Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Viernes 17/09/2021

Jaén

La celebración de comuniones da un “respiro” a la hostelería

Alrededor de un millar de niños recibirán el sacramento de la Primera Comunión en parroquias de la ciudad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de archivo un menor recibiendo el sacramento de la Primera Comunión en 2020.

Alrededor de mil niños celebrarán su Primera Comunión a lo largo del ejercicio 2021. En la capital se están celebrando desde hace dos semanas, aproximadamente, y se prolongarán a lo largo del año. Esta situación dará un “respiro” al sector de la hostelería jiennense, según confirma el presidente de Hostur-Jaén, Antonio Lechuga.

Según datos facilitados por fuentes del Obispado de Jaén, el año pasado fueron 4.600 los pequeños que recibieron el Sacramento en la provincia, en torno a un millar en la ciudad, por lo que para este año se espera una cifra similar. Las medidas de restricción como el uso de la mascarilla, la distancia de seguridad y el aforo reducido garantizan las celebraciones con seguridad.

Igual en la Hostelería, donde actualmente se permite un aforo de 100 personas en la zona interior del establecimiento y de 150 comensales en el exterior. “Las familias demandan el exterior y están celebrando comuniones con una media de 30 personas. Son celebraciones pequeñas, muy controladas. Preguntan cuántas comuniones se celebran en el establecimiento. Si hay más de dos comuniones, muchas familias se niegan, aunque se cumpla la normativa”, explica Lechuga.

El gasto medio en el menú se sitúa entre los 40 y 70 euros por persona. En la ciudad, las parroquias con mayor número de comuniones confirmadas para este año son San Pedro Poveda, la Basílica Menor parroquia de San Ildefonso, San Miguel y Santa María: mientras que las que registran un menor número son Santiago Apóstol, La Merced y San Juan Pablo II.

La celebración de las comuniones está dando un “respiro” al sector de la hostelería, especialmente a los establecimientos dedicados a las celebraciones. “Las comuniones son una inyección para los hosteleros. Los establecimientos que optan por dar comuniones encuentran un plus al servicio hostelero diario. Los establecimientos exclusivos de celebraciones se garantizan la celebración y está siendo una inyección”, valora.

Lechuga confirma que el sector hostelero lo está pasando “mal” porque “se han cancelado bodas, congresos y comida de jubilaciones”.

Termina: “El sector está muy mal. Las cafeterías y los bares vivimos del día a día, pero quien viva de las celebraciones, lo están pasando mal. Las comuniones van a ser una inyección para el sector”

COMENTARIOS