El tiempo en: Sevilla
Lunes 15/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Podemos pide gravar a los grandes tenedores de pisos turísticos

Entre sus alegaciones a la ordenaza incluye la desprivatización a cambio de justiprecio de inmuebles cuyos propietarios posean más de diez pisos

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Buscan que desaparezcan los candados de las fachadas. -

La líder de Podemos Sevilla y concejala en el Ayuntamiento, Susana Hornillo, ha criticado esta martes que el proyecto de ordenanza de regulación de pisos turísticos del Partido Popular no aborde la "imperiosa necesidad" de reducir el número de estos alojamientos en el Casco Histórico de la ciudad, zona en la que el porcentaje VFT respecto a usos residenciales no sólo sobrepasa los estándares aceptables sino que ha convertido los barrios en un "infierno" para la población local.

En este sentido, Podemos ha propuesto en el marco de sus alegaciones una serie de medidas encaminadas a gravar a los grandes tenedores de vivienda turística así como a recuperar parte de las mismas para restablecer la convivencia en los barrios. Según ha explicado la dirigente de la formación morada, la medida sería de aplicación en los 14 barrios de Sevilla que superan el diez por ciento de Viviendas de Uso Turístico -empezando por aquellos catalogados por Emvisesa como zona de Alto Esfuerzo Familiar- y propone como principal factor de decrecimiento la desprivatización a cambio de justiprecio de inmuebles cuyos propietarios posean más de diez pisos, según recoge la formación en una nota de prensa.

De este modo, como apuntan desde Podemos, se alivia la carga turística sobre los barrios tensionados por el turismo, al tiempo que se ampliaría el parque inmobiliario municipal para destinar estos pisos de nueva incorporación al alquiler accesible para jóvenes de la ciudad.

En esta línea, Hornillo ha recordado que el mercado de las VUT está en manos mayoritariamente de grandes tenedores (según datos de Inside Airbnb, el 90% de los ofertantes de VUT poseen diez viviendas o más en la ciudad de Sevilla), una circunstancia que produce la concentración de la riqueza en muy pocas manos "mientras que la población local se ve forzada a buscar residencia en municipios del área metropolitana".

Así, desde Podemos Sevilla también han defendido la aplicación de recargos progresivos del IBI a multipropietarios de vivienda, de tal forma que a partir del segundo piso turístico se incremente el valor de este impuesto en diez euros / metros cuadrados / año, y un aumento del 50% de este valor a partir de la tercera. Asimismo, entre las alegaciones de Podemos Sevilla también se encuentra la restricción de nuevas viviendas turísticas en todas la ciudad cuando se alcance el 5 por ciento de las mismas respecto al conjunto residencial.

Esta propuesta implicaría de facto una moratoria inmediata sobre la invasión de estos negocios que sufren los barrios y permitiría abordar desde la calma política y social el modelo de crecimiento, convivencia y turismo ordenado que necesita Sevilla para las próximas décadas. Aplicación Ley de Vivienda Por último, Hornillo ha reclamado al alcalde Sanz que "deje de boicotear" la Ley de Vivienda y emprenda su aplicación efectiva en la ciudad para poner coto a los abusos en el precio del alquiler derivados, en gran medida, de la expansión de las viviendas de fines turísticos.

Según ha apuntado la concejala, la declaración del estatus de zona tensionada en los barrios donde el esfuerzo familiar para pagar la vivienda supera el 30 por ciento de sus ingresos --como establece la Ley impulsada por Ione Belarra-- es "una necesidad de primer orden para fomentar el arraigo", por lo que ha instado al primer edil a "anteponer en sus políticas los problemas reales de la gente que vive y trabaja en Sevilla los 365 días del año".

En este sentido, Hornillo ha afirmado que, según datos del Sistema Estatal de Referencia de Precios de Alquiler de Vivienda, en caso de aplicación de la Ley de Vivienda en Sevilla, el alquiler de un piso de 45 metros cuadrados en la calle Feria bajaría de los 820 que se piden actualmente a 578 euros; un piso de 66 metros cuadrados en la Macarena bajaría de 800 a 548 euros; mientras que un piso de 90 metros cuadrados en Rochelambert bajaría de 780 a 643 euros.

"El alcalde de Sevilla tiene en sus manos una herramienta muy valiosa para hacer que jóvenes y mayores sigan viendo esta ciudad como un lugar para quedarse", ha señalado la líder de Podemos, que ha animado a Sanz a "apartarse de las directrices del PP y dejar de maltratar a los vecinos de Sevilla".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN