El tiempo en: Sevilla
Miércoles 21/02/2024  

Marbella

Marbella cortará el agua de las 40 fuentes ornamentales y la usará para riego

El concejal ha especificado que todas las fuentes municipales "cuentan con sistemas de recirculación de agua, pero eso no evita perdidas

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Arco de entrada a Marbella. -

El Ayuntamiento de Marbella va a cortar a partir de este lunes, 27 de noviembre, el agua de las 40 fuentes ornamentales del municipio, "utilizando estos recursos hídricos para el riego de zonas verdes, de modo que no se desperdicie ningún litro".

Así lo ha explicado el concejal del área, Diego López, que ha detallado que se estima que son unos 1.450 metros cúbicos los que se aprovecharán para este fin. El edil ha recordado que el pasado 24 de octubre la Junta de Andalucía decretó la entrada en situación de escasez grave y excepcional de sequía del sistema Costa del Sol Occidental, en el que se encuentra Marbella.

Por ello, "el Ayuntamiento ha emitido un bando con una serie de medidas, destinadas fundamentalmente a bajar la demanda de agua, para alcanzar el objetivo de un 20% de ahorro", ha apuntado.

En este sentido, ha detallado en un comunicado que entre las medidas contempladas se incluían la prohibición de baldeo y riego, del llenado y rellenado de piscinas, el cierre de bocas de riego y de duchas o el uso exclusivo para consumo humano de las fuentes.

"Adicionalmente, se suma ahora el apagado de las fuentes ornamentales del municipio", ha indicado, al tiempo que ha concretado que, de forma complementaria, se va a aprovechar para realizar sobre ellas labores de mantenimiento como la pintura de los vasos interiores y exteriores, la impermeabilización para evitar fugas y grietas, el repaso de gresites, la reparación de motores, la revisión de los circuitos hidráulicos y eléctricos de cada fuente y la adecuación a la nueva normativa de legionela.

Por otro lado, el concejal ha especificado que todas las fuentes municipales "cuentan con sistemas de recirculación de agua, pero eso no evita perdidas por evaporación, fugas por filtración, o por vientos donde el anemómetro no actúe, por lo que se ha procedido a adoptar esta medida".

"Entendemos que es una buena medida y que, además, hay que aprovechar la situación para realizar labores tan importantes como son el mantenimiento, la puesta en valor y la adecuación a las nuevas normativas", ha manifestado.

Por último, López ha precisado que "en estos momentos se abre una ventana de oportunidad, se reduce el impacto que pudiera tener en otros momentos de alta ocupación de visitantes y se produce la menor molestia posible a los vecinos".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN