El tiempo en: Sevilla
Lunes 20/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Preferia de emprendimiento y de orgullo viejo

Caixabank vuelve a reunir a las emprendedoras con un desfile de moda, aunque el protagonismo se lo han llevado las mujeres de Orgullo Vieja

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Ocho años lleva Caixabank hablando de emprendimiento femenino a través de los volantes y lunares de la Feria. Su cita con la moda flamenca es una excusa para hablar de Microbank pero a través de sus beneficiarias, esos proyectos con enfoque social que hablan de llevar a cabo un sueño y que tiene nombre y apellidos. Las de este año eran Nuria Spínola y Estefanía Escolano aunque las mujeres de Orgullo Viejo, con permiso de la niña que desfiló para Isabel Japón, les robaron bastante protagonismo.

Como es tradicional, ante un nutrido grupo de emprendedoras y empresarias, en una cita en la que cada vez hay más hombres, dos mujeres han compartido su experiencia con las invitadas. Nuria Spínola buscó financiación para hacer realidad su sueño: Con S líquida, un estudio de pintura en el que imparten unas clases que al final es casi un coaching en el que el arte es una forma de afrontar la vida. Estefanía Escalona unió sus dos pasiones, viajar y belleza, y emprendió su camino con Belleza sobre ruedas, con una “furgona” que lleva la “belleza interior y exterior” a las zonas rurales más despobladas, aportando autoestima, socialización y un espacio de encuentro.

Las dos son muy jóvenes, cada una con una historia personal muy diferente, pero coinciden en que han hecho realidad su sueño y que lo que necesitaban era el empujón de la financiación. “Con sueños no lo haces, necesitas comprar el material o la furgona”, decía Nuria, mientras Estefanía recalcaba que las nuevas generaciones miran el emprendimiento de otra manera, sin tener miedo al fracaso, aunque insistía en que el camino “no es fácil” y hay que “creer en ti”, porque “vale la pena”, porque los altibajos de los negocios “son parte del problema”. “Hay que encontrar lo que te gusta y apasiona, que es lo que marca la diferencia y da valor añadido”, decía Nuria, apuntando que no se trata de ser una “heroína” pero “yo he podido, porque mejor echar la vida en un sueño” y cuando todo se complica “el arte sana”.

Las dos emprendedoras confirman el nuevo perfil de las mujeres que acuden a Microbank buscando financiación. Ya no vienen porque han perdido un empleo, sino porque tiene una oportunidad de negocio, quieren ganar independiencia o desarrollar su vocación, decía Gristina González Viu, directora general de Microbank, que apuntaba que suelen ser mujeres de entre 36 y 49 años y sin estudios universitarios. Son 1.400 las mujeres que el banco social de Caixabank han iniciado o consolidado sus proyectos en Andalucía, que además ha iniciado un área de formación específica online, especialmente para técnicas de ventas y marketing digital.

Por su parte, Juan Ignacio Zafra, director territorial de CaixaBank en Andalucía, ha apuntado que “la diversidad, la meritocracia y el reconocimiento del talento son pilares fundamentales” en CaixaBank, que son los que quieren llevar a la sociedad a través del apoyo a este tipo de emprendimientos.

Pero la perla de esta preferia que organiza siempre Caixabank en su oficina de Sierpes siempre la ponen los desfiles de moda, fundamentalmente flamenca pero que no tiene porqué ser de trajes de gitana, muy al contrario. Cada año el desfile es más diverso, como es el realidad el mundo de la moda flamenca. Han sido ocho los diseñadores que han mostrado cómo se puede vestir en esta Feria de Abril: Foronda (Juan Foronda) con sus mantones, Avenenza (María José Suárez con sus trajes de fiesta) o Mario Valladares, Sonibel, Isabel Japón, Rafael Cerrada, Ana López, Mónica Sánchez y Matildina Boho Flamenco.

Y como es diversa nuestra sociedad, el protagonismo ha sido para Orgullo Viejo, mujeres de entre 65 y 97 años que han reivindicado la inclusión y la superación. Las monologistas del proyecto Orgullo Vieja, impulsado por la Asociación Elige la Vida, se han vestido de flamenca para reivindicar lo mismo que hacen sobre el escenario, que las personas mayores tienen los mismos derechos que el resto y que, por tener algo más edad que el resto, no van a dejar de cumplir sus sueños. Ellas no sólo lo cumplieron subiéndose al escenario con sus monólogos en los que cuentan con humor su vida personal, a veces trágica, o protagonizando un documental. Lo han demostrado, cada una con sus posibilidad, incluso vestida de flamenca con un bastón, en el desfile: porque están vivas y tienen para rato.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN