Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Viernes 27/05/2022  

Provincia de Cádiz

La honestidad del buen periodismo frente al espejo de la pandemia

San Fernando acogió la cuarta edición de las Jornadas Nacionales de Periodismo, organizadas por Publicaciones del Sur, con la presencia de Matías Prats

Publicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Este viernes se desarrollaron en San Fernando las IV Jornadas Nacionales de Periodismo, organizadas por Publicaciones del Sur, en las que se abordó el papel de los medios de comunicación en tiempos de pandemia. En el transcurso de las mismas hubo una serie de expresiones y palabras que parecían disputarse algún tipo de podio o, mejor aún, la posibilidad de reivindicarse. Una de ellas fue “buen periodismo”. La otra, “honestidad”. La primera como necesidad; la segunda como guía. Da igual cuál de ellas ganase; lo importante es que sirvieron para establecer un marco referencial de debate a la hora de analizar el papel del periodismo frente al espejo de una pandemia, de una situación extraordinaria, en la que ha preponderado el buen periodismo y la honestidad de cuantos y cuantas lo practican.

A modo de ejemplo: Matías Prats. Y de manera referencial e imprescindible: Pepe Oneto. Dos nombres propios como prólogo a unas Jornadas en las que el periodista y presentador de las Noticias de Antena 3 Fin de Semana fue invitado de excepción para convertirse en el primer galardonado con el Premio Pepe Oneto de Periodismo, con el que se honra igualmente el recuerdo de la figura del inimitable periodista isleño. Y Prats habló, por supuesto, de la “honestidad” de Pepe, y de su forma de entender el “buen periodismo”, desde “la independencia, el equilibrio y la distancia”, a partir de un discurso en el que desplegó su reconocido y reconocible sentido del humor, pero también la humildad y el respeto por la profesión que lleva ejerciendo desde hace ya casi medio siglo.

“Yo no tengo un gran talento, ni una oratoria efusiva, impactante, pero hago las cosas con mucha emoción. Y a este trabajo hay que ponerle emoción o no sabe a nada”, confesó, así como defendió esa “independencia”, “equilibrio” y “distancia” a la hora de presentar los hechos a los telespectadores: “Mi labor es que conozcan los detalles, para que sean ellos los que generen su propia opinión”.

Matías Prats, que recordó la trayectoria profesional de Pepe Oneto desde sus inicios en el diario Madrid -“nunca paró de trabajar, y siempre desde el rigor y la independencia, ya que no se dejaba influir”-, admitió haber aprendido muchas cosas de él, pero también de todas las personas con las que ha trabajado a lo largo de su trayectoria, y junto a las que ha desarrollado un trabajo en el que lo principal siempre ha sido “buscar la confianza del espectador, y la credibilidad. Es la meta y el camino, y difícilmente se logra”. En su caso sí, y prueba de ello son los años que lleva en antena y los diez mil informativos que ha presentado hasta ahora. “Permanecer, durar, que te observen”, se han convertido con el tiempo en una satisfacción personal, pero por encima de todo pone en valor el hecho de “no haber mentido nunca, porque eso no se perdona. Hay que ser honesto y relatar los hechos desde la independencia y la libertad, y con rigor”.

En el pensamiento de Matías Prats aún no hay cabida para la palabra “jubilación”, relegada por esa emoción con la que se enfrenta cada día a su trabajo y, este viernes, acrecentada por el “orgullo” de haber recibido un premio para el que se le ocurrían “50 candidatos mejores” para recibirlo, pero que le vincula estrechamente a la figura su admirado y añorado amigo. “Para algunos -dijo refiriéndose a Paloma Jiménez, viuda de Pepe, y a su hijo Erik- llevar un apellido tan sonoro es algo muy íntimo”, como lo es para él el de su propio padre, a quien recordó en su despedida: “A él le gustaría que me despidiera diciéndoles que esta tierra es rica por ustedes. ¡Viva San Fernando!”.  

A debate

Y de un ejemplo particular, a otro más general, el del ejercicio periodístico en tiempos de pandemia, desde una óptica nacional y, asimismo, desde la regional, a partir de las dos mesas redondas que dieron contenido y sentido a las Jornadas de este año.  

En la primera participaron las periodistas Marta Robles y Anabel Díez, junto con el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Santiago, articulista y tertuliano, Antón Losada. Robles y Díez coincidieron a la hora de relatar las dificultades bajo las que se ha realizado la labor periodística durante la pandemia, especialmente durante el confinamiento y los periodos de mayores restricciones, y en este sentido resaltaron el empeño, en especial de la prensa escrita, a la hora de buscar voces autorizadas y periodistas especializados que arrojasen luz en medio de tanta “oscuridad”. Del mismo modo, pusieron en cuarentena algunas actitudes malsanas por parte del ámbito político a la hora de acotar y “cegar” las vías de información con las comparecencias telemáticas: “Les ha resultado cómodo no tenernos al lado como moscones”, expuso Anabel Díez.

Antón Losada, por su parte, se mostró más crítico a la hora de evaluar la labor de los medios y, en especial, de dejarse arrastrar por la tiranía del click: “Hay que dejar de competir por la velocidad, y sí por la relevancia de lo que publicas, porque es lo que te puede hacer atractivo”, apuntó, así como introdujo el debate sobre el papel de las redes sociales, después de que “la gente le da ya el mismo valor al facebook de un cuñado que al de un medio”, por lo que invitó a la prensa a “dar claves sobre lo que ocurre” y no limitarse a ejercer de intermediarios.

En la segunda mesa participaron la periodista Lourdes Lucio, el director de la RTVA, Juan de Dios Mellado, y el director de la agencia EFE, Enrique Cervera, quienes sí coincidieron en subrayar el papel de los medios durante la pandemia, así como su capacidad de adaptación para desarrollar su labor en unas condiciones inéditas y exigentes que han servido a su vez de banco de pruebas dentro de la acelerada transformación digital de los medios tradicionales.

En sus intervenciones se puso en entredicho igualmente otra circunstancia sobrevenida a causa de la pandemia: la “sobresaturación” de la información. “La gente llegó un momento en que desconectó”, recordó Lucio, mientras que Mellado puso el ejemplo de los nórdicos, “que fueron los primeros en reducir contenidos sobre el covid porque causaban depresión”. “Hubo un momento en que llegué a echar de menos el procés”, reconoció Cervera, quien defendió igualmente que “vivimos momentos de confusión con mucha demanda de información por una sociedad golpeada emocionalmente”.

E importante también otra reflexión final: los medios fueron considerados esenciales por el Gobierno, pero han tenido que afrontar en este tiempo pérdidas terribles. ¿Para cuándo un “plan renove” para la industria periodística?

 

Marta Robles. Periodista y escritora

“Fue muy difícil informar durante la pandemia, pero supimos reaccionar”

La periodista Marta Robles, que contrajo el virus en la primera semana de confinamiento y lo visibilizó para luchar contra el estigmatismo de las personas contagiadas, expuso que “ha sido muy difícil informar en pandemia. Estábamos todos muy desinformados, pero hemos reaccionado porque la sociedad necesitaba estar bien informada, y que se le dijera cómo comportarse”.

 

Anabel Díez. Periodista de El país

“Nos hemos dejado la piel para informar desde dentro de la oscuridad”

La experiencia de Anabel Díez durante buena parte de la pandemia pasó por hacer el periódico “desde casa, pendientes las 24 horas del día”, y se mostró indulgente con el ejercicio de la profesión durante todo este tiempo, “ya que hemos tenido que actuar con prueba error, pero examinándonos en cada momento. Nos hemos dejado la piel para informar a la ciudadanía dentro de la oscuridad”.

 

Antón Losada. rofesor de la Universidad de Santiago

“El periodismo ha perdido una oportunidad con la pandemia”

Antón Losada se mostró muy crítico con respecto al papel de los medios durante la pandemia al considerar que “han perdido la oportunidad de que la gente comprobara lo importante que es tener buenos medios. Sin embargo, la gente ha entendido  el valor de los servicios públicos, pero no el de los medios, ya que muchos comprendieron que lo importante era el click y no el valor de la información”.

 

Juande Mellado. Director RTVA

“Los medios públicos han dado ejemplo de por qué tienen que existir”

El director general de la radio televisión pública andaluza defendió la labor desempeñada por los medios públicos durante la pandemia, porque “han dado ejemplo de por qué tienen que existir”. Además resaltó el gran trabajo realizado para mantener la información y el entretenimiento. “Hemos agudizado nuestro ingenio y ha propiciado nuevas formas de producir que servirán para el futuro”.

 

Lourdes Lucio. Periodista El país

“Hay que poner en valor a los periodistas que salían a la calle”

La periodista sevillana reivindicó el papel de los periodistas durante la pandemia y lo que supuso el ejercicio de la profesión, sobre todo durante el confinamiento: “Éramos personal esencial, podíamos salir a la calle, pero volvíamos a casa con miedo de contagiar a nuestras familias. Hay que poner en valor a los que salían frente a una enfermedad de la que no sabíamos nada”.

 

Enrique Cervera. Director Agencia EFE

“La prensa ha ayudado a desmontar muchas noticias falsas”

Aunque Cervera admitió que hace falta “autocrítica” en los medios, también defendió que “la prensa ha desmontado muchas de las noticias falsas que han circulado durante la pandemia, conduciendo la información hacia la verdad”; e incluso puso de ejemplo la contribución de los medios a que la gente se volcara en la campaña de vacunación, porque contaba con los datos suficientes para hacerlo”.

EN SAN FERNANDO

Publicaciones del Sur ha apostado un año más por la elección de San Fernando como sede de las Jornadas Nacionales de Periodismo, coincidiendo asimismo con un nuevo aniversario -211 años ya- desde la promulgación en la ciudad del Decreto de la Libertad de Imprenta. En la inauguración se contó con la presencia de Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, Juan Marín, vicepresidente de la Junta, y Patricia Cavada, alcaldesa de la ciudad, acompañados por el consejero delegado de Publicaciones del Sur. José Antonio Mallou. A tenor del eje de las jornadas de este año -El periodismo en tiempos de pandemia-, Antonio Pulido aprovechó para felicitar a los medios “por el papel tan importante que han desarrollado en este más de año y medio tan difícil”. Un aspecto en el que también incidió el vicepresidente de la Junta, quien puso en valor la “información veraz” que ha ayudado “a protegernos del virus”, así como el trabajo de los medios, que situó a la altura del realizado por los cuerpos y fuerzas de seguridad y los sanirarios, y “todos aquellos que hemos luchado en una situación extraordinaria”. Para Marín, “aún queda algún tiempo” para dejar atrás definitivamente la pandemia, pero también se mostró convencido de que “de esta situación dramática van a surgir nuevas oportunidades”, y puso como ejemplo la importancia del “trabajo en equipo”. Asimismo, tuvo palabras de reconocimiento para Matías Prats, por su “credibilidad, que nos viene bien en momentos tan confusos”. Por último, la alcaldesa Patricia Cavada, recordó que estas Jornadas se sumaban en la ciudad a la conmemoración institucional de la libertad de prensa, que este año ha servido para reconocer la perseguida labor de la periodista mexicana, Lydia Cacho. Asimismo, se refirió al papel de los medios durante la pandemia, ya que gracias a ellos la ciudadanía ha podido tener “información veraz y juicio crítico”, aunque se refirió especialmente al papel desempeñado a la hora de luchar contra las noticias falsas y los discursos de los negacionistas.

TE RECOMENDAMOS