El tiempo en: Sevilla
26/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Un solo propietario gestiona 161 de las 7.158 viviendas turísticas de Airbnb en Sevilla

Se hace llamar Nacho y alquila 161 apartamentos de Sevilla capital en la plataforma Airbnb: podría facturar hasta 2.300.000€ cada año

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Foto: María José López (EP) / Gráfico: Inside Airbnb
  • El 74,4% de los anuncios listados en Sevilla pertenecen a usuarios que gestionan varias propiedades
  • 43 de ellos controlan más de una veintena de viviendas

La de las viviendas turísticas es una enfermedad que se contagia con rapidez. Sus síntomas más visibles son esas cajas con códigos numéricos que pueden verse colgando de cualquier ventana o reja de las calles más céntricas. La proliferación de plataformas digitales que facilitan el alquiler de estos alojamientos por noche, unida a la falta de acción legislativa que pueda limitar su impacto en la convivencia y evitar el éxodo de los vecinos de sus barrios, la convierten en una de las mayores amenazas de nuestras ciudades.

En Sevilla capital hay un total de 8.778 inmuebles registrados como viviendas de uso turístico (VUT). Tan solo en Airbnb, la plataforma de alquiler de este tipo de viviendas más utilizada en el mundo, hay 7.158 alojamientos en la capital hispalense.

Cada apartamento turístico es reservado una media de 98 noches al año, con un ticket promedio de 190€ por noche. Si tomamos como ejemplo a Nacho, el usuario que más alojamientos gestiona en la ciudad -un total de 161-, en el último año pudo ingresar hasta 2.300.000€ por el alquiler de estas viviendas turísticas en la ciudad.

Pero Nacho no es una excepción. El 74,4% de los anuncios listados en Sevilla capital pertenecen a usuarios que gestionan varias propiedades. Solo 1.830 viviendas de las 7.158 dadas de alta pertenecerían a propietarios con un único alojamiento a su nombre.

Detrás de cada anuncio en Airbnb debe encontrarse una persona física cuya identidad haya sido verificada. La plataforma no fue ideada para su uso profesional, aunque este es más que evidente. Muy máquina tiene que ser Nacho para limpiar 161 alojamientos a diario. Todos ellos, por cierto, con impecables fotos de revista. Detrás de su perfil público, registrado hace 10 años en la plataforma, encontramos una amable y cercana biografía personal escrita en español, inglés y francés.

“Hola me llamo Nacho y soy de Sevilla. Me apasiona el deporte, sobre todo el fútbol y el padel, al cual entreno. También me encanta viajar y conocer nuevos sitios, pero sobre todo lo que mas me gusta es mi ciudad, Sevilla. Me encantaría que pudieseis descubrir todos los maravillosos lugares. Mi finalidad es la de hacer posible una estancia cómoda y placentera para disfrutar al máximo de vuestra visita”

Nacho es uno de los 43 perfiles en la plataforma que gestionan más de una veintena de alojamientos en Sevilla capital, acumulando el 22,2% del total de las viviendas ofertadas. Son algunos de los datos que se extraen de Inside Airbnb, un proyecto colaborativo que tiene el objetivo de proporcionar datos sobre el impacto de la plataforma en las comunidades residenciales. También obtenemos que el 98,2% de los alquileres se cierran a corto plazo, con estancias de entre una y dos noches de media. A partir de la tercera noche la estadística de pernoctación es residual.

Sevilla tiene capacidad para albergar hasta 23.622 viviendas de uso turístico en sus barrios, según un informe reciente ofrecido por la Gerencia de Urbanismo, si bien algunos de los que pertenecen al distrito Casco Antiguo registran ya un excedente de hasta 2.500 viviendas. Si comparamos las 8.778 viviendas legalmente inscritas con los 7.158 alojamientos ofertados en Airbnb, de tratarse estas de viviendas dadas de alta correctamente como VUT -algo que no podemos garantizar-, estaríamos hablando de que el 81,54% del total de estas viviendas se ofrecería a través de una sola plataforma.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN