El tiempo en: Sevilla
Jueves 20/06/2024  

Sevilla

El Gobierno opta definitivamente por el puente para la SE-40

La Demarcación de Carreteras inicia el expediente para desarrollar el anteproyecto con la Alternativa A, el puente sin pilas en el río y atirantado

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • LA ALTERNATIVA 1, LA ESCOGIDA POR EL GOBIERNO -
  • Incluye la consideración de una futura ampliación en 800 metros de la pista de la base de El Copero
  • Con la Autoridad Portuaria deberá estudiarse el gálibo del puente y con el Ministerio de Defensa, la afección a la base del Copero
  • El principal condicionante de todos los estudios es la declaración de impacto ambiental que fue publicada el 1 de enero

El Gobierno central ha dado un nuevo paso para la tramitación definitiva del proyecto final del tramo entre Dos Hermanas y Coria del Río de la SE-40, que cruzará el Guadalquivir, optando de forma definitiva por la Alternativa A, es decir, un puente atirantado con las pilas fuera del cauce del río, iniciando el expediente para desarrollar el anteproyecto y definir los aspectos estéticos del viaducto, el gálibo final que tendrá, su incidencia sobre la actividad portuaria y la base militar del Copero y su impacto ambiental en colaboración con la Junta, entre otros aspectos.

Así se desprende de la resolución de la Demarcación de Carreteras del Estado en Andalucía Occidental, que ha hecho público el anuncio de aprobación del expediente de información pública y oficial, y de aprobación definitiva del Anteproyecto “Autovía SE-40. Tramo: Dos Hermanas–Coria del Río”, aprobado provisionalmente mediante resolución de 20 de septiembre de 2022. Provincia de Sevilla. Clave: A0-SE-0010 y del que se ha hecho eco Manuel J. Florencio en su blog.

El puente, como ya anunció el ministro de Transportes Óscar Puente, tendrá un diseño atirantado, 3,6 kilómetros de recorrido, cuatro carriles por sentido, carecerá de pilas en la lámina de agua del río y contará con más de 70 metros de gálibo. Una vez aprobado el anteproyecto del puente, comenzará en breve la redacción del proyecto trazado y constructivo, al objeto de licitar las obras del tramo a finales de 2025, en la que se invertirían unos 500 millones de euros.

La resolución de la Demarcación de Carreteras pone en marcha la maquinaria para redactar todos los estudios que requiere el proyecto, teniendo en cuenta en primer lugar los condicionantes que se establecían en la Declaración de Impacto Ambiental, publicada el 1 de enero de este año. Así, en primer lugar, “se avanzará en el nivel de detalle de la definición de la actuación, y en la constructibilidad de la misma. Asimismo, se profundizará en el análisis de los aspectos estéticos del viaducto y su integración en el medio para la alternativa que finalmente se desarrolle”.

Así, el estudio del gálibo de navegación del viaducto debe redactarse “de manera coordinada con la Autoridad Portuaria de Sevilla”, buscando que se permita tanto la operación actual y futura esperable del Puerto de Sevilla como la mejor funcionalidad de la autovía SE-40”, mientras que en coordinación con el Ministerio de Defensa deberán desarrollarse los estudios de detalle de la pista de la base militar de El Copero, incluyendo la “consideración de una futura ampliación de la longitud de la pista a 800 m, verificándose el cumplimiento de las servidumbres aeronáuticas”.

Con la Dirección General de la Costa y el Mar, deberán obtenerse el “título habilitante para la utilización del dominio público marítimo-terrestre, la autorización de ocupación de la servidumbre de protección y la salvaguarda de la servidumbre de tránsito, de acuerdo con lo establecido en la Ley 22/1988 de Costas”, mientras que también será necesario tramitar “la utilización de terrenos de dominio público portuario” para el desarrollo del anteproyecto.

También encarga el desarrollo de las “soluciones de continuidad de las infraestructuras de transporte existentes y planificadas que son afectadas por este tramo de autovía SE-40, en coordinación con los titulares, en particular en relación a las infraestructuras ciclistas”.

En coordinación con la Junta de Andalucía se deberán realizar varios estudios. Con la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul deberá estudiarse con su Departamento de Vías Pecuarias “la continuidad de la vía pecuaria Cañada de la Isla Menor, incluyendo las actuaciones necesarias”, mientras que con la Delegación Territorial de Sevilla de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte se abordará la eliminación como zonas de vertido de tierras del anteproyecto de dos zonas de vertido, la 8 y 9 y zonas de préstamos en P-1 La Puebla y P-5 Lugar Nuevo, “que afectan a los bienes poligonales denominados El Pozo, Lugar Nuevo VII y Lugar Nuevo VIII”.

Además, durante la ejecución de la obra, “se mantendrá la coordinación con el Servicio de Espacios Naturales Protegidos de la Junta de Andalucía en materia de gestión ambiental” y también se llevará a cabo una “Auditoría de Seguridad Viaria al proyecto que desarrolla la solución prevista en el Anteproyecto” tras incorporarse los aspectos ambientales.

La resolución de la Demarcación de Carreteras no es completamente definitiva al habilitar un plazo para interponer un recurso potestativo de reposición, para el que hay un mes de plazo, o bien recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, con un plazo de dos meses a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, “sin que quepa formular el recurso contencioso-administrativo hasta que sea resuelto expresamente o se haya producido la desestimación presunta del recurso de reposición interpuesto”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN