El tiempo en: Sevilla
Jueves 18/04/2024  

Sevilla

Sevilla abre oficialmente su Semana Santa

El Señor de la Redención en el Beso de Judas presidió el Vía Crucis por el interior de la Catedral de Sevilla coincidiendo con el primer lunes de Cuaresma

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

Vía Crucis de las hermandades de Sevilla.

  • El arzobispo pidió a los presentes que se dejaran conmover por el sacrificio de Jesús en la Cruz: “No tengáis miedo”
  • Las naves catedralicias acogieron el rezo, acompañados por catorce cruces de diferentes hermandades representando cada estación
  • La imagen fue portada en andas durante el traslado y en el interior, siendo llevado por miembros de las diferentes hermandades

Lunes de Cuaresma y Sevilla comenzó a descontar los días para el Viernes de Dolores con el Vía Crucis de las hermandades de Sevilla, presidido por el Señor de la Redención en el Beso de Judas, en la Catedral hispalense, donde se desarrolló por el interior de las naves catedralicias acompañado de catorce cruces de diferentes hermandades.

"Dejemos que nos conmueva su sacrificio en la Cruz. No tengáis miedo", reflexionaba en la oración final el arzobispo de Sevilla, José Ángel Saiz Meneses, tras el rezo del Vía Crucis por el interior de la Catedral, invitando a los presentes a “vivir una fructífera y Santa Cuaresma”, decía ante la Capilla Real.

El Vía Crucis de las hermandades de Sevilla, coincidiendo con el primer lunes de Cuaresma, se ha aplicado “por los frutos del II Congreso Internacional de Hermandades y Piedad Popular”, por el fin de la sequía y por las vocaciones sacerdotales", bajo el lema “Por tu Misericordia, por tu Pasión, haznos dignos de la Redención”.

Antes del Vía Crucis, a las cuatro de la tarde y bajo un sol radiante, partía de la Iglesia de Santiago el Mayor el Señor de la Redención en el Beso de Judas recorriendo buena parte del centro de la ciudad por las calles Santiago, San Juan, Alfalfa, Alcaicería, plaza Jesús de la Pasión, Villegas, Entrecárceles, plaza de San Francisco, Hernando Colón, Alemanes, Cardenal Amigo Vallejo y plaza Virgen de los Reyes.

En andas y con relevos que incluyeron a buena parte de la Corporación municipal, como el alcalde José Luis Sanz, los delegados Manuel Alés y Juan de la Rosa, y los socialistas Antonio Muñoz y Juan Carlos Cabrera, entre otros, el Señor de la Redención llegó puntualmente a la iglesia Catedral para comenzar el piadoso rezo.

El rezo por el interior de la Catedral

En riguroso orden, la imagen era portada por miembros de hermandades del Viernes de Dolores y Sábado de Pasión (de la Capilla de los Evangelistas al altar del Jubileo); del Domingo de Ramos (hasta la Capilla de San Francisco); del Lunes Santo, hasta la Capilla de Scalá, y del Martes Santo, hasta la Capilla de San Antonio, y miembros de hermandades del Miércoles Santo llevaron en andas al Señor de la Rendeción hasta la Puerta de la Asunción.

Las hermandades del Jueves Santo fueron los encargados de portar la Sagrada Imagen hasta la Capilla de San Isidoro; hermanos de las corporaciones de la Madrugada, en el tramo hasta la capilla de San José; hasta la Capilla de la Virgen de la Antigua fueron las hermandades del Viernes Santo, y los hermanos de cofradías del Sábado Santo y del Domingo de Resurrección dieron el último relevo para depositar las andas en el Altar Mayor.

Las lecturas de las catorce estaciones estuvieron a cargo de cofrades pertenecientes a las hermandades de La Misión; La Milagrosa; San Roque; San Pablo; Las Penas; El Cerro; El Carmen; Cristo de Burgos; La Exaltación; El Silencio; La Soledad de San Buenaventura; Los Servitas; El Santo Entierro y La Redención.

Las cruces que representaron las 14 estaciones del Vía Crucis eran las cruces de guía de las hermandades de Padre Pío, Pasión y Muerte, La Hiniesta, La Estrella, Santa Marta, San Gonzalo, Santa Cruz, Buen Fin, Los Panaderos, Las Cigarreras, Quinta Angustia, El Gran Poder, La Mortaja y El Sol.

Tras el rezo del Vía Crucis, pasadas las nueve de la noche, comenzaba el traslado del Señor de la Redención a su iglesia por un recorrido distinto al de ida. Desde la Plaza Virgen de los Reyes, el cortejo enfiló por Mateos Gago, parroquia de Santa Cruz, Fabiola, Muñoz y Pabón, San Nicolás, Cabeza del Rey Don Pedro, Águilas, Parroquia de San Ildefonso, Zamudio, Santiago, realizando las andas la entrada en la Parroquia de Omnium Sanctorum con el acompañamiento musical correrá de la Escolanía Salesiana María Auxiliadora de la Trinidad.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN