Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Martes 31/01/2023  

La Gatera

La larga noche

Acaba de ganar el Premio Jaén de Novela el escritor Joaquín Pérez Azaústre (Córdoba, 1976) con “La larga noche”. Una novela con base biográfica...

Publicado: 13/01/2023 ·
09:38
· Actualizado: 13/01/2023 · 09:38
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La portada del libro. -
Autor

Rosa G. Perea

Rosa G. Perea es escritora. Es cofundadora del Club de Lectura del Ateneo de Sevilla y editora en Almuzara

La Gatera

Como escritora, editora y colaboradora en medios de comunicación, Rosa G. Perea habla de todo, predominando la cultura

VISITAR BLOG

Acaba de ganar el Premio Jaén de Novela el escritor Joaquín Pérez Azaústre (Córdoba, 1976) con “La larga noche”. Una novela con base biográfica, en la corriente de narrativa de no ficción, que arranca el fatídico 28 de agosto de 1947 en la plaza de toros de Linares. Manolete ha sido corneado por Islero en el muslo derecho. En su habitación José Flores Camará, su apoderado; su mozo de espadas, Guillermo González; su amigo el rejoneador Álvaro Domecq, y tras ellos, un espectador excepcional, el autor de este libro, Joaquín Pérez Azaústre, que con pulso firme narra la muerte de un mito que dejó desolada a toda una generación de españoles.

Con un lenguaje sobrio que se presta a una ágil lectura y haciendo uso de la licencia literaria que le permite emboscarse en cada capítulo de esa larga noche, Pérez Azaústre va diseccionando y analizando los hitos y personas más relevantes que se cruzaron en la vida de este matador, tejiendo un juego narrativo entre dos planos diferentes: el de un Manolete agónico, introspectivo, íntimo y reflexivo; y el de un cronista omnisciente que narra la vida de un torero y de una cornada letal, que provocó un gran dolor colectivo y una conmoción en una España en blanco y negro. Una novela que apasiona desde el primer momento, esté o no esté el lector familiarizado con el mundo taurino.

Un dolor colectivo que degeneró en drama al desaparecer la figura de quien logró deslumbrar a franquistas y republicanos, incluido Indalecio Prieto, en una España que también vivió su larga noche de la posguerra.

Personalidades como Doña Angustias, madre del diestro, o su pareja, Lupe Sino, que como mujer tuvo que hacer frente a las reticencias del entorno del matador (más avanzado a su tiempo el propio Manolete, capaz de entender y respetar la libertad de ella), son personajes de una enorme hondura literaria que entran y salen de la trama en una novela donde todo cuanto transcurre es tan veraz como la muerte de Manuel Rodríguez Manolete: el hombre que logró encarnar, con su toreo, la gravedad de un duelo colectivo. Con su muerte acabó un tiempo, pero despertó un drama.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN