Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Jueves 30/06/2022  

Cámara Baja

Breve historia del voto andaluz

Soll Cruz-Guzmán, arquitecta y diputada del PP por Sevilla, hace un recorrido por las elecciones autonómicas en Andalucía

Publicado: 10/06/2022 ·
12:52
· Actualizado: 10/06/2022 · 12:52
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Una urna en las últimas elecciones autonómicas.
Autor

Sol Cruz-Guzmán

Arquitecta de profesión por la ETSA Sevilla. Diputada por Sevilla en el Congreso de los Diputados

Cámara Baja

Cámara Baja es un espacio en el que se trata la actividad política en el ámbito local, regional y nacional

VISITAR BLOG

Todas las jornadas electorales son propicias a las curiosidades y anécdotas. Los que hemos participado de forma activa en las elecciones hemos visto de todo. Electores intentando identificarse para votar con el carnet del Betis  -y discusión con los miembros de la mesa de que por muy bético que uno sea no es un medio aceptado- o urnas más difíciles de montar que una estantería de Ikea con cajones. Pero echemos la vista atrás a estas cuatro décadas que nos preceden.

Sí, porque fue hace justo cuarenta años cuando los andaluces elegían por primera vez a sus gobernantes regionales. En aquellos comicios del 82, Manuel Fraga recorría personalmente los colegios de Córdoba para conocer la participación y miles de andaluces, incluido el obispo de la ciudad califal, se quedaban sin poder votar por errores en el censo. Fallos propios de quien por primera vez se estrena en la organización  de unas elecciones autonómicas.

A estas elecciones les seguirían las del 86, coincidiendo con el mundial de fútbol de México, donde un exultante Maradona regateaba el trofeo a la selección española.

En la calurosa jornada del 90, celebradas en el día de la noche de San Juan, una familia se quedó sin su jornada de playa al tener que cubrir el cabeza de familia un puesto en una mesa electoral, y el propio Ruiz Mateo no pudo introducir el sobre en la urna, por rellenar mal el censo.

Las del 94 fueron  tristemente empañadas por dos amenazas de bomba en dos colegios electorales, en los años más sangrientos de la banda terrorista ETA. Falsa alarma.

En las del 96, en Cádiz se vio algún disfraz en las colas de los colegios electorales al celebrarse a principios de marzo y coincidir en época de Carnaval. En las del 2000 y 2004  la jornada concluyó sin ningún incidente reseñable.

Las primeras listas cremalleras llegaron en las del  2008 y no fue hasta las del 2012 cuando los andaluces votaron mayoritariamente a un partido diferentes al Partido Socialista. El Partido Popular con Javier Arenas a la cabeza consiguió el apoyo de más de un millón y medio de andaluces, aunque no pudiera llegar a San Telmo.

No será hasta las elecciones de 2018, en las que el gobierno andaluz cambiaría  por primera vez en la historia de grupo gobernante. Con el Partido Popular y el  presidente Juanma Moreno se produce la alternancia en Andalucía, única Comunidad Autónoma donde no se había producido este cambio de signo político.

Afrontamos esta semana la cuenta atrás hacia unos comicios históricos, ya que por primera vez se evalúa, y se premia o castiga, a un partido de gobierno que no sea el socialista. Nos encontramos en una semana crucial para el futuro de Andalucía, para que nuestra tierra siga avanzando, y por eso, sólo me queda enviar la mejor de la suerte para los candidatos y el mayor  trabajo para los electores: Escuchar y leer las propuestas de los diferentes grupos recogidas en sus programas electorales, ya que será el contrato que firmarán con ellos en las próximas votaciones del  #19J, sobre el que tendrán que rendir cuentas dentro de cuatro años. 

TE RECOMENDAMOS