El tiempo en: Sevilla
Martes 27/02/2024  

El Martinete

Al carall Andalucía

“La voz crítica de Antonio Martínez Ares viene a representar a una amplia mayoría política y social de izquierdas”

Publicado: 28/01/2024 ·
11:56
· Actualizado: 30/01/2024 · 12:43
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Comparsa: LA OVEJA NEGRA. -
Autor

José Luis Martínez

Consultor de comunicación digital y política. Colaborador del grupo Publicaciones del Sur, Andalucía Información y 7TV Andalucía

El Martinete

Apuntes sobre la actualidad política, social y económica desde la visión de la Andalucía joven que camina

VISITAR BLOG

La auténtica manifestación contra la amnistía no vino de quienes incendiaron durante días las calles de Madrid envueltos en banderas nostálgicas, enfrentándose a la policía, exhibiendo muñecas hinchables o golpeando piñatas. Esos nunca fueron más que agitadores de tiempos pasados, radicales haciendo uso del derecho a la manifestación que les concede la democracia que ellos mismos pisotean.

En los últimos días hemos asistido al inicio de una rebelión interna contra Pedro Sánchez, liderada por el presidente socialista de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. El expresidente Felipe González ya manifestó abiertamente su rechazo a unas concesiones al independentismo catalán que romperían cualquier principio de igualdad y solidaridad entre españoles.

Lejos de las batallas ideológicas de la clase política y su entorno, el asunto ha entrado de lleno en la cultura. En el Carnaval de Cádiz, el pasodoble de la comparsa La oveja negra, de Antonio Martínez Ares, asesta un nuevo golpe a la amnistía de Sánchez. El genial autor, abiertamente declarado de izquierdas, lanza un mensaje crítico, directo y claro al presidente del Gobierno a través de un altavoz cuya audiencia ya se cuenta por millones: las tablas del Gran Teatro Falla.

La voz crítica de Antonio Martínez Ares viene a representar a una amplia mayoría política y social de izquierdas que no comprende cómo es posible moldear la hoja de ruta de todo un gobierno para sucumbir al chantaje de unos pocos. Es la voz de todos esos alcaldes socialistas de Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León o Canarias que han tenido que tragar justificando ante su electorado la urgente necesidad de amnistiar a los golpistas catalanes. Es la de aquellos concejales extremeños que miran con recelo la condonación de una millonaria deuda mientras esperan un tren que nunca llegará. “Soy rojo, pero no confío en tu palabra. Cada uno tiene lo que se labra”, canta la comparsa.

Cada día tengo más claro que el auténtico plante al tejemaneje del Ejecutivo de Pedro Sánchez con los políticos presos y el expresidente golpista fugado llegará desde la propia izquierda. La rebelión contra el secuestro de los siete votos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN