El tiempo en: Sevilla
Viernes 24/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

La procesión del Corpus hace presente a Cristo en las calles del centro

Rico Pavés animó en su homilía a 'no esconderle' ni dejarle 'abandonado' en los sagrarios

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Procesión del Corpus Christi de Jerez.

Procesión del Corpus Christi de Jerez.

Procesión del Corpus Christi de Jerez.

La procesión del Corpus Christi ha puesto este domingo colofón a un intenso fin de semana de marcado acento eucarístico que arrancó en la tarde noche del sábado con los trabajos de confección de las alfombras de sal que exornaron las principales calles de la ciudad y a los que se sumaron centenares de jóvenes de las hermandades, pero también de centros educativos y asociaciones religiosas.

Todo ello aderezado con el traslado a la Alameda del Banco de las imágenes de San Tarsicio (Hermandad de la Redención) y San José Obrero (Hermandad del Perdón) para presidir sendos altares, una operación que se repetiría en la mañana de este domingo con la imagen del Niño Jesús de la Hermandad de la Buena Muerte. También instaló un bello altar la Hermandad de Loreto, en la calle Larga.

El obispo de Asidonia-Jerez, José Rico Pavés, ofició en la Catedral la solemne eucaristía que daría paso a la procesión del Corpus. En su homilía, tuvo palabras de agradecimiento para todas aquellas personas y entidades que trabajaron en el exorno de las calles y permitieron de este modo que la presencia de Cristo en la calle se revistiese de la solemnidad que se requiere.

También animó monseñor Rico Pavés a “proclamar desde la alegría de la Fe que con Cristo se puede con todo”. “En Cristo está la salvación y hay que acudir a él para reparar errores, ensanchar el corazón y abrirnos a la grandeza de su amor infinito”, dijo, exhortando también a “no dejar los sagrarios de las iglesias abandonados” ni a Cristo “escondido” allí donde “él prefiere manifestarse”, esto es, “en los más pobres y necesitados”.

La procesión partió de la Catedral al filo de las ocho de la tarde, nutriendo su amplio cortejo representaciones de la práctica totalidad de hermandades y cofradías de la ciudad, así como de las congregaciones religiosas, de distintas organizaciones civiles y del propio Ayuntamiento. La Agrupación Musical San Juan abrió paso a una comitiva que cerró la Banda Municipal de Música de Jerez. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN