Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Lunes 08/08/2022
 

Sevilla

La Diputación aprueba la segunda fase de las obras de emergencia contra la sequía

Para garantizar el abastecimiento y la calidad del suministro en los municipios sevillanos más gravemente afectados

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Sequía.

El Pleno de la Diputación de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado por unanimidad la segunda fase de obras de emergencia que la Institución ejecuta, siguiendo la hoja de ruta marcada en la Mesa Provincial de la Sequía, para garantizar el abastecimiento y la calidad del suministro en los municipios sevillanos más gravemente afectados por la delicada situación hidrológica de la provincia.

La Institución suma así una segunda fase al Programa de Obras frente a la Sequía, con tres nuevas actuaciones de emergencia centradas en el abastecimiento a El Castillo de las Guardas, desde el embalse del Jarrama (3,9 millones de euros); la conexión de abastecimiento desde Brenes a Villaverde del Río (1,2 millones de euros) y la ampliación de toma y estación de tratamiento de agua potable para abastecimiento de Badolatosa y Casariche (1,3 millones de euros).

En esta línea, la Diputación ha señalado que la actuación a realizar en El Castillo de las Guardas requiere la expropiación de los terrenos afectados para poder llevar a cabo el proyecto, mientras que en las otras dos obras a realizar no es necesaria.

Los diputados provinciales han conocido y aprobado, en esta sesión telemática de su Plenario celebrada este jueves, la aceptación de la Diputación de las declaraciones de situaciones de emergencia no catastrófica adoptadas por varios ayuntamientos, al no poder garantizar el suministro a la población: el de El Castillo de las Guardas, motivada por la presencia de trihalometanos en la toma de muestreo de su red de abastecimiento, y las de Aguadulce y Pedrera, por una parte, y Guadalcanal, por otra, por la insuficiencia de recursos hídricos disponibles para el abastecimiento.

Una vez aprobada la declaración de emergencia de las obras a realizar, el Pleno ha dado su visto bueno a los proyectos de las obras que definen técnicamente las actuaciones a implementar y al procedimiento administrativo, que comprende la declaración de utilidad pública e interés social de las obras a ejecutar, a fin de poder iniciar las expropiaciones requeridas, y delegar el encargo de ejecución de estos proyectos a medios propios de la Diputación, a fin, como ha hecho constar la diputada provincial de Servicios Públicos Supramunicipales, Regla Martínez, de incrementar la agilidad.

En el transcurso del Pleno ha quedado también aprobado el establecimiento de la financiación de estos proyectos. El presidente de la institución provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, ya había informado de que el abordaje financiero de estas actuaciones lo va a acometer la Diputación a través de un programa específico dotado con 10 millones de euros, procedentes de los remanentes de tesorería resultantes de la Liquidación favorable del Presupuesto 2021, pero será más adelante, cuando los técnicos hayan confirmado el coste estimado de las obras, cuando el Pleno se pronuncie sobre la incorporación definitiva de los mismos al Presupuesto 2022.

En cuanto a la primera fase de estas obras de emergencia frente a la sequía, recordar que la constituyen tres obras: la construcción de las infraestructuras necesarias de captación e impulsión para el abastecimiento, desde el nuevo sondeo en el Cerro de la Cruz con el depósito 'El Puntal', en Casariche (2,31 millones de euros); la conducción de abastecimiento desde la impulsión de Cerro de la Cruz hasta depósito de Pedrera (935.000 euros) y la adecuación del sistema de bombeo en captación subterránea para abastecimiento de Coripe (10.000 euros).

TE RECOMENDAMOS