El tiempo en: Sevilla
Jueves 13/06/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

El nadador Christian Jongeneel intentará cruzar por segunda vez el mar de Alborán

Para esta hazaña cuenta con el apoyo de la Diputación de Málaga

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Francisco Salado junto a Christian Jongeneel. -

La Diputación de Málaga apoya de nuevo el reto solidario de Christian Jongeneel, que intentará por segunda vez cruzar a nado el mar de Alborán, entre la isla del mismo nombre y la costa andaluza.

El objetivo de esta gesta, que no ha completado nadie hasta ahora, es lograr fondos para el tratamiento de menores con cáncer en la India rural de la mano de la Fundación Vicente Ferrer y Brazadas Solidarias.

Así, El nadador malagueño afrontará de este modo una travesía de casi 100 kilómetros con numerosas dificultades, ya que esta zona se caracteriza por tener fuertes corrientes, vientos, presencia de medusas y de grandes buques. Si las condiciones lo permiten --viento y corrientes--, el intento tendrá lugar a finales de este mes de septiembre.

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, ha destacado la generosidad del nadador, para quien el deporte es una forma de difundir valores, unir culturas y sensibilizar a sociedad de la pobreza, injusticia y exclusión social.

Y ha subrayado la importancia de unir las marcas de Málaga y Turismo Costa del Sol a "un proyecto y a una persona excepcional cuya labor solidaria nos hace mejores a todos".

Además, Salado ha animado a los ciudadanos a que sigan este reto solidario en directo, ya que el nadador estará localizado por un GPS a tiempo real y cualquier persona puede seguir la travesía a través de la web https://www.brazadassolidarias.com/ desde la que también se pueden realizar aportaciones económicas para contribuir a financiar el proyecto.

Christian Jongeneel ha explicado que el sentido de este proyecto es, precisamente, "que la gente se sienta parte de esas brazadas y que sean ellos los que las den junto a mí" y ha añadido que "la felicidad aparece justo en el momento en el que empezamos a compartirla".

El año pasado, el nadador se vio obligado a abandonar la travesía en el que fue su primer intento para realizar este reto debido a la presencia masiva de medusas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN