Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Sábado 20/08/2022
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

La Junta ha movilizado 17 millones para proteger Doñana tras el incendio de Las Peñuelas

Se han puesto en marcha acciones que persiguen la adaptación al cambio climático para aumentar la resiliencia ante nuevos fuegos

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Carmen Crespo visita la zona de Doñana ambientalmente restaurada tras el incendio de Las Peñuelas de 2017.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha movilizado 17 millones de euros para desarrollar actuaciones encaminadas a proteger el Espacio Natural de Doñana y mejorar las condiciones ambientales de la zona dañada por el incendio forestal declarado en 2017 en el paraje de 'Las Peñuelas'. Este siniestro afectó especialmente al sector occidental del parque natural, si bien también se registraron daños en otras áreas aledañas.

El informe presentado al Consejo de Gobierno recoge los principales "hitos" de los proyectos "de mayor calado" que se han puesto ya en marcha para "lograr este objetivo ambiental", como son el Plan de Restauración, aprobado en octubre de 2019, y las medidas urgentes para afrontar las primeras actuaciones de remediación, según ha indicado la Junta en una nota de prensa.

En la ejecución de ambas iniciativas, la Junta ha seguido las indicaciones del Grupo de Trabajo Técnico Científico creado expresamente para asesorar al Gobierno andaluz en estas labores y en el que han participado, entre otras personas, miembros de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), de las universidades de Huelva, Sevilla y Granada, del Espacio Natural de Doñana y de la Red de Equilibrios Biológicos.

Las actuaciones finalizadas o que se encuentran actualmente en ejecución para mejorar esta zona han supuesto ya una inversión de más de ocho millones de euros encaminada a cuestiones de gran relevancia.

Entre otros objetivos, se han puesto en marcha acciones que persiguen la restauración ambiental de los terrenos, su adaptación al cambio climático para aumentar la resiliencia ante nuevos incendios o la recuperación de los servicios ecológicos afectados como, por ejemplo, los aprovechamientos forestales, los accesos al litoral y el uso público y recreativo de esta área.

Tras las medidas implementadas en 2017 y 2019, dirigidas fundamentalmente a dar cobertura a las obras de urgencia y emergencia, el Gobierno andaluz ha desarrollado a partir de 2020 otras tareas más enfocadas a la restauración ecológica del entorno natural afectado por el incendio.

En este paquete de acciones se incluyen actuaciones que se desarrollan en casi 7.300 hectáreas y que contemplan, por ejemplo, la reforestación de algo más de 2.530 hectáreas donde quedarán sembradas más de un millón de plantas de 25 especies arbóreas y arbustivas cuando concluyan los proyectos que se encuentran actualmente en ejecución, así como el seguimiento de los trabajos realizados y de la evolución del medio natural.

En concreto, la consejería con competencias en materia de Desarrollo Sostenible ha concluido ya la reconstrucción de la pasarela de Cuesta Maneli --más de 416.000 euros-- y continúa con los trabajos relativos a actuaciones urgentes de remediación en el área afectada por el incendio de 'Las Peñuelas' --casi 2,5 millones--, a la restauración de los montes públicos de este paraje --alrededor de 5 millones-- y al seguimiento del territorio desde el punto de vista ambiental --cerca de 300.000 euros--.

A los proyectos ya iniciados para mejorar el terreno dañado por las llamas, se suman otras iniciativas que la Junta de Andalucía pondrá en marcha en próximas anualidades y que, en global, superan también los ocho millones de euros de presupuesto. Entre otros fines, esta inversión pública se destina a la mejora de los hábitats de la Red Natura 2000 --más de seis millones--.

ADAPTACIÓN AL ENTORNO

De la misma manera, la Junta ha señalado que "ante el interés mostrado por el tejido empresarial y la sociedad andaluza", el Gobierno andaluz ha apostado por poner en marcha las actuaciones de restauración de este entorno natural onubense a través de iniciativas de custodia del territorio, es decir, mediante proyectos en los que participan agentes sociales, asociaciones y entidades del sector privado conectados de forma directa con la zona.

Esta "apuesta" del Gobierno andaluz ha conllevado la puesta en marcha de diversas actuaciones que abordan la recuperación del terreno desde puntos de vista diferentes y que aplican distintos tipos de medidas. Sin embargo, todos ellos se caracterizan por contemplar dinámicas de gestión adaptadas a la respuesta del medio natural, y no al revés, así como por evitar posibles impactos de las tareas de restauración sobre los elementos relevantes del entorno.

Para ello se ha optado, por ejemplo, por planificar con detalle el tipo de trabajos que se pueden abordar de forma mecanizada y cuáles deben realizarse manualmente; por señalar previamente los elementos vulnerables que se encuentran en zonas de trabajos donde se introduce maquinaria; o por agendar las actuaciones en función del ciclo biológico de las especies que habitan en el territorio.

ACUERDOS CON LA JUNTA

Entre otros ejemplos de participación empresarial la Junta ha destacado la "implicación" de Endesa, que colabora con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible a través de un convenio firmado en 2019 para alcanzar un doble objetivo.

Por un lado, esta cooperación público-privada persigue restaurar zonas vulnerables del terreno afectado por el incendio como algunos cauces de la cabecera de La Rocina, una de las cuencas más importantes para Doñana; y, por otro lado, busca compensar la huella de carbono de la empresa con la plantación de especies comunes en la zona como el alcornoque, el acebuche o el fresno. En total, se ha actuado ya sobre más de 40 hectáreas en las que se han colocado alrededor de 40.000 plantas.

Por otro lado, la fundación 'Plant for The Planet España' suscribió el pasado año otro convenio con la Junta por el que se compromete a desarrollar iniciativas de reforestación de extensas zonas afectadas por las llamas de 2017. Esta entidad ha actuado en la temporada 2021-2022 en más de 630 hectáreas donde se han colocado unas 120.200 plantas de las que 60.210 se encuentran en el Espacio Natural de Doñana. En concreto, en esta zona se han plantado pinos piñoneros, acebuches, alcornoques, coscojas, olivillas y lentiscos.

Destaca también el proyecto que desarrolla WWF desde 2019 en colaboración con la consejería con competencias en Desarrollo Sostenible para mejorar un amplio sabinar --alrededor de diez hectáreas-- donde se han plantado ya unos 4.000 ejemplares de sabinas y enebros.

En este sentido, la Junta ha apuntado que dado que esta organización ecologista "ha apostado por técnicas de restauración poco utilizadas hasta el momento", esta iniciativa está sirviendo también para que la Universidad de Huelva "genere conocimiento sobre estas medidas innovadoras a través de un seguimiento detallado de su evolución".

Por otro lado, en 2021 se ha iniciado otra actuación en el marco de este mismo convenio que persigue conservar las poblaciones de insectos polinizadores de la zona de 'Las Peñuelas' a través de la incorporación de 6.000 plantas de especies como mirto, tomillo, lavanda, romero o palmito.

A estas iniciativas se suman otras como, por ejemplo, el proyecto en el que coopera Ecologistas en Acción para mejorar 14 hectáreas del paraje 'La Portuguesa'; la colaboración de Todos con Mazagón para restaurar 13 hectáreas de la zona conocida como 'Coto Mazagón'; o las medidas en las que se ha implicado SEO BirdLife para mejorar tres hectáreas del paraje 'La Matilla'.

TE RECOMENDAMOS