Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Miércoles 29/06/2022  

Hablillas

Stooping

Se dice que la moda es cíclica y sin embargo ese viaje en el tiempo la renueva con la propia evolución. Con el stooping ocurre lo mismo

Publicado: 10/04/2022 ·
22:25
· Actualizado: 10/04/2022 · 22:25
Autor

Adelaida Bordés Benítez

Adelaida Bordés es académica de San Romualdo. Miembro de las tertulias Río Arillo y Rayuela. Escribe en Pléyade y Speculum

Hablillas

Hablillas, según palabras de la propia autora,

VISITAR BLOG

El espejo era alargado, rodeado por un marco de madera casi tan plano como el cristal. Estaba recostado en la acera, sobre el lado más largo, esperando a ser recogido. Hasta entonces, pasó el tiempo reflejando los pies de la gente, el rodaje de los coches o las caras burlonas de los caminantes más pequeños haciendo morisquetas. Con el destino fijado en el punto limpio, también fue probable su rescate por parte de un amante del reciclaje.

En Internet es frecuente encontrar estos canales temáticos. Además de solucionar un problema de espacio o almacenaje también aportan entretenimiento y ahorro. El caso es encontrar el mueble que el paseo y la casualidad ponen delante de un buscador anónimo. Hasta hace poco no estaba bien visto rebuscar maderas, cachivaches y otros útiles en los contenedores. Quienes lo hacían, procuraban no hacer ruido para no delatarse.

A este acto se le llamó reciclaje y ahora lo empuja el aire de un extranjerismo revoloteando por las redes sociales como stooping. Consiste en compartir el encuentro de estos muebles abandonados. Se les hace una foto y se sube a una cuenta con la localización. Se le llama movimiento colaborativo, pero en realidad no es nuevo, como hemos anotado antes, aunque sea tendencia y haya hogares decorados a base de cliquear.El término viene de stoop, verbo que significa agacharse y que en su forma no personal se entiende como encorvado o cargado de espalda, es decir, la forma del cuerpo al agacharse para coger lo que está en el suelo, en este caso el mueble. Si nos damos un paseo por los artículos referentes al titular, encontramos desde el reciclaje por entrenamiento a la idealización de la pobreza, como se hizo con los vaqueros al deshilacharlos.

Los casilleros, ya se sabe, lo encierran todo. Sin embargo, es un filón que o bien por entretenimiento o bien porque no se dispone de dinero, ha motivado la imaginación rescatando un medio para ahorrar o ganar un plus al sueldo. Se dice que la moda es cíclica y sin embargo ese viaje en el tiempo la renueva con la propia evolución. Con el stooping ocurre lo mismo. Si antes eran tablas o listones, ahora son muebles para trabajarlos con la misma mano de obra y productos concretos, garantizándoles una vida más larga con cuidados mínimos. Una forma amena de ocupar el tiempo libre cuando se puede disfrutar. Esto mismo pudo ocurrirle a aquel espejo, pero eso nunca lo sabremos.

Sigamos siendo prudentes estas vacaciones.

TE RECOMENDAMOS