El tiempo en: Sevilla
Viernes 12/04/2024  

Málaga

‘La Raya’ separa las fronteras de España y Portugal, unidas por la explotación laboral

Un equipo de periodistas transfronterizos han realizado una investigación sobre las mafias que operan en los campos del sur de Europa.

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • España y Portugal tienen la frontera compartida más grande de Europa, la conocida como La Raya.
  • Desde la pandemia han detectado un “crecimiento” del número de víctimas de explotación laboral en los negocios agroalimentarios.
  • Las redes de trata se camuflan de subcontratas que pagan las grandes de empresas.

España y Portugal tienen la frontera compartida más grande de Europa, la conocida como La Raya. La línea fronteriza separa y une las dos zonas agrícolas más importantes de la península ibérica, Alentejo y Andalucía, que viven un boom del agribusiness ligado a un aumento de la explotación laboral severa.

Las grandes empresas no conocen a sus trabajadores, ya que subcontratan estos servicios y es muy fácil para las redes de trata operar y traer a personas que son víctimas de esta explotación.

La Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga ha acogido la presentación de la investigación ‘La Raya, frontera de la explotación’. Un equipo de periodistas transfronterizos de Rumanía, Galicia y Andalucía ha investigado sobre el terreno los casos de trata laboral en el campo del sur de España y Portugal, coincidiendo con el Día Europeo Contra la Trata de Seres Humanos.

La periodista de Entrefonteras, Cristina Cartelle, ha explicado que han contactado con fuentes que les han dado un “reflejo de todos los actores que están en este proceso”, desde la “identificación, detección y asistencia” a la víctimas hasta entrevistas con “otras personas que nos pudieran dar un contexto de la problemática general”.

Desde la pandemia han detectado un “crecimiento” del número de víctimas de explotación laboral, que ha ido “aparejado al aumento de más del 30 por ciento de los negocios agraoalimentarios”, ha detallado a 7TV Málaga el director de la investigación, Sergio Rodrigo. En su estudio denuncian que las grandes empresas están creciendo, pero la explotación y las víctimas de trata también y a “niveles desmesurados”.

Por eso, cuenta, han puesto el foco “en estas personas que son las que se encargan de que los productos básicos de los europeos lleguen a sus mesas”. A su juicio es “importante” que la ciudadanía conozca que “muchos de los productos agroalimentarios, no todos, están ligados a redes de tratas”, porque las grandes empresas “no conocen a sus trabajadores, a los recolectores, ya que subcontratan estos servicios y es muy fácil para las organizaciones criminales operar y traer a personas que son víctimas de esta explotación”.

Un estudio que pone encima de la mesa la realidad de las víctimas de trata laboral en Europa.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN