Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Viernes 08/12/2023  

Málaga

Acepta dos años de prisión por incitar al yihadismo en Málaga y Melilla

El condenado ha confesado autor de un delito adoctrinamiento este lunes en la Audiencia Nacional

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Condenando por yihadismo. -
  • Tenía fotografías en Málaga portando armas blancas y cuchillos de tipo militar

El ciudadano marroquí Hassan E.O. ha aceptado este lunes en la Audiencia Nacional ser condenado a dos años de prisión, a sustituir por expulsión de España sin que pueda regresar en cinco años, por incitar a la incorporación en la organización yihadista Estado Islámico en el entorno de una mezquita de Melilla y en Málaga.

Hassan E.O. ha llegado a un acuerdo de conformidad con el fiscal y la acusación popular ejercida por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) por el cual se ha confesado autor de un delito adoctrinamiento mediante tenencia de documentos idóneos para incitar a la incorporación a una organización terrorista.

Fruto de dicho acuerdo el fiscal y la abogada de la AVT han rebajado sus peticiones respecto a sus conclusiones provisionales en las que solicitaban para el acusado 5 años de prisión, a sustituir por la de expulsión del territorio español sin poder regresar en un plazo de 10 años.

De esta forma el acusado ha reconocido que durante el año 2021 sufrió una progresiva radicalización yihadista que le llevó a consumir y difundir material videográfico terrorista.

Dicho proceso se vino produciendo en el entorno de la mezquita Assalam de Melilla, donde llegó a realizar labores de muecín (miembro que llama a la oración) y como consecuencia de sus habituales contactos con personas vinculadas con el terrorismo yihadista.

El acusado llegó a editar videos con imágenes suyas imitando los de dicha organización.

Cuando se trasladó a Málaga a finales de septiembre de 2021 publicó vídeos de temática yihadista vinculados al martirio, en imitación de uno de Dáesh en el que se narran los últimos momentos de la vida de un terrorista previos a su inmolación en un atentado.

Una vez en Málaga trató de adquirir un arma de fuego o blanca de uso militar, momento en el que fue detenido.

En su domicilio de Málaga fue hallado un teléfono móvil con vídeos que incitaban a la lucha y a verter la sangre, de apoyo a presos yihadistas y de entrenamientos de miembros de Dáesh.

Asimismo, fotografías en Málaga portando armas blancas y cuchillos de tipo militar e imágenes de combatientes uniformados, de la bandera de Dáesh y de integrantes de la organización en actividades terroristas

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN