El tiempo en: Sevilla
Lunes 22/04/2024
 

Sevilla

Aprobados los proyectos de la Algodonera de Alcosa y las Naves de San Luis

Contará con un total de 957 viviendas, la mitad de ellas Viviendas de Protección Oficial

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Ayuntamiento de Sevilla. -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este viernes dos proyectos de urbanización con "gran repercusión" para sus respectivos barrios: el de la antigua Algodonera Virgen de los Reyes, en Alcosa, y el de las Naves de San Luis, en el Casco Antiguo. Ambos suman en la urbanización de los terrenos, que se acometerá en 2023, una inversión de 7,8 millones de euros que posibilitarán la construcción posterior de 957 viviendas, la mitad protegidas.

En el primer caso, supondrá una transformación en Alcosa, con nuevas zonas verdes, espacios libres y equipamientos públicos, con una inversión asociada de 65 millones de euros, mientras que el segundo implicará la puesta en carga de una de las "escasas bolsas de suelo aún pendientes" de urbanizar dentro del Casco Antiguo, y donde tendrá cabida un "proyecto inmobiliario acorde" con el entorno patrimonial en el que se enclava, tal como señala el Consistorio en una nota de prensa.

El proyecto de urbanización de la superficie (más de 11,6 hectáreas) que ocupara la antigua instalación industrial Algodonera Virgen de los Reyes mantiene la protección tanto de la fachada y los torreones que constituían el frente y la imagen de aquella fábrica como las tres edificaciones principales, que pasarán a equipamientos públicos.

Estos suelos, entre el Polígono Aeropuerto y el Parque Alcosa y propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos del Proceso de Reestructuración Bancaria (Sareb), serán transformados en una nueva área residencial donde se proyecta la construcción de 919 viviendas (451 protegidas), que se alternarán con 50.000 metros cuadrados de zonas verdes y espacios libres --hasta seis hectáreas-- que estarán dotados de todos los elementos para la estancia y disfrute, como itinerarios peatonales, zonas de juegos infantiles y de aparatos de ejercicio físico, bancos, pérgolas y 630 nuevas plantaciones.

Se incluye en el proyecto la cesión de dos parcelas para 141 viviendas al Ayuntamiento, que se entregarán totalmente urbanizadas y destinadas a vivienda pública. Sus 116.646 metros cuadrados de superficie se encuentran desde hace años abandonados y sin uso, con el consiguiente deterioro de todo el conjunto, en cuyo interior aún se conserva parte de las naves donde se desarrollaban los procesos industriales de la antigua algodonera.

El proyecto de urbanización aprobado en Junta de Gobierno incluye también 6.440 metros cuadrados de terrenos que se extienden entre el acerado de la calle Secoya y entorno. Asimismo, recoge también la urbanización del espacio situado entre el frente de la antigua instalación industrial y la calzada de la calle Secoya, propiedad del Ayuntamiento de Sevilla.

Por esos terrenos discurría antiguamente el canal de riego del valle inferior del Guadalquivir. Perdido ya su uso, se propone ahora rellenarlos y acondicionarlos como lugar ajardinado y de paseo. Por otro lado, en el acceso de la instalación pero ya en su interior se localizaba un pequeño jardín ornamental con una imagen de la patrona de la Algodonera que será mantenido.

El proyecto, por tanto, "respeta" el patrimonio cultural e industrial de la ciudad y conserva los tres edificios principales con más de 3.000 metros cuadrados para destinarlos a un fin "totalmente público". A pesar de que el Estudio de Detalle obtuvo su aprobación en 2008, la crisis económica provocó la paralización del proyecto de desarrollo programada entonces para estos terrenos, que continúan baldíos más de doce años después.

"Se trata de una de las operaciones más esperadas por Alcosa, dada la localización estratégica de estos suelos, la conexión que se abre con el Palacio de Congresos de Sevilla Este, la transformación que tendrá para el barrio y su dimensión económica y laboral", según ha afirmado el también delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social.

Serán 7.440.000 euros de inversión solo en lo concerniente a las obras de urbanización previstas, si bien, el coste de toda la operación se estima en 65 millones de euros. Las obras comenzarán a ejecutarse en 2023. "En definitiva, estamos ante una iniciativa transformadora surgida de la colaboración público-privada y constituye una de las mayores bolsas de vivienda en desarrollo de la ciudad", ha remarcado.

Por otro lado, se ha aprobado el proyecto para desarrollar unos suelos que constituyen en la actualidad un "vacío urbano estratégico" en la zona norte del centro histórico. "En 2023 podrán comenzar sobre el terreno los primeros trabajos encaminados a la transformación definitiva de este espacio ahora en estado degradado, en un proyecto acorde con el entorno patrimonial en el que se enclavan los terrenos", ha comentado el portavoz del gobierno municipal.

Se trata del proyecto de urbanización de los terrenos que alojaron hasta hace algunos años un conjunto de naves y edificaciones de escasa entidad y con diferente usos a lo largo del tiempo en la calle San Luis. Son 3.778 metros cuadrados de superficie conformado por parcelas interiores y delimitadas por las calles Duque Cornejo, San Luis, Plaza de San Marcos, Vergara, Hiniesta y Lira.

En este espacio solo permanecen en pie algunas construcciones sin protección patrimonial alguna contiguas con fachada a San Luis y una edificación en Duque Cornejo, que serán demolidas. La mayoría de estos terrenos corresponde a la Sareb. Su proyecto, en concreto, prevé mejorar la conectividad entre las calles San Luis e Hiniesta a través de un nuevo itinerario peatonal, la construcción de 38 viviendas entre libres y protegidas, la generación de otras actividades no residenciales, la recuperación de una instalación cultural prevista y la protección de los valores patrimoniales del ámbito.

El proyecto de urbanización incluye todas las obras que hacen posible la adecuación del terreno para su desarrollo, dotándolo de pavimento y de los servicios urbanos suficientes para acoger la edificación residencial y dotacional prevista. Entre estas actuaciones se encuentran la instalación de las redes de infraestructura para garantizar los servicios necesarios y la conexión de los viarios proyectados con la trama urbana. El proyecto está promovido por Arqura Homes.

La conformación del ámbito se establece a través de cinco parcelas catastrales, dos de carácter lucrativo y propiedad de la Sareb y tres no lucrativas adjudicadas al Ayuntamiento de Sevilla. Los usos para los dos primeras son de uso residencial (37 viviendas de nueva planta, 20 de renta libre y 17 de protección oficial, más otra vivienda en la calle Duque Cornejo).

La previsión es que las obras para el desarrollo residencial se realicen en una única fase. El coste total de la urbanización (no se incluye la construcción de los edificios) se estima en 276.191 euros. Con la aprobación del proyecto de urbanización se abre la puerta al desarrollo residencial y dotacional de este estratégico suelo y a su "correcta integración" con la trama urbana colindante. Respecto a esto último, el proyecto plantea dotar a la unidad de una nueva conexión con la calle Duque Cornejo a través de un futuro pasaje peatonal, que vendría a sumarse a la conexión actual mediante un vial desde la calle San Luis.

"Una vez aprobado el proyecto de urbanización podrán iniciarse las obras propiamente, que podrán simultanearse con las de edificación", ha dicho Flores. De hecho, la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente concedió este verano las primeras licencias de obras para edificar en la primera de las parcelas las 37 viviendas previstas. Se han autorizado, asimismo, los movimientos de tierra para la prospección arqueológica previa y para la demolición de los restos de las antiguas edificaciones.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN