Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Miércoles 07/12/2022  

Sevilla

Investigan la muerte de un hombre de 37 años en Mairena tras reducirlo la Guardia Civil

El padre de la víctima denuncia los hechos con vídeos a través de las redes sociales

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

El titular del juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla ha llamado a declarar a los padres de un hombre de 37 años que falleció el pasado 19 de septiembre tras ser reducido por la Guardia Civil y sufrir una parada cardiorrespiratoria que lo dejó en coma.

Según han difundido el padre, Ángel Bejarano, en Twitter y ha explicado a EFE, los hechos ocurrieron el pasado 12 de septiembre a las puertas de su casa en Mairena del Aljarafe (Sevilla), cuando los padres pidieron ayuda a la Guardia Civil, porque su hijo "estaba muy violento”, y unos diez minutos después llegó una patrulla de este cuerpo a la vivienda, en la que no tuvo que entrar, ya que en ese momento el hombre estaba en la puerta de la casa.

El hijo no atendió a razones y fue reducido en el suelo por los agentes, que usaron para ello elementos como defensas extensibles, y, durante la detención, en la que participó una unidad más de apoyo del Instituto Armado, se habría producido la parada cardiorrespiratoria.

El padre asegura que, tras tirar a su hijo al suelo, “le comprimieron el cuello y el tórax”, y entiende que fruto de ello sufrió la parada. Los hechos se recogen en una grabación en vídeo de unos 28 minutos, de la que ha difundido unos 30 segundos en la red social.

El progenitor también ha denunciado que la ambulancia, que llegó “muy tarde”, no disponía de soporte vital básico, y su hijo falleció una semana más tarde en el hospital de San Juan de Dios de Bormujos.

Fuentes de la investigación han informado a EFE de que el fallecido había consumido cocaína antes de que se produjeran los hechos, y sufrió lo que se denomina “delirio agravado”, que se produce cuando se padece alguna patología que aumenta por el consumo de alcohol o sustancias.

Se había mostrado violento en el interior de la vivienda, donde tenía un hacha, indican las mismas fuentes.

Ángel Bejarano ha reclamado, a través de su abogado, que le sea entregado el informe de la autopsia de su hijo, mientras que fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) señalan que se está pendiente de recibir el citado informe, ya que hasta el momento solo se dispone de la información realizada en el momento del levantamiento del cadáver.

 

 

 

El abogado de la familia, Luis Romero, ha explicado en una entrevista en Tele 5 que el citado varón falleció efectivamente el 19 de septiembre en el hospital comarcal del Aljarafe, donde estaba "en coma, mantenido con respiración asistida", señalando que las imágenes con las que cuenta la familia sobre su detención reflejan cómo los agentes actuantes permanecen "montados" sobre el cuerpo del arrestado cuando el mismo ya estaba "aprisionado" y mostraba "dificultades para respirar", pues en los vídeos se le escucha cómo "jadea". Pese a ello, según indica, los efectivos aplicaron "toda la fuerza".

Según el letrado, se ha personado ante el Juzgado de Instrucción número dos de Sevilla como acusación contra los dos agentes por un presunto delito de homicidio imprudente, reclamando especialmente la entrega del expediente con la autopsia practicada al cadáver.

Fruto de la denuncia, según han indicado a Europa Press fuentes judiciales, dicha instancia judicial ha incoado diligencias previas y está pendiente de recibir el informe de autopsia, para saber la causa concreta de la muerte de esta persona, citando a los padres en febrero de 2023 para el ofrecimiento de acciones legales. La Guardia Civil, de su lado, señala que el caso está judicializado y que ha remitido al juzgado la documentación correspondiente.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN