El tiempo en: Sevilla
Sábado 18/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

El Puerto busca financiación para la recuperación del Puente de Hierro

La Autoridad Portuaria de Sevilla ha invertido en el último año 80.000 euros y vincula su futuro al futuro desarrollo del nuevo distrito urbano portuario

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El Puente de Hierro integrado en el distrito portuario. -
  • La APS ha iniciado los primeros trabajos para el análisis estructural del puente de Alfonso XIII
  • Apuesta porque sea protagonista del anfiteatro de la dársena, el Teatro del Puente, en contacto con la lámina de agua
  • Aún está en redacción el análisis del deterioro biológico que afecta al puente, tanto animal como vegetal

La Autoridad Portuaria de Sevilla se encuentra en estos momentos buscando financiación para la recuperación de una antigua joya de la ingeniería, el puente de Alfonso XIII o Puente de Hierro, y lejos de la petición de la Plataforma que pide recuperarlo como pasarela peatonal para unir Altadis y el centro, su proyecto sigue estando vinculado al nuevo distrito portuario en Las Razas y en cuya puesta en valor han invertido en 2023 unos 80.000 euros en diversos estudios, algunos aún por concluir.

El presidente del Puerto, Rafael Carmona, aseguraba hace unos días en 7TV que la recuperación del Puente de Hierro es una “espinita” que tenía clavada y vinculaba su futuro al distrito portuario que sigue en trámites administrativos, tanto en la modificación puntual del PGOU que permitiría la construcción de viviendas en la zona y que esperan se apruebe este mismo mes, como en la Comisión de Patrimonio, que tiene que avalar la rehabilitación de las antiguas naves del 29 en la Avenida de Las Razas.

En septiembre de 2020, la Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) comenzó la elaboración de un Plan de Conservación del puente junto con la Universidad de Sevilla y el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, que incluía analizar el estado de la infraestructura y de su entorno inmediato mediante estudios previos, modelización y digitalización del puente, así como las medidas de prevención para su recuperación.

Según fuentes del Puerto, a lo largo de 2023 se han invertido unos 80.000 euros en los primeros trabajos para el análisis estructural del puente de Alfonso XIII. “Estos han incluido ensayos para determinar la estructura y la resistencia de los materiales como el acero utilizado para las chapas y perfiles, y la evaluación del estado de protección y conservación mediante el análisis del estado de la pintura, si presenta adherencias, o la identificación, localización y valoración del alcance de las zonas afectadas por los procesos de oxidación; entre otras cuestiones analizadas”.

El informe propone distintas alternativas para su recuperación, según el Puerto, y para ello ha comenzado a buscar financiación, apuntando que “estará alineada con la planificación de usos y ordenación contenida en el Master Plan del Distrito Urbano Portuario que pone en valor el Puente de Alfonso XIII como elemento protagonista del anfiteatro de la dársena, el Teatro del Puente, en el que destaca el contacto con la lámina de agua”.

Así, la idea de la APS es mantenerlo integrado en el puerto y no como pasarela peatonal uniendo el nuevo proyecto de Altadis con el Palacio de San Telmo como estaba solicitando la Asociación para la conservación del Puente de Alfonso XIII de Sevilla (Planuente), puesto que el proyecto contempla que se mantenga en su ubicación actual, frente a la dársena del Batán.

Entre los trabajos que se han realizado en el último año se encuentra la coordinación, por parte de la APS, del escaneado láser y modelado en 3D de la infraestructura “que servirá como punto de partida para la puesta en marcha y seguimiento de un sistema de información basado en metodología BIM, con conexión a bases de datos, útil en la labor de la oficina técnica para el mantenimiento del puente y su entorno”.

También, se ha trabajado en el escaneado de la planimetría del puente contenida en el archivo histórico del Puerto de Sevilla e inventariado las piezas almacenadas de la infraestructura, añaden. Por último, dentro de esta primera fase, aún se está trabajando en los estudios fitoecológicos y de fauna, que incluyen el análisis del biodeterioro, la identificación de especies o el conocimiento de la vegetación invasiva.

Vista general del distrito portuario.

El Teatro del Puente

El Master Plan de Distrito Urbano Portuario incluye dentro de los equipamientos propuestos la recuperación del Puente de Hierro dentro del ‘Teatro del Puente’. El documento que recoge la ordenación, usos del suelo, edificación y planificación en la interfaz puerto-ciudad integra el Puente de Alfonso XIII con la zona verde, el Parque del Puerto, que continuaría el actual Parque del Guadaíra. Respetando su ubicación actual, frente a la dársena de Batán, y habilitando el paso del agua, “esta histórica infraestructura constituirá el eje central del equipamiento cultural, el teatro del puente, que aportará valor a la dársena y complementará la oferta cultural de la ciudad”, defienden. 

“La integración puerto-ciudad favorecerá el acercamiento a Sevilla de elementos arquitectónicos e industriales muy presentes en el perfil del Puerto y los pondrá en valor para recordar a la ciudadanía el origen portuario y la tradición marinera de la ciudad”, aseguran desde el Puerto.

El proyecto del distrito portuario.

El Puente de Hierro

El puente de Alfonso XIII o puente de Hierro, estaba situado en el extremo norte de la corta de Tablada, obra de principios del siglo XX, destinada a la ampliación del puerto de Sevilla hacia el sur y a la regulación hidráulica del río Guadalquivir. Formaba parte de un amplio proyecto de mejora de navegabilidad desde Sevilla al mar y resolvía la conexión entre la margen izquierda del río, hacia la ciudad, y la derecha, de la zona de Tablada que, como consecuencia de la corta, quedaba aislada entre el brazo antiguo del río y el nuevo cauce. Esta conexión, de tráfico general y ferroviario, era imprescindible para el registro de los dos bordes de la ampliación portuaria.

El puente, móvil para permitir el tráfico marítimo de embarcaciones, estuvo en funcionamiento desde 1926, poco antes de la Exposición Iberoamericana de 1929, hasta la siguiente Exposición Universal de Sevilla de 1992. Poco antes de esta última celebración fue sustituido por otro nuevo vecino al sur, quedando sin uso. En 1998 fue desmontado y la parte más prominente de su estructura metálica fue depositada sobre un muelle adyacente, donde permanece desde entonces sin que hasta ahora haya sido posible su recuperación efectiva.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN