Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Martes 31/01/2023  

La Pasión no acaba

Alma de metal

Melena larga, pelo en el pecho, sonrisa noble, compás en el alma y rostro tierno; dedos largos, bondad ancha, ritmo en las venas y ganas de ser feliz...

Publicado: 11/01/2023 ·
12:29
· Actualizado: 11/01/2023 · 12:29
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Joey Deadcat. -
Autor

Víctor García-Rayo

El periodista Víctor García-Rayo es el presentador y director del programa La Pasión de 7TV Andalucía

La Pasión no acaba

Dedicado al alma de

VISITAR BLOG

Melena larga, pelo en el pecho, sonrisa noble, compás en el alma y rostro tierno; dedos largos, bondad ancha, ritmo en las venas y ganas de ser feliz. Tiene Joey Deadcat (Francisco Javier Acosta) mostachones en el torrente de su sangre y rock and roll en el calcio de los huesos. Le emociona Cigarreras y Paul Stanley, Tres Caídas de Triana y Jimmy Page, Font de Anta y Angus Young. El joven Joey sueña música, suda música, llora música y mantiene latente, tras su aspecto duro de hombre de rock, una bondad gigantesca, un sí permanente en esa actitud natural suya que te hace sentir siempre que su mano está tendida. Las mismas manos que hacen esos punteos en su guitarra negra amasan la blancura de la más pura amistad. Joey se dedica a dar, a darse. Lo mismo en el escenario que en su vida ordinaria, es un hombre de entregarse, de no dejarse dentro más que otra pequeña dosis de amor a los pentagramas, para mañana.

Joey Deadcat -guitarrista de Pinball Wizard- es un hombre detrás de una sonrisa y tiene luz particular en su entorno inmediato. Cuando entra en un espacio algo parece iluminarse. Es como si esa mochila invisible que lleva a la espalda (un amor eterno por la música) mantuviese una permanente luz encendida que le hace provocar admiración a su paso. Joey no sabe decir que no, tiene valor de sobra para tirarse a las piscinas y moriría por su banda, por su gente, por eso que él siente cuando enchufa el ampli y las cuerdas bailan con sus dedos en la autopista del sentimiento intimo. El rock es a Joey lo que el agua del mar a los peces.

Alucina con Silvio y cierra los ojos cuando escucha cosas de Abel Moreno, se empequeñece cuando le dedicas un piropo que cree que no merece y se hace grande cuando sus botas pisan madera de escenario y su compañera cantante le mira y sonríe pidiéndole tralla, látigo de decibelios que van a cabalgar por su pecho.

A Joey le sobra ropa cuando toca y canta, le sobra talento y fuerza y le falta tiempo para morirse definitivamente en los brazos de la música. Le tira San Gonzalo, mete cornetas por guitarra eléctrica y siente electricidad cuando escucha cornetas. Lo suyo es el metal. Pero el oro. Oro de talento y disposición, de sonrisa y amistad. De abrazo. Oro de hombre educado y sincero. Y valiente. Y hacedor de cosas buenas. Oro de amara lo que haces y hacer lo que amas.

Voy a escuchar un rato a los Pinball Wizard. Así cerraré los ojos y veré pegando saltos -con su melena larga y su mirada noble- a un rockero de talento con mostachones en el torrente de la sangre y rock and roll en el calcio de los huesos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN