Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Lunes 15/08/2022
 

Sevilla

El alcalde declara un día de luto oficial por la muerte del cardenal Amigo Vallejo

Muñoz lamenta la muerte de Carlos Amigo: "Su compromiso con Sevilla le hizo ser querido por toda la ciudadanía"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El arzobispo emérito de Sevilla, en una foto de archivo.
  • Sanz (PP): "Amigo Vallejo impulsó durante décadas la Archidiócesis y se convirtió en un símbolo de la ciudad"
  • Villalobos: "Amigo Vallejo fue un humanista de talla que entendió a la perfección la idiosincracia de Sevilla"
  • Betis y Sevilla, unidos en el recuerdo del cardenal Amigo

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, tras oír a los grupos políticos reunidos en Junta de Portavoces, ha declarado día de luto oficial en la ciudad desde las 12 horas del mediodía del jueves 28 de abril hasta las 12 horas del día 29 en honor del cardenal arzobispo emérito Carlos Amigo Vallejo, Hijo Adoptivo de Sevilla y arzobispo metropolitano de Sevilla desde 1982 hasta 2009, quien ha fallecido este miércoles.

La propuesta del regidor hispalense elevada a la Junta de Portavoces indica que Amigo Vallejo ha sido "querido en todos los barrios de la ciudad, apreciado por las hermandades y cofradías, respetado por los representantes de la ciudadanía en las instituciones públicas, y siempre activo luchador en favor de las personas más desfavorecidas. El hecho ha causado un inmenso dolor en la ciudad", según detalla el Consistorio en un comunicado.

Con la declaración de ese día de luto oficial, se dispone que las banderas ondeen a media asta en la Casa Consistorial y en el resto de edificios municipales y espacios públicos. La resolución aprobada traslada también "a su familia, amistades, al Arzobispado y a todos los feligreses de la Diócesis de Sevilla el dolor del Ayuntamiento por tan irreparable pérdida".

Fray Carlos Amigo ha fallecido a los 87 años de edad como consecuencia de una insuficiencia cardiaca tras haber empeorado su estado de salud días después de haberse sometido a una intervención quirúrgica en los pulmones.

El prelado fue intervenido quirúrgicamente en los pulmones el pasado lunes 25 de abril, en el Hospital Universitario de Guadalajara, como consecuencia de una dolencia que se sumó a la operación de cadera que se le realizó el 23 de febrero, tras la caída sufrida en la Misa que se celebró en la Catedral de la Almudena en conmemoración del XXV aniversario de la ordenación del cardenal Osoro.

"Su compromiso con Sevilla le hizo ser querido por toda la ciudadanía"

Antes de esta declaración, el alcalde había lamentado su fallecimiento en su perfil oficial de Twitter destacando "su compromiso con la ciudad, que le hizo ser querido por toda la ciudadanía de Sevilla".

"Nos deja el cardenal Carlos Amigo Vallejo, hijo adoptivo de Sevilla y arzobispo durante 27 años. Mi pésame y cariño en estos momentos a su familia, amigos, compañeros y al arzobispo José Ángel Saiz Meneses", añade el mensaje del alcalde en la citada red social.

"Amigo Vallejo impulsó durante décadas la Archidiócesis y se convirtió en un símbolo de la ciudad"

Por su parte, el candidato del Partido Popular (PP) a la Alcaldía de Sevilla y senador, José Luis Sanz, ha expresado de forma pública sus condolencias por esta muerte. "La ciudad de Sevilla y toda su Archidiócesis están de luto. El que fuera arzobispo hispalense durante 27 años y líder de la transformación de la Diócesis al siglo XXI, ha fallecido", ha destacado Sanz en un comunicado.

El candidato popular ha lamentado la muerte del prelado, "como sevillano y miembro de la Iglesia de Sevilla", ésa que "impulsó durante casi tres décadas al frente de su Archidiócesis, convirtiéndose en todo un símbolo de la ciudad".

José Luis Sanz junto a Carlos Amigo.

"Sevilla está de luto y así lo expresaron las campanas de la Giralda con su tañido a luto a las 12 horas del mediodía, justo cuando se conoció la noticia", ha destacado Sanz, al tiempo que ha recalcado sus "87 años de vida ejemplar desde sus orígenes en la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco hasta sus últimos días en Sevilla".

En opinión de Sanz, "todos le debemos mucho al que fuera arzobispo de Sevilla entre 1982 y 2009. Hombre de gran talante y de gran gobierno en la Iglesia, impulsor de sus hermandades y colectivos y gran embajador de la ciudad que recibió bajo su prelatura al Papa San Juan Pablo II, aquel que lo nombró cardenal en 2003".

Por último, Sanz ha dado el pésame "a toda Sevilla, que está de luto por la muerte de don Carlos Amigo Vallejo. Le echaremos mucho de menos", añade el comunicado.

"Amigo Vallejo fue un humanista de talla que entendió a la perfección la idiosincracia de Sevilla"

Mientras, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha lamentado la muerte del cardenal. "Su forma de ser, de estar y de entender su responsabilidad al frente de la Archidiócesis le dieron siempre una autoridad relevante en cualquier asunto que abordara. Con la muerte de Carlos Amigo, Sevilla pierde a un humanista de talla, que supo entender a la perfección la idiosincrasia de la ciudad y de la provincia", ha destacado el mandatario provincial en un comunicado.

En opinión del presidente de la Diputación, "Amigo Vallejo representaba ese perfil de hombres que han engrandecido siempre, a lo largo de los siglos, a la ciudad y la provincia. Era de ese grupo de avanzados y visionarios que sabían canalizar las fuerzas vivas y las energías de los sevillanos y sevillanas para generar conciencia colectiva y proyecto de grupo, para así progresar y avanzar de forma colectiva".

Pimentel (Cs): "Amigo Vallejo fue parte activa en la transformación de Sevilla"

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, ha lamentado en un comunicado "la triste pérdida" del cardenal Carlos Amigo Vallejo, y ha asegurado que "el trabajo, el cariño y la dedicación plena de Amigo Vallejo quedarán para siempre en el recuerdo de todos los sevillanos", pues "su talante de diálogo, respeto y buen hacer, unido a su cariño eterno por esta ciudad, lo hicieron convertirse casi desde su llegada en un sevillano más", que "aprendió a querer y a respetar a Sevilla por encima de todo".

Pimentel ha destacado que "don Carlos supo estar siempre a la altura de los tiempos que le tocaron vivir", a pesar de que "algunos momentos fueron duros y complicados" pero "siempre respondía con una sonrisa a todo aquello que se le solicitaba". Además, el portavoz de la formación naranja ha subrayado que Fray Carlos "llegó en su día a una ciudad que estaba viviendo un profundo proceso de transformación y fue, sin duda, parte activa en los cambios que permitieron la entrada de Sevilla en el siglo XXI", ha explicado.

Por último, ha reiterado que el cardenal "fue toda su vida una persona con gran corazón, siempre accesible a todo lo que le demandaban los sevillanos, y que se desvivió por la Iglesia de Sevilla, por el futuro de la ciudad y, especialmente, por los más necesitados". Con todo, "nos queda ahora el legado del que fue un servidor de los sevillanos, cariñoso, comprensivo, buena persona y amable" y por el que hoy "la ciudad llora su pérdida", ha concluido.

Los rectores destacan que fue "una persona modernizadora y relevante para la universidad"

Los rectores de las dos universidades de Sevilla han lamentado también su muerte. En este sentido, el rector de la Universidad de Sevilla (US), Miguel Ángel Castro, le ha definido como una persona "relevante para la ciudad y la Universidad". Como arzobispo suscribió con el rector Javier Pérez Royo, en 1988, el convenio de colaboración por el que la Iglesia ponía a disposición de la Universidad sus archivos y bienes para su estudio, según destaca la institución académica en un comunicado.

Castro también ha subrayado al respecto la creación del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla (Sarus), que, bajo sus impulso y de sus sucesores a lo largo de todos estos años "ha desarrollado una destacada labor en las áreas del pensamiento y la cultura, de la espiritualidad de la justicia y de la caridad a favor de un número relevante de miembros de la comunidad universitaria".

El cardenal Amigo participó en diversos actos universitarios a lo largo de su pontificado, "transmitiendo una visión de la Iglesia abierta a la sociedad y mostrándose proclive a fomentar el diálogo entre la fe, la cultura, el pensamiento y la actividad de los hombres".

Por su parte, el rector de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), Francisco Oliva, ha asegurado que Fray Carlos Amigo fue una persona "afable, cercana y modernizadora, que quiso aproximarse a las distintas realidades de nuestra heterogénea sociedad, por todo ello siempre reconoceremos lo mucho que nos aportó. Descanse en paz".

Betis y Sevilla, unidos en el recuerdo del cardenal Amigo

El Betis y el Sevilla se han unido este miércoles en el pesar por la muerte del cardenal Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de la archidiócesis hispalense que ha fallecido en el hospital de Guadalajara a los 87 años y que mantuvo una relación de especial cercanía con ambos clubes sevillanos.

"El Sevilla quiere mostrar su pesar por el fallecimiento del cardenal emérito de Sevilla Monseñor Carlos Amigo Vallejo. Descanse en paz una persona de bien con la que vivimos momentos emocionantes como institución", señala el club, que acompaña el pésame con una fotografía del prelado con una de las Copas de la UEFA del Sevilla.



Por su parte, el Betis acompaña su pesar por la muerte del cardenal con una instantánea en la que saluda al mito verdiblanco Julio Cardeñosa, también vallisoletano como el arzobispo fallecido, quien nació el 23 de agosto de 1934 en Medina de Rioseco.

El Betis recuerda que la vinculación del cardenal con la entidad heliopolitana "fue muy estrecha durante años" y, entre otras efemérides, recuerda que "presidió los oficios religiosos que conmemoraron los 75 y los 100 años de existencia" del club "y bendijo la profunda remodelación del estadio inaugurada en el año 2000".



Añade que, además, acompañó al Betis en la Basílica del Gran Poder cuando se proclamó Campeón de la Copa del Rey en 2005, que acudió "en muy diversas ocasiones" al palco del Villamarín y mantuvo "siempre una estrecha relación de afecto y simpatía" con la entidad que, "como todo el conjunto de la sociedad sevillana, se halla conmocionada por la noticia de su fallecimiento".

TE RECOMENDAMOS