El tiempo en: Sevilla
Lunes 26/02/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Exclusiva

Profesionales del Área Sanitaria de Osuna piden también el cese de Casto Ortiz

Una plataforma denuncia que trabajan desde hace años “hostigados, desmotivados y amenazados”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Las peticiones de cese realizadas por la plataforma. -
  • Han pedido un encuentro con la delegada pero no consta la reunión oficialmente
  • La Plataforma cuenta con más de 250 profesionales pero es anónima por miedo a las represalias

Años de hostigamiento, desmotivación y amenazas. Es el relato de los profesionales del Área Sanitaria de Osuna que se han aglutinado en torno a una plataforma, que además es anónima para evitar “represalias”, desde la que llevan reclamando desde hace varios meses el cese del director económico del AGS Osuna, Casto Ortiz, por su “gestión de personas deplorable” y ante el declive de la atención sanitaria, motivo por el que incluso han solicitado una reunión con la delegada provincial de Salud, Regina Serrano, aunque desde el SAS aseguran que no hay constancia oficial de esa reunión.

Aunque en la Plataforma del Área Sanitaria de Osuna, de la que forman parte ya más de 250 profesionales, no hay ningún nombre ni ninguna referencia personal que pueda identificar a los firmantes, sí que hay trabajadores de todos los ámbitos en ella. Incluso han hecho llegar a Viva una nota de prensa en la que describen cómo los “profesionales del Área, desde hace años, trabajan hostigados, desmotivados y amenazados, eso puede repercutir en la calidad de la atención a los ciudadanos”.

En la nota de prensa, en la que directamente culpan a la “gestión de personas deplorable” que realiza su director económico, Casto Ortiz, relatan cómo “huyen” los profesionales con más experiencia y que son sustituidos por otros “que en ocasiones no tienen siquiera la mínima cualificación para el trabajo”, como médicos extranjeros con título sin homologar o licenciados sin MIR cuyo trabajo se autorizó “excepcionalmente durante la pandemia, pero siguen ejerciendo durante la normalidad”. Es lo que llaman “anormalidad crónica”.

Denuncian que no da tiempo a cubrir las plazas de los que emigran y que quedan desiertas que “intentan ocultar asignando los cupos de forma ficticia a médicos que, en realidad no los atienden porque están en otro puesto de trabajo”.

“A pesar de ello y como estrategia para tener a los profesionales bajo constante amenaza, se obstinan en ofrecer contratos mensuales a riesgo de que los profesionales se cansen y emigren (actualmente las condiciones permiten a los médicos encontrar trabajo en 24 horas cuando te cansas de trabajar en el Área de Osuna), denegar permisos de forma arbitraria, sobrecargar las agendas, exigir objetivos inalcanzables, exprimir las nóminas obligando muchas veces a recurrir al contencioso administrativo para que te den descansos, se te paguen complementos, etc”, aseguran.

Las cuentas cuadran

Los profesionales aseguran que “quien al final lo paga es el usuario de a pie”, que deben acudir a la privada, aunque “cuanto peor están los usuarios, mejor cuadran las cuentas en la dirección económica”, aseguran, ya que se ahorran las plazas desiertas y recetas, pruebas y consultas que no se realizan. “Las cuentas cuadran y eso supone una gran productividad para la Dirección Económica y también para la Dirección Gerencia”, lamentan.

Ante tal situación, y dado que sus peticiones para investigar a la Dirección Económica “sean soslayadas” siempre a pesar del perjuicio, una representación de estos profesionales solicitó una reunión con la delegada de Salud en Sevilla, Regina Serrano, a principios de marzo. La solicitud fue mediante correo electrónico y hubo contestación por parte de su secretaria de que “habría que cuadrar las agendas de la delegada y del director gerente” de Osuna. Sin embargo, según el SAS, dicha petición de reunión no consta oficialmente.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN