El tiempo en: Sevilla
Lunes 04/03/2024  

Mundo

La crisis climática podría costarle a Australia alrededor de 274.000 millones de dólares

Si Australia y otros países no adoptan medidas para mitigar el cambio climático, provocará una caída de entre el 0,2 y el 0,8 por ciento en la productividad

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Australia. -

El aumento de las temperaturas en más de cuatro grados centígrados debido a la crisis climática puede costar a Australia hasta 423.000 millones de dólares australianos (unos 274.000 millones de dólares estadounidenses o 252.000 millones de euros), según un estudio publicado este jueves.

El impacto directo del aumento de las temperaturas del planeta, si Australia y el resto de los países no adoptan medidas para mitigar el cambio climático, provocará una caída de entre el 0,2 y el 0,8 por ciento en la productividad en el país para el año 2063, reza el Informe Intergeneracional 2023, del Ministerio del Tesoro de Australia.

El documento también señala que la caída en la productividad por la crisis climática, especialmente en los sectores de los servicios, manifactura, construcción y agricultura, tendría un coste económico de al menos 135.000 millones de dólares australianos (87.500 millones de dólares australianos u 80.500 millones de euros).

En contraste, si se limita el incremento de las temperaturas a dos grados, Australia sumaría a su Producto Interior Bruto unos 155.000 millones de dólares australianos (100.400 millones de dólares estadounidenses o 92.400 millones de euros), de acuerdo con el informe.

"Gestionar el cambio climático es un imperativo global ambiental y económico", dijo el ministro del Tesoro, Jim Chamlers, al presentar hoy ante el Club de la Prensa de Camberra este informe sobre riesgos y oportunidades, que le dedica un capítulo especial al cambio climático y la energía.

El informe, que también aborda el envejecimiento de la población, el desarrollo tecnológico, la inmigración y los riesgos geopolíticos, entre otros asuntos, pretende ser una hoja de ruta en materia de políticas económicas frente a las presiones que vivirá el país en las próximas cuatro décadas.

El gobierno del laborista Anthony Albanese, en el poder desde 2022, se comprometió a reducir las emisiones contaminantes de su país en un 43 por ciento para el 2030, en contraste con el 28 por ciento fijado por la administración conservadora anterior.

Además, el Ejecutivo de Australia, uno de los mayores contaminadores del planeta si se tienen en cuenta sus exportaciones de combustibles fósiles, busca alcanzar las emisiones neutras para el 2050 y convertirse en una potencia de energías renovables.

En marzo pasado, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) advirtió en un nuevo informe que si se mantienen las actuales emisiones el calentamiento global este siglo sería de 3,2 grados.

Bajo su óptica, este aumento es insostenible, e incluso con los actuales compromisos de reducción de emisiones, que los expertos piden aumentar, la subida media de las temperaturas sería de 2,8 grados.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN