El tiempo en: Sevilla
Miércoles 29/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Prisión para el camionero que arrolló a seis personas en un control antidroga en la AP-4

Seis personas han fallecido esta madrugada, dos de ellos guardias civiles, cuando un camión ha arrollado un control. Otros tres agentes están graves

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

El lugar del accidente.

Las imágenes del accidente.

El lugar del accidente.

Las imágenes del accidente.

Las imágenes del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

El lugar del accidente.

Los agentes fallecidos.

  • Dos de los fallecidos son agentes de la Guardia Civil y los otros cuatros, ciudadanos que estaban en el control
  • El camión maniobró, se fue al arcén y arrolló a los vehículos parados, causas que se estudian como accidentales
  • El conductor del camión, que ha dado negativo en las pruebas de alcohol y drogas, ha sido detenido

Somnolencia o despiste es la causa principal que se baraja en el accidente mortal registrado en la madruga de este martes cuando un camión, cuyo conductor ha sido enviado a prisión provisional y sin fianza, arrollaba a un control antidroga de la Guardia Civil en la AP-4, a la altura de Los Palacios y Villafranca, y se llevaba por delante la vida de seis personas, dos de ellos agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) y cuatro civiles que se encontraban en sus coches parados en el control, un fatal accidente en el que resultaban también heridos de gravedad otros tres guardias civiles, uno de ellos en estado crítico.

Así, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Utrera (Sevilla), en funciones de guardia, ha ordenado, tras solicitarlo así la Fiscalía, el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del conductor del camión detenido tras el atropello mortal, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Inicialmente, se le atribuyen seis presuntos delitos de homicidio por imprudencia y tres delitos de lesiones graves por imprudencia. Durante su comparecencia judicial, el detenido ha prestado declaración, toda vez que la causa en sí la llevará el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Utrera, que estaba de guardia cuando ocurrieron los hechos.

Según han informado fuentes de la investigación, este camionero, que ha arrojado un resultado negativo en las pruebas de alcohol y drogas, cuenta 59 años de edad, es de nacionalidad española y carece de antecedentes. Estaba a los mandos del camión articulado protagonista de los hechos, que había partido de La Línea de la Concepción (Cádiz) cargado de productos hortofrutícolas, con destino a Guarromán (Jaén).

En el punto kilométrico 24 de la AP-4 el camión articulado impactó contra un control de la Guardia Civil instalado para la interceptación de posibles traslados de sustancias estupefacientes. El atropello, que desde un primer momento se estudiaba como no intencionado, causaba la muerte de dos agentes de los GAR, el cabo primero Eneko Lira Gómez, y el guardia civil Juan Jesús López Álvarez, y de otros cuatro civiles, heridos graves otros tres agentes más de los GAR. Los cuatro civiles fallecidos, que procedían de la zona de Cádiz, estaban dentro de tres turismos particulares que se encontraban en ese momento parados en el control.

Los agentes fallecidos.

Según el subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Francisco Toscano Rodero, en el caso de los agentes fallecidos, el cabo primero Eneko del GAR, de 37 años de edad, tenía su residencia en Vitoria (Álava) aunque era natural de Baracaldo (Vizcaya); mientras el guardia civil Juan Jesús, de 34 años de edad, era de El Ejido, en la provincia de Almería. Los cuatro civiles fallecidos, según ha manifestado, son un vecino de Dos Hermanas, en la provincia de Sevilla, de 47 años de edad; un vecino de Barbate de 50 años, un ciudadano de Ceuta de 53 años y un joven de 20 años de edad inicialmente de nacionalidad extranjera y que residiría en Vizcaya.

Hay además, según Toscano, cinco heridos, dos de ellos leves que se han desplazado a centros sanitarios por sus propios medios y tres que "revisten más gravedad" y que serían agentes de la Guardia Civil. Uno de ellos, el de mayor gravedad, sufriría un neumotórax bilateral y otros traumatismos y estaría ingresado en el hospital Virgen del Rocío; mientras otro más estaría afectado con una fractura en una pierna y un último herido sufriría una fractura de fémur y además lesiones en el páncreas y el hígado. Estos dos últimos heridos estarían siendo atendidos en el hospital de Valme.

El conductor del vehículo conducía un camión articulado DAF XF 530 con remolque, propiedad de la empresa Transmoro, radicada en Lucena del Puerto (Huelva) y que se ha puesto a disposición de los afectados. El vehículo transportaba tomates y hacía el trayecto desde La Línea de la Concepción a la localidad jienense de Guarromán. Iba acompañado por otra persona, y ambos resultaron ilesos.

Un control con más del doble de agentes de lo habitual

Según ha precisado Toscano, se trataba de un control "de drogas, no de tráfico, como otros muchos que se realizan en la provincia de Sevilla", instalado en un punto "de visibilidad" del sentido Sevilla de la AP-4 y "debidamente señalizado"; que estaba conformado por 17 agentes, o sea "más del doble" del mínimo de ocho efectivos que marca el protocolo para dispositivos de esta naturaleza.

Al aproximarse al control un camión cargado con productos hortofrutícolas, según Toscano, el conductor del vehículo habría realizado una maniobra "brusca", como "un frenazo o un volantazo", con un desplazamiento hacia el arcén en cuya trayectoria acabó "barriendo" tres vehículos oficiales de la Guardia Civil y dos turismos particulares.

Toscano ha expuesto que el conductor del camión, que ha resultado ileso junto con su acompañante, ha arrojado un resultado negativo en las pruebas de alcohol y drogas, si bien se encuentra detenido a cuenta de la gravedad del asunto y será puesto a disposición judicial.

El comandante Rafael Jiménez Onetti ha señalado que se indagaría la posibilidad de "una somnolencia o una falta de atención" del camionero como posibles causas del siniestro, mientras el subdelegado ha reiterado que se trata de un "siniestro vial por causas accidentales", aludiendo a "una distracción, un destello o un despiste" del conductor.

El operativo que estaba realizando la Guardia Civil era un control habitual de drogas, tráfico de armas y otras situaciones ilegales. Tras colisionar el camión contra los vehículos, quedó en paralelo a la autopista y la cabeza tractora en perpendicular, según el comandante Jiménez.

Los especialistas de la Guardia Civil han descargado el tacógrafo y se está estudiando a qué velocidad entró el camión al punto de control. Sobre una posible somnolencia, ha explicado que todavía están en fase de investigación de lo ocurrido.

En el lugar han intervenido efectivos de Guardia Civil de Tráfico, Bomberos de la Diputación y efectivos médicos coordinados por el Centro de Emergencias Sanitarias 061, que ha desplazado al lugar una UVI, un equipo médico de Los Palacios y otro de Utrera, entre otros recursos.

La Inspección Ocular e instrucción de diligencias estan siendo realizadas por el Subsector de Tráfico con Equipo Reconstrucción de Accidentes.

La capilla ardiente de los agentes, en Logroño

La capilla ardiente de los dos agentes de la Guardia Civil fallecidos se instalará este miércoles por la tarde en la sede de la Unidad de Acción Rural (UAR)-Grupo de Acción Rápida (GAR) en Logroño, según han informado a Efe fuentes del instituto armado, que han indicado que aún no está fijada la hora porque dependerá de cuándo concluyan las autopsias a los cuerpos que se realizarán este miércoles.

Está previsto que a la capilla ardiente asistan el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y el director general de la Guardia Civil, Leonardo Marcos, entre otras autoridades.

El accidente se ha producido 40 días después de que una narcolancha embistiera en el puerto de Barbate (Cádiz) a una patrullera de la Guardia Civil y matara a dos agentes: David Pérez, de 43 años, natural de Barcelona y perteneciente al GAR, el mismo grupo de los agentes fallecidos arrollados por el camión, y Miguel Ángel Gómez, de 39 años y natural de San Fernando, del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS).

Los dos agentes fallecidos este martes y sus tres compañeros heridos formaban parte de un despliegue de su unidad para combatir el narcotráfico en el sur y estaban realizando un control aleatorio en esa zona de la autopista, en un operativo habitual.

Numerosas muestras de condolencia

Tras el suceso, se han sucedido las muestras de condolencia. Así, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado sus condolencias a través de la red social X y ha esperado una pronta recuperación de los heridos.

También la propia Guardia Civil ha lanzado un mensaje de pésame y condolencias, en las que pone nombre a los fallecidos, el cabo primero Eneko y el agente Juan Jesús.

El Ministerio del Interior ha lamentado la muerte de estas seis petrsonas a través de un mensaje del ministro, Fernando Grande-Marlaska.

Interior ha compartido el pésame para la Guardia Civil así como para los familiares, compañeros y amigos de las seis personas fallecidas, y ha deseado una "pronta recuperación" a los otros tres agentes del GAR heridos.

A estas condolencias también se ha sumado el Ministerio de Defensa, que ha manifestado su "más sincero pésame" a familiares, amigos y compañeros de los agentes de la Guardia Civil fallecidos en Sevilla.

En el mismo sentido se ha expresado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, quien ha trasladado su pésamo a los familiares de los afectados y también a la propia Guardia Civil.

También ha expresado su pésame el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, quien ha señalado que aún se investigan las causas del accidente y que están "muy pendiente" de la evolución de los heridos, los tres agentes de la Guardia Civil.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN