El tiempo en: Sevilla
Viernes 24/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Portugal no sabe oficialmente del plan andaluz de llevarse agua en barco

La sociedad gestora de Alqueva insiste en que la presa no se hizo “para servir a otros”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Moreno durante su visita a una desaladora en Dubái. -
  • Moreno defendió que los trasvases de agua sean tratados como “una alternativa más” para paliar la sequía
  • El presidente andaluz detalló que ahora están trabajando para cerrar otro proyecto que les lleve agua desde Portugal
  • El Ministerio de Medio Ambiente de Portugal considera que las relaciones con España deben seguir lo definido por la Convención de Albufeira

El Ministerio portugués de Medio Ambiente no conoce oficialmente los planes de la Junta de Andalucía, reconocidos públicamente por el presidente Juanma Moreno, de tratar de lograr un trasvase de aguas desde el país vecino. Por su parte, el titular de la sociedad que gestiona la presa de Alqueva, objeto de todos los deseos, se opone rotundamente a esa posibilidad.

Durante su estancia en Dubái para asistir a la XXVIII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 28), el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, concedió unas declaraciones a la agencia Efe en las que defendió que los trasvases de agua sean tratados como “una alternativa más” para paliar la sequía que afecta a varias comunidades autónomas, como Andalucía, e hizo un llamamiento a “no desechar” esta opción y a estudiarla “específicamente para cada territorio”.

Pese a las disputas políticas entre comunidades autónomas que han desatado en el pasado los proyectos para transferir el agua de algunos ríos, como en el Tajo-Segura o el Ebro, Moreno apuntó que los trasvases pueden ser la “solución” para determinados territorios, si bien admitió que con este tema “hay que ser siempre muy prudente” y subrayó que él ni va a decidir ni va a exigir la ejecución de ningún proyecto en concreto.

Moreno insistió en que los trasvases de agua son “algo normal” y comentó que su Gobierno ya está realizándolos “dentro de Andalucía e incluso dentro de las provincias”, y detalló que ahora están trabajando para cerrar otro proyecto que les lleve agua desde Portugal.

Con los embalses andaluces por debajo del 20% de su capacidad y tras cinco años de sequía continuada, el presidente de la Junta avisó de que, si no llueve lo bastante de aquí a junio de 2024, los 3,5 millones de andaluces que ahora viven con restricciones en el consumo de agua “probablemente pasarán a ser cinco millones”.

“Ya puedo decir perfectamente que Andalucía ha perdido casi un punto de crecimiento en su producto interior bruto (PIB) como consecuencia de la sequía”, añadió Moreno, que calificó la situación de “alarmante”.

“Lo que hace falta es una estrategia global como país y, sobre todo, poner al agua como prioridad absoluta. Muchas veces veo que el discurso del agua no existe, pero sin agua no hay vida, ni turismo, ni agricultura ni industria”, lamentó.

Moreno visitó una planta desaladora próxima a Dubái, en un país -Emiratos Árabes Unidos- que depende en gran medida de esta tecnología para garantizarse el abastecimiento de agua.

REACCIÓN EN PORTUGAL

Estas declaraciones en el sentido de reconocer que el Gobierno andaluz está trabajando en un proyecto para conseguir agua desde Portugal no han pasado inadvertidas en el país vecino.

La agencia de noticias Lusa, equivalente a la española Efe, las trasladó de inmediato al Ministerio portugués de Medio Ambiente y Acción por el Clima sobre este proyecto. Una fuente del Gabinete de Prensa respondió que “las relaciones con España deben seguir lo definido por la Convención de Albufeira”. Y añadió: “No fuimos informados por la APA (Agencia Portuguesa del Ambiente) de ninguna propuesta de España”.

Casualmente, en la cumbre del clima de Dubái también estuvo presente el presidente de la empresa gestora de la presa de Alqueva, José Pedro Salema, y ​​representantes de Olivum y Portugal Nuts, las dos principales agroempresas que se nutren del agua procedente de aquélla.

José Pedro Salema, segundo por la izquierda, en Dubái.

Salema fue el encargado de presentar un panel sobre producción alimentaria, impulsado por el Ministerio de Agricultura y Alimentación de Portugal y que fue moderado por Gonçalo Rodrigues, secretario de Estado de Agricultura.

José Pedro Salema explicó en declaraciones a RTP que el sistema de agua en Alqueva “fue diseñado para servir a nuestro territorio y a nuestros intereses, no fue diseñado para servir a otros”. “Es un juego de suma cero. El agua no se estira. Si se va allí, no se queda aquí”, concluyó.

Según datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística de Portugal, la presa de Alqueva destaca positivamente entre los principales embalses hidroagrícolas del país, ya que presenta mayor nivel de almacenamiento relativo (70% de su capacidad total, tan sólo tres puntos por debajo de la media de los registros de octubre desde el año 2002). También destaca la presa del Caia, con un nivel de almacenamiento superior al 65% de su capacidad total.

Los embalses de Monte da Rocha y Campilhas (en la cuenca del Sado) y Bravura (cuenca de Arade y Ribeiras do Algarve) tenían niveles de almacenamiento inferiores al 10%, situación que impidió su utilización agrícola en la campaña de riego desde el inicio del año 2023.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN