El tiempo en: Sevilla
Lunes 04/03/2024  

Sevilla

Urbas: la favorita de los trabajadores para salvar Abengoa

El sentir general es que es la única empresa que reúne las principales características que piden: transparencia y dilatada experiencia en el sector industrial.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Concentración de la plantilla de Abengoa. -
  • Ahora mismo la decisión está en manos del juez que lleva el concurso de acreedores

A medida que se comienzan a conocer algunos detalles de las ofertas definitivas realizadas por las empresas interesadas en hacerse con Abengoa o alguna de sus partes, la plantilla ha entrado en un periodo de calma tensa, ya que su futuro se juega en las próximas semanas e incluso días.

El magistrado del Juzgado Mercantil 3 de Sevilla, Jesús Ginés Gabaldón, ya está analizando cada una de estas ofertas para que en un tiempo indeterminado decidir qué hacer finalmente con la multinacional andaluza.

Lo normal en este tipo de procesos es que la decisión se conozca en una semana o menos. Pero la plantilla de Abengoa ya está concienciada de que la complejidad y la enverguradura del concurso que afecta a su empresa puede hacer que este plazo se dilate durante todo el presente mes.

"Con saber algo antes de Semana Santa nos conformamos", aseguran desde uno de los varios comités de empresa que se constituyeron cuando el riesgo de disolución de la empresa empezó a hacerse patente.

Abanico de ofertas

Los escenarios que se abren ahora son múltiples: desde una improbable liquidación de todos los activos y pagar lo que se pueda a los acreedores con lo que se recaude a la venta por partes de la compañía a las empresas que así lo han solicitado. 

El juez tendrá que decidir. Pero entre tanta incertidumbre, sólo hay una cosa meridianamente clara. El sentir general de los trabajadores y sus represantes, que han estado muy ligados a todo proceso negociador de los últimos meses y que llegaron a protagonizar un encierro en el Ministerio de Industria para pedir una solución para la empresa, es que quieren que Abengoa sea vendida a una empresa que reúna dos características prioritarias: que tenga amplia experiencia en el sector industrial, que sea transparente con la plantilla y que quiera hacerse con lo que se llama el "perímetro global". Esto es, la empresa al completo.

Ahora mismo, parece ser que Urbas, la empresa que recomendó el administrador concursal (EY) al juez, es la única que reúne todos los requisitos y la "preferida" de los trabajadores.

"Es básicamente la que más confianza nos da", dicen desde los comités de empresa. 

Esta confianza está basada en que Urbas es una compañía española global especializada en infraestructuras y edificación sostenibles, promoción inmobiliaria y energías renovables con varias décadas de experiencia. Además, los trabajadores creen que tiene el músculo financieron (hoy mismo han anunciado la compra de una de las principales canteras de mármol a cielo abierto en Murcia) y los contactos suficientes para hacer que Abengoa puede mantener su actividad sin grandes perdidas en el empleo o en sus diferentes ramas de actividad.

Además, en esta preferencia también pesa el hecho de que Urbas haya sido la empresa que más en contacto ha estado este tiempo con los comités de empresa, con el objetivo de explicarles con detalle tanto su primera oferta como su posterior oferta de "mejora" presentada la pasada semana y sus planes para la compañía en el futuro a corto y medio plazo.

Los trabajadores son conscientes de que otras interesadas como Cox Energy están haciendo mucho ruido en prensa sobre lo que ofrecen para hacerse con Abengoa, pero la plantilla hace tiempo que ha aprendido a desconfiar del ruído mediático y estar más atentos a las noticias que les llegan de primera mano.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN