El tiempo en: Sevilla
Miércoles 19/06/2024  

Huelva

Las comunidades de regantes de la provincia defienden su uso “eficiente del agua”

Adoptan la nueva marca ‘Huelva Riega’ para dar a conocer a la sociedad su labor, recalcando que "optimizan cada gota sin desperdiciar agua"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Fernando González, presidente de 'Huelva Riega'. -
  • Con más de 40 años de experiencia en algunos casos, recalcan que son un “modelo de innovación”, adaptándose a los tiempos
  • Hacen hincapié en que la provincia depende un “sistema anticuado” y “no adaptado” a la realidad del siglo XXI
  • Reivindican la presa de Alcolea como infraestructura prioritaria, pero también los bombeos del Bocachanza y las presas de Coronada y Pedro Arco

Este viernes 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua y la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva ha escogido este día para anunciar un cambio relevante en su nombre que es también una declaración de intenciones. Así, la hasta ahora conocida como Corehu adopta la marca ‘Huelva Riega’.

Fernando González, presidente de la asociación, ha explicado a Viva Huelva que se trata de un gesto con el que buscan “dar a conocer a la sociedad nuestra labor, nuestros objetivos y nuestras demandas”. Así, las comunidades de regantes de la provincia de Huelva se han propuesto desarrollar una serie de acciones para la concienciación y educación a la ciudadanía onubense y “hacer ver de dónde viene el agua que sale de nuestros grifos, qué usos tiene, qué necesitamos para que nunca nos falte y cómo la usamos de forma eficiente y, en paralelo, que pasaría si en Huelva desapareciera la agricultura de regadío: el empleo, la economía y el sustento para los ciudadanos”.

En plena situación de sequía, con un campo que agoniza y mirado con lupa, ‘Huelva Riega’ da un paso al frente para defender que sus comuneros hacen un uso “eficiente del agua” y que donde habría que poner el acento es en la falta de infraestructuras y en la necesidad de adaptación del sistema del que se nutre la provincia.

“En momentos de dificultad e incertidumbre como los que estamos atravesando, en los que la sequía y los recortes en las dotaciones de agua están presentes desde hace muchos meses, en ‘Huelva Riega’ queremos transmitir que los agricultores onubenses usamos el agua de forma eficiente, optimizando cada gota sin desperdiciar agua”, indican.

Al respecto, Fernández afirma que “las comunidades de regantes de agua, aunque no se han constituido ayer y algunas ya cumplen más de 40 años de existencia, son un modelo de innovación y modernidad, ya que nos hemos ido adaptando a los tiempos y hemos adoptado nuevas tecnologías para controlar la distribución del agua entre nuestros comuneros y los consumos que estos hacen de un recurso tan escaso y valioso como es el agua”.

‘Huelva Riega’ agrupa a 13 comunidades de regantes de la provincia: la mayoría gestionan y distribuyen aguas superficiales para riego agrícola procedentes del Sistema Tinto, Odiel y Piedras, pero hay una comunidad que usa aguas subterráneas de la cuenca del Guadalquivir.

La asociación hace hincapié en la “inestabilidad” que tiene el sistema en Huelva: “Faltan recursos, y los que tenemos, no están en perfectas condiciones”. Así, Fernández recalca que “no podemos seguir viviendo con un sistema precario, que no ha avanzado como lo ha hecho la sociedad y su actividad”. En resumen, que la provincia “depende de un sistema anticuado y no adaptado a la realidad del siglo XXI”.

De ahí que ponga el acento en las infraestructuras pendientes, pues de estar operativas “se hubiesen evitado que tuviésemos que recortar nuestros volúmenes de agua para el riego a la mitad y en un 10% los dedicados a la industria y al suministro urbano”.

Dentro de estas obras pendientes, se hace especial mención a la Presa de Alcolea, pero también a “los bombeos de Bocachanza y las presas de Coronada y Pedro Arco, que no han sido ejecutadas por el Gobierno de España por meros motivos ideológicos”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN