El tiempo en: Sevilla
Lunes 20/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

Las dos partes sudanesas continuarán las conversaciones en Yeda

Continuarán con la esperanza de lograr un alto el fuego efectivo en medio un absoluto secretismo de este diálogo indirecto entre ambos bandos del conflicto

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Sudán. -

El Gobierno de Arabia Saudí señaló este lunes que las conversaciones entre representantes del Ejército sudanés y el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) en la ciudad saudí de Yeda continuarán con la esperanza de lograr un alto el fuego efectivo en medio un absoluto secretismo de este diálogo indirecto entre ambos bandos del conflicto.

"Las conversaciones prosiguieron el 7 de mayo y continuarán en los próximos días con la esperanza de alcanzar un alto el fuego efectivo a corto plazo que facilite la ayuda humanitaria", indicó en un comunicado el Ministerio de Exteriores de Arabia Saudí.

Arabia Saudí ha logrado que las dos partes se sienten, aunque de manera separada, por primera vez para negociar la paz en Sudán, sumido en una catástrofe humanitaria desde que comenzaron los combates el pasado 15 de abril.

Las partes convinieron en que tienen la "gran responsabilidad de ayudar a aliviar el sufrimiento del pueblo sudanés, incluida la responsabilidad de llegar a un acuerdo a corto plazo sobre medidas de seguridad para facilitar la entrega de ayuda humanitaria de emergencia y el restablecimiento de los servicios esenciales a los necesitados", se apunta en la nota.

Asimismo, iniciaron la revisión de la propuesta de un compromiso para "proteger a los civiles y facilitar y respetar la acción humanitaria en Sudán".

Estas conversaciones, que comenzaron el pasado sábado, forman parte de una iniciativa de Arabia Saudí y Estados Unidos, que instaron a las dos partes rivales a "respetar el actual alto el fuego y a abstenerse de llevar a cabo acciones provocadoras sobre el terreno, con el objetivo de mantener una atmósfera positiva para las conversaciones previas a la negociación".

Hoy es el quinto día de una tregua auspiciada por Sudán del Sur, otro de los principales mediadores de esta crisis, pero que fue violada en las primeras horas de su entrada en vigor, al igual que las pausas humanitarias anteriores.

El jefe humanitario de la ONU, Martin Griffiths, llegó ayer a Yeda, con el propósito de "tratar sobre asuntos humanitarios relacionados con Sudán", dijo a EFE una portavoz de la ONU, sin dar más detalles.

De hecho, se conocen pocos detalles del diálogo en la ciudad saudí, que se celebra a puerta cerrada, pero ambas partes indicaron previamente que el líder del Ejército, Abdelfatah al Burhan, y el comandante de las FAR, Mohamed Hamdan Dagalo alias "Hemedti", no se encontrarán cara a cara.

Las delegaciones discutirán "asuntos humanitarios" en referencia a un posible armisticio que detenga los combates.

La situación humanitaria es la principal preocupación de la comunidad internacional y ya más de 120.000 personas han huido de Sudán a otros países vecinos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN