "difícil", en pleno proceso de elaboración de las cuentas gallegas, cuando aún no conocen "ni el techo de gasto, ni las entregas a cuenta, ni el objetivo de déficit".

"No lo sabemos porque no nos lo han comunicado debido a la inestabilidad política", ha declarado Rueda.

Ahora bien, ha prometido que desde la Xunta van a hacer "todo lo posible" para sacar adelante su presupuesto, basado en la "prudencia".

Respecto a la "confianza" en Galicia ha mencionado que la Comunidad recuperó su nivel de riqueza prepandemia y que sigue siendo una región "exportadora".

"Intentaremos ser conservadores y marcar un objetivo de crecimiento realista", ha añadido.

Por último, ha defendido la estrategia de su Gobierno en la gestión de los fondos: "Todos los proyectos son respetables y merecen ayuda pero hay algunos estratégicos a los que la administración tiene que mimar desde el punto de vista de seguimiento, del apoyo y de despejar obstáculos", ha manifestado Rueda.

Seguidamente ha mencionado la necesidad de "desbloquear los Fondos Next Generation cuanto antes", porque existen proyectos "potentísimos" esperando esa financiación".

"No se ha escogido un buen sistema para distribuir los fondos Next Generation. No están funcionando a día de hoy. Hay muchísimas convocatorias todavía en la casilla de salida. El país más descentralizado de Europa no puede tener el sistema de gestión mas centralizado de los fondos europeos. El tiempo y la paciencia de algunos inversores se está agotando", ha concluido Rueda. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN