El tiempo en: Sevilla
Lunes 26/02/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Especialistas "garantizarán la seguridad" del ficus de San Jacinto

Patrimonio deja en mano de profesionales la decisión de "tomar las medidas necesarias" para dicho entorno

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de archivo de una de las últimas intervenciones realizadas por Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla en el ficus de San Jacinto. -

La Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía se ha mostrado a favor de que "se tomen las medidas necesarias" en relación con el ficus gigante de la iglesia de San Jacinto para "garantizar la seguridad" tanto del Bien de Interés Cultural (BIC) del antiguo convento y sus "valores paisajístico" como para "garantizar la seguridad de las personas", aunque señala que "deberán ser especialistas" los que "entren en el alcance" de estas medidas, es decir, quienes las definan.

Así se recoge en las actas de la reunión celebrada por la Comisión el pasado 27 de abril consultadas por Europa Press, en las que se recoge que el acuerdo "favorable" a la adopción de medidas de seguridad ha sido "por unanimidad" de los miembros. Dichas medidas, subrayan las actas, "deberán ser determinadas por especialistas a tal efecto, procurando que, si es posible, se tomen las medidas necesarias previas al apeo".

La Comisión ha analizado tanto la solicitud de apeo (tala) del ficus presentada por el templo como el informe sobre la afección del árbol en la parroquia y el informe de Parques y Jardines en respuesta a la solicitud hecha por la propia Comisión sobre la "viabilidad" de mantener el ejemplar. Sobre este último punto, el informe municipal señala que "siempre y cuando se tomen medidas de conservación, no sería necesario el apeo", explican fuentes del Ayuntamiento. Unas medidas de conservación que recaen, aclaran, en el titular o propietario del BIC (la iglesia de San Jacinto).

Por su parte, el párroco de San Jacinto, Javier Rodríguez, ha señalado en declaraciones a Europa Press que "nos sobrepasa esta situación", aludiendo al coste que supone para el templo el mantenimiento de este ejemplar. Solo la "buena poda" que se le hizo al ficus en 2021 cuesta 12.000 euros para una iglesia que recauda "unos 500 euros para pagar la luz y poco más", asegura Rodríguez.

El árbol se encuentra en "un estado avanzado de deterioro" que puede suponer "un riesgo para la población", motivos por los que el Ayuntamiento en marzo del año pasado realizó una poda de emergencia para "reducir al máximo los riesgos detectados tras la inspección hecha, especialmente ante el número de personas que transitan por esta área --acceso tanto al templo como al centro educativo San Jacinto--".

Se ha cumplido en los primeros meses de 2022 un año desde el último accidente protagonizado por este ficus, cuando tres mujeres de avanzada edad resultaron heridas como consecuencia de la caída de una de sus ramas. La iglesia lleva tiempo pidiendo permisos para su apeo, que, debido a su carácter centenario y a su valor patrimonial, requiere de la autorización de la Junta de Andalucía.

Este pasada semana, uno de los ficus de gran porte de la Plaza de la Encarnación se desplomó de manera "fortuita" sin provocar heridos y como consecuencia de la "pudrición del cuello de la raíz", que "no se había detectado a pesar de las inspecciones periódicas" que realiza el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla. Fuentes municipales explicaron que esta pudrición de las raíces "impedía" que el árbol soportara el peso de su "gran porte. "Se va a revisar en profundidad el resto de árboles de la plaza y el ejemplar caído se repondrá en la próxima campaña de plantaciones", ha anunciado el Ayuntamiento.

En la Encarnación hay dos ficus, especie originaria de Tasmania (Australia). Igualmente, hay otros cuatro ejemplares en las plazas de Cristo de Burgos y dos en el Museo. Todos estos árboles son sometidos a revisiones y controles para "minimizar el riesgo de caída de ramas". No obstante, "las incidencias de los árboles en el subsuelo son más complicadas de detectar que sobre el tronco y las ramas que, en este caso, estaban en buenas condiciones", ha sentenciado el Consistorio.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN