El tiempo en: Sevilla
Martes 21/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Granada

De Granada a Madrid en bici, un rodaje sostenible por los beneficios de moverse

Chillón Garzón ha diseñado una mudanza sobre ruedas: concretamente sobre las de una bicicleta de carretera con la que afronta la tercera de cinco etapas

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Bicicleta. -

La catedrática de la Universidad de Granada (UGR) Palma Chillón Garzón investiga los beneficios para la salud física y psíquica de los desplazamientos activos y da ejemplo con una mudanza ecológica, cinco jornadas pedaleando para llegar a Madrid que aprovecha para hablar de medio ambiente y ejercicio.

Chillón Garzón ha diseñado una mudanza sobre ruedas: concretamente sobre las de una bicicleta de carretera con la que este viernes afronta la tercera de cinco etapas para desplazarse desde Granada a Madrid.

Esta catedrática de Educación Física y Deportiva de la UGR estudia los beneficios de una movilidad activa y ha aprovechado que este mes comienza una estancia de recualificación en la Universidad Autónoma de Madrid para dar ejemplo y pedalear hacia su destino.

Bici, guantes, casco, GPS, mucha organización y una 'bikepacking', esa mezcla entre maleta y alforjas, son algunos de los imprescindibles de esta mudanza sostenible que sirve además para aunar ciencia y experiencia y poner en práctica lo estudiado.

"Ser activo aporta muchos beneficios para la psicosalud, pero también es bueno para el medio ambiente, para cambiar los hábitos y tomarse más tiempo, para las relaciones sociales", explica a EFE.

Una mudanza ecológica, que no es para todos los públicos, exige superar los 123 kilómetros de frío y mucha cuesta de una primera etapa de Granada a Úbeda y las pendientes de Despeñaperros en otro tirón de 115 kilómetros, pero también ofrece el remanso de llanos de Castilla la Mancha en una corta tercera jornada hasta Tomelloso (Ciudad Real).

"Esta mudanza también te enseña que puedes pasar dos días de mucho frío, de viento y cuestas duras, y disfrutar después del sol, de todo llano. Como en la vida", añade la investigadora.

Este viernes llegará hasta Quintanar de la Orden y el sábado cruzará la línea de meta de su aventura hacia Madrid, donde se quedará hasta agosto poniendo ciencia a eso de moverse.

"Es un movimiento más lento que permite pensar y aplicar los conocimientos de la ciencia, pero también esta mudanza sostenible te permite conocer los pueblos, su cultura y tener tiempo para pensar y ganar en relaciones sociales", apunta esta experta.

Chillón Garzón ha recurrido a las formas de toda la vida para mandar algo de ropa y su ordenador hasta Madrid y pedalea con varias capas para ir adaptando su vestimenta a la temperatura y el esfuerzo, con un 'minitaller' para afrontar cualquier pinchazo, mudas, productos de aseo, cargadores...

Las etapas de su particular tour están diseñadas para aprovechar los beneficios sociales de la aventura, reencontrarse con amigos, compañeros de trabajo o de investigación que hacen de casa en su mudanza y demuestran que moverse es sano también en esta perspectiva.

Además, ha elegido carreteras con buen firme pero no demasiado transitadas y ha diseñado un plan para, desde sus perfiles en redes sociales, describir cada etapa y sumar un consejo o una curiosidad ambiental.

"También aprovecho para animar, especialmente a las mujeres, a realizar este tipo de actividades aunque sea solas, porque con organización previa y material, la movilidad sostenible son todo ventajas", recalca esta catedrática, que reconoce que las bicis de carretera son incómodas.

Cambiar el coche por la bici reduce la emisión de gases un 67 %, suma beneficios físicos, sociales y ambientales y genera un ahorro personal y global, porque ganar salud evita gastos hospitalarios.

Y así, pedalada a pedalada, esta mudanza sostenible incrementa la salud ambiental y personal. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN