El tiempo en: Sevilla
Sábado 18/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Contraste con la SE-40: túneles de la Y vasca de AVE por 1.600 millones de euros

El 80% del trazado de 60 kilómetros de los túneles del ramal guipuzcoano de la Y vasca de alta velocidad discurre bajo tierra

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La visita del consejero vasco a las obras. -
  • De los 60,73 kilómetros construidos entre Bergara y Astigarraga, el 80% va en túnel; el 13%, en viaducto, y el resto a cielo abierto sobre el firme
  • El consejero vasco reconocía la complejidad del proyecto, con el 80% del trazado en túnel

El Departamento de Transportes del Gobierno vasco ha anunciado la culminación de los accesos en alta velocidad ferroviaria a San Sebastián, con lo que pone punto final a la construcción de la plataforma del ramal guipuzcoano de la Y vasca. El corredor guipuzcoano 60,7 kilómetros , de los que el 80% (48,56 kilómetros) discurren en túnel. A 31 de diciembre de 2023 se habían certificado trabajos por valor de 1.948 millones de euros, lo que significa que 1.600 millones se han destinado a túneles, mientras que en Sevilla se ha desechado el cruce del Guadalquivir por la ronda SE-40 de forma soterrada por estimarse un coste de 1.000 millones.

El pasado 12 de febrero (2024), en una visita a las obras en el barrio de Ergobia (Astigarraga), el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, situó como próximos retos la puesta en servicio de la estación de Atotxa a fines de 2025 y la definición de los trámites pendientes para iniciar las obras de acceso a Bilbao y Vitoria-Gasteiz. 

“Hace menos de un año, a pocos metros de aquí, comprometimos el final de estas obras para la primavera de 2024. Hoy podemos decir que hemos cumplido. La tremenda complejidad técnica que ha supuesto el desarrollo de la plataforma entre Hernani y Astigarraga no es sino el reflejo de lo complicado, por multitud de factores, que ha supuesto construir 60,7 kilómetros de trazado, de los que el 80% discurre en túnel”, ha asegurado Arriola, que ha recordado que el Gobierno Vasco fue, en su momento, la primera administración regional de Europa que participó directamente en el diseño y la construcción de una red ferroviaria de alta velocidad de titularidad estatal. 

“Para construir este tramo, que básicamente es un viaducto de 1,4 kilómetros -ha recordado Arriola-, ha habido que utilizar nada menos que tres métodos constructivos diferentes. El viaducto central, de 482 metros de longitud, es el primer puente atirantado de alta velocidad en España. Y esto es así porque debe cruzar el Urumea en dos ocasiones, así como pasar por debajo de la A15. En este tramo se encuentran además la nueva red con la red convencional de Adif. Retos saldados con soluciones de ingeniería pioneras, en algunos casos, puestas al servicio de la ciudadanía”. 

En el tramo entre Hernani y Astigarraga quedan algunos remates que dependen de la construcción de la estación de Cercanías en este segundo municipio y se realizarán cuando se ejecute dicha infraestructura.

La ejecución del tramo guipuzcoano de la Nueva Red Ferroviaria del País Vasco corresponde al Gobierno Vasco en virtud del acuerdo de colaboración suscrito el 24 de abril de 2006 entre la Administración General del Estado y la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi. Se aplica la disposición Adicional Cuarta del Concierto Económico, por la que el Gobierno Vasco "descuenta" del Cupo a pagar al Gobierno Central la parte que adelanta para la financiación de estas obras. Tras la construcción de la plataforma del ramal guipuzcoano por parte del Ejecutivo autonómico a través de Euskal Trenbide Sarea (ETS), ADIF será la encargada de la licitación y ejecución de los trabajos para instalar la superestructura (raíles y catenaria, entre otros). 

Las obras de la Y vasca en Guipúzcoa comenzaron en la primavera de 2008 en Ordizia. De los 60,73 kilómetros construidos entre Bergara y Astigarraga, el 80% va en túnel; el 13%, en viaducto, y el resto a cielo abierto sobre el firme. 34 túneles y 31 viaductos jalonan un corredor ferroviario cuyo viaducto más largo y singular es precisamente el que se sitúa entre Hernani y Astigarraga con 1,4 kilómetros, mientras que el túnel más largo ha sido concebido como bitubo y está entre Antzuola y Ezkio, con algo menos de 6 kilómetros. El túnel en doble vía de mayor longitud es el de Aduna con 4,7 kilómetros. 

A 31 de diciembre de 2023, se han certificado trabajos por valor de 1.948 millones de euros, a falta de la liquidación de este tramo y de la conclusión de las obras de la nueva terminal de Donostia-San Sebastián. 

SIGUIENTES PASOS

En la capital guipuzcoana, los equipos técnicos trabajan con el objetivo de que la nueva Estación del Norte pueda entrar en servicio a finales de 2025. 

En cuanto a los accesos a Bilbao, el Gobierno Vasco tramita la encomienda por la que se faculta a Euskal Trenbide Sarea para licitar este mismo año la redacción del proyecto del acceso en túnel entre Basauri y Bilbao y, posteriormente, las obras de esta galería de 6 kilómetros de longitud, que llegará hasta Abando. 

De forma paralela, Adif trabaja en la redacción de los estudios y proyectos de la transformación de la Estación Intermodal Abando Indalecio Prieto. 

Finalmente, en relación a los accesos a Vitoria-Gasteiz, Adif continúa con la redacción del proyecto básico y la declaración de impacto ambiental sigue en fase de tramitación, a la espera de ser aprobada.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN