El tiempo en: Sevilla
16/06/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

OCU Sevilla aprueba el borrador de la ordenanza de limpieza municipal

Busca adaptarse a las leyes de economía circular y las propuestas de la OCU incluyendo incentivos para la reutilización de envases y un sistema sancionador

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una operaria de Lipasam limpiando un contendero. -

La Delegación de Sevilla de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha expresado su aprobación hacia la propuesta del Ayuntamiento de crear una nueva normativa de limpieza urbana, considerando necesaria la mejora ante la insuficiente situación actual de higiene en la ciudad. Este se basa en una encuesta de la OCU que posicionó a Sevilla entre las ciudades con peor manejo de limpieza y gestión de residuos, según se informó el año pasado.

"En dicha encuesta, publicada en el mes de abril del pasado año 2023, Sevilla resultaba mal parada, con un suspenso por parte de sus habitantes, que la situaban como la tercera ciudad española más sucia", señala la organización en una nota de prensa, en la que también se recoge que la ciudad "reunía una muy mala valoración en los sistemas de recogida selectiva de residuos, empeorando significativamente la percepción respecto a la realizada en 2019".

El Ayuntamiento inició a primeros de enero el trámite para la modificación de la citada ordenanza, y en la comisión ejecutiva de Lipasam se elevó al respecto un borrador de la misma, sobre el que se pretendía trabajar con el sector, asociaciones, entidades, instituciones y vecinos para incluir sus aportaciones.

En este sentido, dicha ordenanza tiene que incorporar los preceptos establecidos en la Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular, así como la Ley 3/2023, de Economía Circular de Andalucía, habida cuenta de que la actual ordenanza data de 2014, con la consiguiente necesidad de coordinación, subordinación y coherencia respecto de dichas leyes.

En opinión de OCU Sevilla, resulta "obvio" la necesidad de adoptar medidas que afecten tanto a la aplicación de recursos --"que en el caso de Sevilla no son precisamente escasos, siendo una de las ciudades que más gasta por ciudadano en limpieza urbana"--, sino también a la conciencia ciudadana, así como a la revisión de medidas normativas y de herramientas para hacerlas cumplir.

Asimismo, la organización de consumidores también valora de forma positiva las previsiones respecto a las medidas para la reducción de envases y la disponibilidad de agua de grifo en la hostelería, ya incorporadas a la normativa estatal básica, y "reivindicadas por OCU durante mucho tiempo". Igualmente, considera "de gran importancia" las acciones de colaboración con los agentes ciudadanos, económicos y sociales "para trabajar en esa concienciación y prevención necesarias para la eficacia de las medidas y la optimización de los recursos".

OCU reclama, además, que se habiliten "canales eficaces" para la denuncia y reclamación de aquellas situaciones que puedan suponer infracciones a la normativa vigente o contra los principios perseguidos por la ordenanza. En cuanto a las opciones de recogida de residuos domésticos, desde OCU Sevilla se considera necesario que se valoren todas las opciones posibles "en función de las circunstancias propias de las diferentes zonas del casco urbano y necesidades de residentes y actividades económicas de la zona".

RECOGIDA SELECTIVA

Por lo que se refiere a la recogida selectiva, OCU aboga por un nuevo modelo "que valore la cercanía de los contenedores y la recogida conjunta de todos los plásticos, sean o no envases", de modo que se facilite la organización de los residuos en el hogar. Del mismo modo, entiende que es necesario "evolucionar hacia un modelo que incentive la reutilización de envases y la economía circular, como el sistema de reembolso por la devolución de latas y botellas de plástico, ya implantado en muchos países europeos".

Por último, la organización de consumidores insta al Ayuntamiento a que se contemple en la norma "un sistema sancionador eficaz", a la vez que "respetuoso con la ciudadanía y que establezca multas proporcionadas a la gravedad de los hechos", así como que se cuente con "la capacidad coercitiva precisa para estimular el cumplimiento de la norma".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN